Publicidad

Silencio, que arranca: Mercedes-AMG estrena el Emotion Start en sus nuevos coches para aumentar el rugido del V8

Silencio, que arranca: Mercedes-AMG estrena el Emotion Start en sus nuevos coches para aumentar el rugido del V8
11 comentarios

Lo confieso. Soy adicto al rugido de los V8. No hay nada como encender por las mañanas el V8 de un Mercedes-AMG 63 y que retumben en las paredes del parking con los bramidos de esa pieza de orfebrería. Sí, es pueril y al mismo tiempo es placentero, es como un instinto básico.

Y en Mercedes-AMG saben que forma parte de las cosas que su clientela aprecia especialmente en sus producciones. El problema es que, una vez el motor está caliente, ese rugido intimidante inicial se convierte en un gruñido apenas más elevado que cuando el coche está en ralentí.

Mercedes Amg C 63 2000 1 Foto: Guillermo Cruzado

La solución, en estos casos, es poner dos veces el contacto (pulsando el botón de encendido sin pisar el freno), pulsar la tecla que abre las válvulas de los escapes o ponerlo en modo Sport+, pisar el freno y despertar el motor. Eficaz, pero engorroso. Ya que por defecto, siempre arranque en modo Confort, es decir, con el bozal puesto.

Ahora, en los nuevos AMG C 63, GLC 63 y GLE 63, todos equipados con el Emotion Start, basta con pulsar una de las levas del cambio -da igual cual- al mismo tiempo que encendemos el coche para que ese V8 fabricado a mano se exprese libremente.

Más emoción para el V8 AMG

Mercedes Amg Emotion Start

Eso sí, después de la secuencia de arranque, las válvulas se vuelven a cerrar. Entonces, habrá que pulsar la tecla de apertura de los escapes o seleccionar uno de los modos de conducción que mantiene abiertas las válvulas (Sport, Sport+ o Race en el caso de que sea un C 63 S, por ejemplo).

Mercedes Amg C 63 Emotion Start
Mercedes Amg C 63 2000 Foto: Guillermo Cruzado

Pulsando una de las levas lo que hacemos es activar el Emotion Start. Así, las válvulas de los escapes se abren y el motor sube 200 a 300 rpm más de lo normal al arrancar. Normalmente, al encender el V8 4.0 litros biturbo, este sube hasta las 1.800 rpm para enseguida bajar al ritmo de ralentí, al rededor de 1.000 rpm.

Sin embargo, con el Emotion Start, el V8 sube hasta las 2.000 vueltas. Vamos, nada que el motor no pueda encajar, incluso en frío. De hecho, para los que les gusta dar acelerones en parado, el Emotion Start no modifica el límite electrónico del que goza el motor en estos casos: no pasará de las 4.000 vueltas.

Mercedes Amg C 63 Emotion Start
Mercedes Amg C 63 Emotion Start

De todos modos, ahí sí que no es recomendable hacerlo en frío. Y es que a pesar de su modernidad y trucos como el Emotion Start, los motores AMG tiene un cierto toque old school. Por ejemplo, son de los pocos motores en los que todavía se recomienda hacer un rodaje cuando son nuevos.

Concretamente, no pasar de 4.500 rpm los 1.500 primeros km, o sea nada de acelerar a fondo ni Launch Control. Después de esos 1.500 km, lógicamente, toca cambiar el aceite y los filtros. En los modelos más mundanos es algo que ya no se hace, pero estamos hablando de un motor fabricado a mano por una sola persona; de ahí que el motor lleve una placa con su firma.

AMG: un motor, una persona

Mercedes Amg C 63 Emotion Start

Tan sólo hay unas 200 personas en AMG que fabrican motores y por tanto tienen una placa con su nombre. Y es que no cualquiera sirve para ensamblar los V8 4.0 litros, los V12 de los AMG S65, así como el V12 biturbo del Pagani Huayra y el V8 de los AMG GT3.

Y desde hace poco el 4 cilindros M139 que equipa, por ejemplo, los Mercedes-AMG A 45 S y CLA 45 S de 421 CV también salen de Affalterbach y son ensamblados por un solo operario. El resto de 4 cilindros y V6 AMG los fabrica Mercedes-Benz en la misma línea de montaje que el resto de motores de su gama.

Para ser uno de los elegidos o elegidas (tan sólo hay cinco mujeres), es preciso pasar por una formación de tres años y medio en la escuela de AMG, para luego perfeccionar los gestos y la práctica montando y desmontado el mismo motor una y otra vez durante cuatro meses. Y si al finalizar, la persona es considerada apta, pasará a montar los motores y podrá firmar los motores que ensamble.

Mercedes AMG Emotion Start

El proceso de fabricación es estricto, con verificaciones continuas, un sistema que le recuerda al operario en qué fase del montaje está y otro que guarda un registro de todas las herramientas utilizadas en el proceso y qué fuerza aplicó la persona (por ejemplo, si un tornillo ha sido apretado con demasiado o poco par). Así, si hubiese un problema a lo largo de la vida del motor se puede saber si todo el proceso ha sido correcto o de lo contrario saber qué fallo cometió quién y cuándo.

La idea no es tanto buscar un culpable, sino que la persona que ensambla un motor busque siempre la perfección, pues ese motor es SU obra (nadie más que esa persona puede tocar ese motor, aunque esté de baja, el motor esperará a que vuelva) y por eso lleva su firma, cual artista.

Words are singularly the most powerful force available to humanity. We can choose to use this force constructively with words of encouragement, or destructively using words of despair. Words have energy and power with the ability to help, to heal, to hinder, to hurt, to harm, to humiliate and to humble. Doing Good is a simple and universal vision. A vision to which each and every one of us can connect and contribute to its realisation. A vision based on the belief that by doing good deeds, positive thinking and affirmative choice of words, feelings and actions, we can enhance goodness in the world. Words, they have the power to build people up, confine people to where they are, and break people down. Choose your words carefully before you utter them to others but most importantly the words you utter to yourself must be positive. Instill belief and hope within yourself. Best your Mike Handcrafted by Michael Kübler @f1mike28 in Germany Affalterbach. Driving Performance is my Passion Mercedes-AMG the Performance and Sports Car Brand from Mercedes-Benz and Exclusive Partner for Pagani Automobili. Mercedes-AMG Handcrafted by Racers. Amazing shots by my dear friend @herminsche308

Tanto es así que uno de los 200 mecánicos que fabrican motores en AMG es más famoso que algunos artistas, tiene unos 236.000 seguidores en Instagram. Su nombre es Michael Kübler (@f1mike28). De los 200 mecánicos de AMG, sólo hay tres que pueden fabricar el V12 del Pagani Huayra y otros tres que pueden montar los V8 de competición, pero solo uno de ellos puede fabricar cualquiera de los dos propulsores. Y es Michael Kübler.

Al final, saber que bajo el capó hay una obra de arte realizada por un artista puede ser tan emocionante como el despertar del V8. Para muchos clientes, quién ha fabricado su motor es casi tan importante como el propio coche.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-AMG C 63 S Coupé: 510 CV de visceralidad para un deportivo que emociona | Probamos el Mercedes-AMG GT 63 S de cuatro puertas: 639 CV y 200.000 euros de contundencia y lujo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios