Publicidad

El Audi Q5 55 TFSIe híbrido enchufable de 367 CV es lo más parecido a un SQ5 gasolina que veremos en Europa

El Audi Q5 55 TFSIe híbrido enchufable de 367 CV es lo más parecido a un SQ5 gasolina que veremos en Europa
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

En el pasado Salón de Ginebra, Audi desveló las variantes híbridas enchufables de sus nuevos Q5, A6, A7 Sportback y A8. El primero en llegar al mercado es, sin embargo, el Audi Q5 55 TFSIe, una versión más potente (367 CV) y con una puesta a punto deportiva del Q5 híbrido enchufable que vimos en Ginebra. Este nuevo Audi Q5 55 TFSIe es, digamos, la versión S del híbrido enchufable.

Los Audi híbridos enchufables desvelados en Ginebra comparten el mismo sistema de propulsión. Combina un motor gasolina sobrealimentado por turbo con un motor eléctrico integrado en la transmisión asociado a una batería de iones de litio ubicada bajo el maletero, cuya capacidad es de 14,1 kWh en todos los casos (si bien en el caso del Q5 las celdas son distintas a las de las baterías de las berlinas). La carga de estas baterías anuncia un tiempo de 2 horas en un cargador de 7,2 kW.

Sin embargo, el Q5 55 TFSIe, utiliza un 4 cilindros gasolina de 2.0 litros sobrealimentado por turbo de 252 CV y 370 Nm de par. Va asociado a un motor eléctrico de 105 kW y de 350 Nm de par y una batería de 14,1 kWh. El motor eléctrico y el embrague de acoplamiento se integran en la caja de cambios S-tronic de siete relaciones.

La potencia combinada del sistema culmina en 270 kW (367 CV) y entrega un máximo de 500 Nm de par desde 1.250 rpm. La tracción integral da prioridad al eje delantero, activando el eje posterior únicamente en caso de necesidad (fuerte aceleración, baja adherencia). Este Q5 cubre el 0 a 100 km/h en 5,3 segundos; la velocidad máxima siendo de 239 km/h.

Predecir el trayecto para ser más eficiente

Audi Q5 Tfsie

El Q5 55 TFSIe equipa el asistente predictivo de eficiencia (PEA: predictive efficiency assistant). Este sistema ajusta le recuperación de energía cinética a cada situación. Es algo que ya hemos visto en otros modelos de Audi, como el A7 Sportback o el Audi Q8 y que en función de la ruta que seguimos -por ejemplo, en autopista-, los datos del navegador y la distancia con el vehículo que circula delante (controlado por cámara de vídeo y radar), el coche circulará en el modo de marcha por inercia o bien aplicará la frenada regenerativa, convirtiendo la energía cinética en electricidad para recargar la batería.

Audi Q5 Tfsie

El sistema de propulsión eléctrico es similar al del Audi e-tron. Y Audi asegura que se puede recuperar hasta 80 kW con las frenadas regenerativas. En modo de conducción 100 % eléctrico, el acelerador tiene un respuesta háptica que nos indica hasta qué punto debemos acelerar para una conducción eficiente. Claro que siempre podemos pasar de esa resistencia y acelerar con decisión, para adelantar, por ejemplo.

Autonomía en modo eléctrica superior a 40 km

En modo eléctrico, el Q5 55 TFSIe dispone de una autonomía superior a los 40 km, según indican en Audi. Lo que permitiría a este Q5 disponer de la etiqueta medioambiental “cero emisiones”, como si fuese un coche 100 % eléctrico. En modo eléctrico, el coche puede alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h, más allá, el motor de combustión despierta y pasa al modo híbrido.

Audi Q5 Tfsie

Como todo coche eléctrico o híbrido enchufable, la compra de uno de estos vehículos tiene sentido si disponemos de un punto de carga en casa. Por eso Audi ofrece en opción un soporte de pared con cerradura para el sistema de carga.

¿Y los tiempos de carga de la batería? En una toma de corriente doméstica de 220 voltios, la batería completamente descargada puede recargarse en aproximadamente unas seis horas. Si al contrario optamos por una toma de corriente industrial CEE con 400 voltios y 16 amperios, la carga de la batería lleva tan solo 2,5 horas. El cargador integrado en el vehículo recarga la batería de iones de litio con una potencia máxima de 7,4 kW.

Audi Q5 Tfsie

En los viajes, además de poder contar con el motor de gasolina, también es posible recargar la batería con el servicio Audi e-tron Charging Service. Éste da acceso a unos 100.000 puntos de carga en Europa. Para utilizarlos, únicamente es necesario disponer de una sola tarjeta, independientemente del proveedor.

Audi ya admite pedidos para el Audi Q5 TFSIe quattro, cuyo precio de base es de 66.060 euros. Su introducción en el mercado está prevista para el tercer trimestre de 2019.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir