Publicidad

El Tesla Model S promete una actualización para septiembre que le permitirá superar los 640 km de autonomía

El Tesla Model S promete una actualización para septiembre que le permitirá superar los 640 km de autonomía
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Últimamente, parece que Tesla fabrique solo un único modelo, el Model 3. Es como si nos hubiéramos olvidado de los Model S y Model X. En Tesla, obviamente, no se han olvidado de ello. De hecho, están saliendo a la luz los primeros detalles de las mejoras que equipará el actualizado Model S para 2020, cuya producción comenzaría este mismo mes de septiembre.

Esta primera mitad de 2019 no está siendo un año fácil para la marca. Entre controlar al máximo los gastos y seguir lidiando con la logística de cómo enviar los coches a sus clientes, Tesla debe además poner en marcha la producción del Model Y. Y en medio de todo esto, también tienen que otorgarle una actualización al Model S para mantenerlo vivo en el mercado.

Tesla Model Y

Comenzar a fabricar y vender el Model Y en 2019 es casi una necesidad para Tesla. Cuando antes entre en el mercado de los SUV y vaya a por la clientela de los BMW X3, Audi Q5 y e-tron y Mercedes GLC, mejor para la empresa. Sin embargo, la compañía prácticamente todavía no ha encargado las máquinas y equipamiento en general necesarios para la producción del Model Y en la fábrica de Fremont, según conversaciones de empleados de Tesla con CNBC.

Elon Musk sugirió que el Model Y probablemente se fabricaría en Fremont, pero oficialmente Tesla no ha empezado aún a reorganizar o preparar la producción en Fremont. Y es que para poder ensamblar el Model Y es preciso que el Model S y el Model X se hagan en la misma línea de montaje.

Actualmente, se fabrican en dos líneas de montaje separadas y ocupan mucho espacio. Una situación que se debe, en parte, a la gran cantidad de elementos que los componen, sobre todo el Model X cuyas puertas traseras en alas de halcón son particularmente complejas de montar.

Mientras tanto, Tesla debe ofrecer algo nuevo. Y ese algo nuevo sería un profundo restyling del Model S. El objetivo es conservar su posición en el segmento de las berlinas de lujo e intentar crecer en ese segmento.

640 km de autonomía y motores con la tecnología del Model 3

Tesla Model S

La actualización más evidente, pero que no se verá (y que en Tesla insinuaron durante la prueba del Model 3 Performance en el Paul Ricard) será la de nuevos motores, aplicando la tecnología y la experiencia adquirida con el Model 3. Y es que el Model 3 es actualmente uno de los coches eléctricos más eficientes del mercado, junto con los Hyundai Ioniq y Kona EV y Kia e-Niro.

Por tanto se podrá esperar un consumo más bajo y por ende una autonomía superior. De hecho, en CNCB hablan de una autonomía de 400 millas (643 km), cuando la versión Long Range se queda en 370 millas (595 km) en ciclo EPA. 50 km pueden parecer poco, pero sigue dejando a Tesla como líder en términos de autonomía y de gestión energética.

Tesla Model 3 El Model S heredaría un diseño similar al del Model 3, en la imagen, para su interior.

Otro cambio importante que mencionan los empleados de Tesla se vería a bordo del coche. La pantalla central del Model S pasaría a ser horizontal, al estilo del Model 3, y el salpicadero tendría un diseño tan minimalista como el del Model 3.

Es lógico pensar, por otra parte, que una vez lanzada la actualización del Model S, ésta llegue también al Model X. Al fin y al cabo, comparten motores y salpicadero.

En cuanto al diseño exterior, todavía no se ha filtrado ninguna información acerca de sus posibles cambios. En todo caso, algún cambio debería haber, suficiente como para diferenciar los nuevos modelos de los actuales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir