Los futuros Mercedes-AMG eléctricos contarán con novedosos motores de flujo axial para diferenciarse de sus rivales

Los futuros Mercedes-AMG eléctricos contarán con novedosos motores de flujo axial para diferenciarse de sus rivales
22 comentarios

Mercedes quiere convertirse en una marca 100% eléctrica para 2030 "en los mercados donde las condiciones lo permitan", matizan desde Mercedes-Benz. En todo caso, la marca de la estrella quiere ofrecer un modelo eléctrico de batería en cada segmento del mercado en los que está presente a partir de 2025.

Para ello, el fabricante alemán adquirió el pasado mes de julio la empresa británica Yasa, especializada en el diseño y fabricación de motores eléctricos de flujo axial. Pero esos motores no se fabricarán en el Reino Unido, sino en su factoría de Berlín. Estos motores serán también los que animen los futuros Mercedes-AMG eléctricos.

Así, el fabricante de fabulosos V12, de exuberantes V8, de 6 cilindros en línea de más de 400 caballos y del 4 cilindros de producción más potente del planeta, abandonará todo eso en 2030.

Todo eso está muy bien, pero cómo hará Daimler para convencer a sus clientes de pagar más por un Mercedes que equipa un motor eléctrico similar al que ofrece la competencia generalista. Fácil, inundando sus coches de tecnología.

Además de una plataforma dedicada para los futuros eléctricos y de una conducción autonóma de al menos nivel 3, como ya ofrece en Alemania el actual Mercedes Clase S, el grupo Daimler tiene también la intención de ofrecer motores especiales. Motores eléctricos, sí, pero que sus rivales no tienen o no dominan. De ahí que Daimler haya comprado Yasa.

Mercedes AMG motor flujo axial Yasa

Con sede en el Reino Unido, Yasa (por "Yokeless And Segmented Armature") fue fundada en 2009 por Tim Woolmer y está especializada en el diseño de máquinas eléctricas. Yasa dará a Mercedes-Benz acceso a la tecnología de los motores eléctricos de flujo axial. Esto debería permitir a los Mercedes destacar en un futuro por sus motores, tal y como hacen en la actualidad.

¿Qué es un motor de flujo axial?

En un motor radial, como los que ya usan los coches eléctricos, el rotor móvil en forma de tubo y formado por imanes gira dentro de un estator fijo, provisto de bobinas electromagnéticas. Entre ellos hay pequeños espacios de aire. Las bobinas electromagnéticas funcionan como polos magnéticos alternos. Estos polos interactúan con el flujo magnético alterno de las bobinas del estator, lo que produce una rotación del rotor y, por tanto, del motor.

AMG Motor flujo axial Yasa

El motor eléctrico de flujo axial tiene una geometría y una configuración muy diferente con respecto a un motor radial. El motor axial se distingue por su disco de estator intercalado entre dos discos de rotor. Aquí también hay espacios entre estos dos elementos.

Simplificando al extremo, el motor axial es como un radial pero invertido. En el motor radial, es el tubo que hay dentro de las bobinas que gira, mientras que en el axial, son los dos discos exteriores que giran al rededor del disco con el bobinaje.

A nivel visual, un motor radial recuerda al tambor de una lavadora, mientras que un motor radial tiene un aspecto de discos aplastados o de disco de embrague realmente espeso o de un volante de inercia.

Ventajas e inconvenientes de un motor de flujo axial

Mercedes AMG motor flujo axial Yasa

En términos prácticos, esto hace que un motor axial sea más compacto, más eficiente y con mayor potencia con respecto a su peso y tamaña frente a un radial. Por otro lado, esta compacidad y el mayor diámetro de los discos conllevan nuevas dificultades en cuanto a la estabilidad y la refrigeración del conjunto.

Yasa está trabajando en la refrigeración de aceite. En la actualidad, la investigación sobre los materiales a utilizar es larga y costosa y, como suele ocurrir, las primeras aplicaciones concretas se reservan para los productos de gama alta. En Mercedes, serán los deportivos eléctricos firmados por AMG.

Mercedes AMG motor flujo axial Yasa

Los primeros Mercedes-AMG equipados con un motor eléctrico de flujo axial podrían tener por base la próxima generación de compactos de emisiones cero del fabricante alemán. Se basarán en una nueva arquitectura modular, diseñada exclusivamente para los coches eléctricos. El primer modelo en utilizarla está anunciado para 2025.

Las prestaciones del motor de flujo axial tendrán que estar a la altura de la promesa de Yasa si quieren que nos olvidemos del bloque M139 de los actuales modelos Mercedes-AMG 45, el motor de cuatro cilindros en línea más potente del mundo y sus 421 CV.

Y hablo del 4 cilindros, porque si bien no cabe duda que los motores de Yasa tendrán la misma patada y todavía más par motor que los actuales V8 AMG, la banda sonora de los V8 seguirá siendo insuperable. Tanto es así que es una de las señas de identidad de la marca. Por otra parte, cabe preguntarse qué pasará con la tradición de AMG de "una persona, un motor" cuando lleguen los motores axiales a Affalterbach.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-AMG CLA 35 4Matic Shooting Brake, 306 CV de estilo y deportividad en formato familiar

Temas
Inicio