Compartir
Publicidad

Jaguar-Land Rover podría sumarse a Citroën, Peugeot y Opel como la marca premium de PSA

Jaguar-Land Rover podría sumarse a Citroën, Peugeot y Opel como la marca premium de PSA
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El grupo PSA quiere más. La familia compuesta por Peugeot, Citroën y Opel puede que dentro de no mucho tenga un nuevo integrante porque al parecer el conglomerado estaría planteándose la opción de comprar Jaguar-Land Rover a Tata Motors.

La firma británica de coches premium está haciendo un buen trabajo con su gama de productos. Además de coches de alta gama, SUV de lujo y con nombres tan icónicos como el Land Rover Defender en el que ya están trabajando para resucitar en 2019 también tienen coches eléctricos e híbridos, y ese paquete le interesa a PSA.

PSA y Jaguar-Land Rover están un poco más cerca

Jaguar I-PACE diámica

De momento no hay confirmación oficial por ninguna de las partes, pero una serie de documentos filtrados a Press Association habrían revelado que el grupo PSA está moviendo ficha para incluir en su cartera de marcas a Jaguar-Land Rover. Estos documentos detallarían la simbiosis entre ambas marcas y cinco beneficios de un escenario en el que JLR fuera parte de PSA, aunque los franceses han negado tener conocimiento de esos documentos.

Ante esta situación, desde Press Association se pusieron en comunicación con Jaguar-Land Rover y allí un representante de la marca aseguró que "las cosas se están moviendo muy rápido a puerta cerrada". En Tata Motors, propietaria de JLR subrayaron que "los rumores no son ciertos", mientras que desde el otro lado, en PSA, se ha apuntado que "no hay ninguna prisa en hacerse con JLR", aunque si ven la oportunidad apropiada como ocurrió con Opel lo tendrán en cuenta.

Concept 508 Peugeot Sport Engineered

En 2017 PSA se hizo con la propiedad de Opel/Vauxhall. El conglomerado francés compró a General Motors la marca alemana después del consabido descontento de GM por la ausencia de rentabilidad de la marca alemana. En 2016 Opel perdió 240,6 millones de euros sólo en Europa para ser rentable en 2018 y generar 859 millones de euros de beneficio.

PSA cuenta con el respaldo del estado francés, quien ostenta un 13,68% del capital, un soporte financiero que está alentando la estrategia de expansión del grupo. De momento con el movimiento sobre Opel les ha ido bastante bien, y parece que quieren seguir por el mismo camino para convertirse en un grupo aún más poderoso. En el mundo globalizado la concentración de marcas es vital.

Es obvio que dentro del modelo de negocio de PSA aún falta una marca realmente premium y Jaguar-Land Rover podría ser una muy buena opción, pero el interés de Tata Motors en JLR es creciente a medida que su posición se va reforzando con modelos tan interesantes como el Jaguar i-PACE o el nuevo Range Rover Evoque que apunta a ser tan exitoso como la generación a la que reemplaza. Aún así, JLR está en horas bajas y es un hecho cierto que PSA está buscando nuevos aliados.

La oferta de coches eléctricos e híbridos en JLR parece ser otra de las cuestiones que interesan a PSA, pudiendo aprovecharse de sus tecnologías si finalmente llegan a un acuerdo. Y es que el i-PACE es ahora mismo la niña bonita de JLR, ya que el SUV eléctrico ganó el premio al Coche del Año (europeo y mundial) y ha vendido 9.292 unidades en sus 11 primeros meses de vida.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio