Compartir
Publicidad
Publicidad
Hijo mío, hay que admitirlo: así serán los coches cuando seas mayor
Industria

Hijo mío, hay que admitirlo: así serán los coches cuando seas mayor

Publicidad
Publicidad

En los tiempos que nos ha tocado vivir, la movilidad está cambiando a pasos agigantados. Estamos en un momento clave en el devenir de la sociedad moderna, en la que los coches están mutando drásticamente tanto en sus funciones y prestaciones como en el lo que supone tener un vehículo en propiedad.

Hace dos semanas nació mi primer hijo. En esas múltiples reflexiones que un padre primerizo hace sobre cómo será la vida de ese ser en los próximos años, me planteaba si el primogénito seguirá con el legado inciado por su abuelo, reconocido periodista de motor, y continuado por su padre, también trabajando en comunicación del mundo del automóvil. Viendo que así serán los coches cuando él sea mayor, veo complicado que pueda dar continuidad a ese legado.

Hijo mío, no nos engañemos, el coche como lo hemos conocido hasta que has nacido tiene los días contados. Recuerdo que cuando cumplí 18 años no tardé ni 5 días en sacarme el carnet de conducir "de coche". Antes había tenido el de ciclomotor a los 14 años y el de moto de 125 c.c desde los 16 años.

Porsche 911 2016 Toma Contacto

En mi época tener carnet de conducir y un vehículo, era sinónimo de libertad. Pero hoy en día la realidad ha cambiado demasiado. Los coches de combustión tienen los días contados, los eléctricos no terminan de despegar en un mercado como el español y el carsharing parece haberse convertido en la alternativa al coche en propiedad para los más jóvenes.

Jóvenes que ya no sueñan con sacarse el carnet de conducir al alcanzar la mayoría de edad como hacían sus padres y volar a sus anchas sin rumbo fijo por el simple placer de conducir. Los jóvenes de hoy en día prefieren encontrar un coche que le lleve de un punto A a un punto B a través de BlaBlaCar que tener un coche propio con el que poder moverse siempre que quieran.

Dentro de 18 años, cuando seas mayor de edad y teóricamente estés autorizado para conducir tras haberte sacado (o no) previamente el correspondiente carnet, ya no existirán muchos de los coches que conocemos hoy en día, y la mayoría de ellos habrán evolucionado convirtiéndose en autómatas que cumplirán órdenes a través de un ordenador.

¿Qué tipo de coches habrán dejado de existir cuando seas mayor?

Dentro de 18 años, hijo, ya no existirán coches urbanos como hoy los conocemos. Cuando naciste el smart fortwo era el auténtico icono de la movilidad urbana del Siglo XX y comienzos del XXI, pero dentro de 18 años habrá evolucionado hasta convertirse en el smart vision EQ fortwo, capaz de moverse sin volante ni pedales.

Smart fortwo

Los compactos, los coches que lideraban las listas de ventas a finales del Siglo XX, habrán desaparecido de la faz de la tierra dejando paso en su lugar a los SUV eléctricos y autónomos, cuyo embrión es un coche actual, el Tesla Model X. Sí, estamos en ese momento en que la sociedad ha elegido moverse en un coche como el Volkswagen T-Roc antes que en un Golf y eso, unido al desarrollo infinito de los SUV, llevará posiblemente a la extinción de los compactos.

Las berlinas y monovolúmenes, vehículos que destacan por su alta capacidad de transporte de pasajeros y carga, serán sustituídos por una especie de vagones de metro con ruedas que tendrán su origen en Sedric, un prototipo que Volkswagen mostró en el Salón de Ginebra de 2017.

Concept Car Sedric 4

Autónomo, eléctrico e inteligente, ese vehículo (porque no podemos seguir llamándole coche), es la punta de lanza del futuro del transporte individual de personas. Podrá ser utilizado como vehículo de movilidad compartida o como vehículo en propiedad, pero está muy lejos de lo que hoy conocemos por coche.

Los vehículos industriales serán los primeros en cambiar. Las furgonetas y furgones comerciales dejarán de ser vehículos básicos pensados para optimizar su capacidad de carga, pasando a ser vehículos eléctricos y en muchos casos autónomos que harán el reparto de mercancía según lo que les indique cada mañana el ordenador de la central donde están cargándose.

Ford Autolivery

Sí, como sospechas, antes había gente que se encargaba de hacer esa labor. Camioneros, transportistas y mensajeros que habrán sido sustituídos por drones y autómatas que harán su labor.

Deportivos sí, pero muy distintos a los de hoy

Por suerte, si nada se tuerce, habrá un tipo de coches que son los deportivos que seguirán existiendo. En 18 años debería seguir siendo posible conducir por el simple placer de hacerlo, los deportivos de entonces distarán mucho de los que en su momento probaba tu padre en Motorpasión. No tendrán motores de combustión, ya que habrán evolucionado primero a mecánicas híbridas y más adelante a mecánicas 100% eléctricas.

Renault Zoe e-Sport

El mejor ejemplo lo encontramos en Porsche. El 911, el deportivo por excelencia, habrá dejado paso a una versión híbrida que heredará la tecnología desarrollada por Porsche para el 918 Spyder, y más adelante se habrá convertido en un modelo 100% eléctrico en el que se aplicará el conocimiento adquirido con el Porsche Mission E.

Porsche Mission E Concept

Por suerte, si todo va medianamente bien y conseguimos mantener unos mínimos de cordura y respeto por la industria automovilística, las marcas de coches seguirán desarrollando modelos deportivos para utilizarlos como herramientas de imagen. Puede que ya no veamos superventas como los GTI de Volkswagen o los Cupra de SEAT, que tal vez sigan fabricándose en ediciones limitadas dirigidas a los verdaderos amantes del automóvil, pero sí se seguirá utilizando la deportividad y las prestaciones como argumento de marketing.

¿Cómo serán los coches del futuro?

Cuando yo era jóven las películas de ciencia ficción adelantaban que los coches de hoy en día volarían, pero la realidad nos dice que la evolución de la industria automovilística no va por ahí, a pesar de que algún fabricante está metiendo la cabeza en eso de los cacharros que vuelan.

smart vision EQ fortwo concept

Los coches seguirán circulando por las carreteras, con las ruedas bien pegadas al asfalto, pero lo harán de una forma completamente distinta a cómo lo hacen hoy en día. Lo primero que debes tener en cuenta es que los coches serán conectados, tanto entre ellos como entre ellos y las infraestructuras y el mundo exterior a través de Internet.

La era de los coches inteligentes está a la vuelta de la esquina, coches que en cuanto la legislación lo permita, circularán de forma autónoma, recibiendo a través de Internet información que les permitirá tomar sus propias decisiones en temas como la ruta elegida para ir de casa al trabajo, que se adaptará a la densidad del tráfico en tiempo real.

Coche conectado con otros coches

Los coches estarán conectados con la vía, para poder adaptar su velocidad por ejemplo a los ritmos de paso que marcan los semáforos. Igual que se acabarán los atascos, se acabará aquello de ir muy rápido para después detenerse 2 minutos en un semáforo; entre ellos decidirán a qué ritmo debe acercarse el coche y cuanto tiempo deben permanecer detenidos para que sea óptimo.

El Internet de las cosas permitirá que tu coche esté conectado con tu nevera, de forma que ésta le indique que debes pasar por el supermercado cuando la leche escasee en sus cajones. El coche te lo recordará y tu podrás decidir a golpe de click si quieres que la ruta de vuelta desde el trabajo hasta casa planifique una parada en el supermercado o en cambio, si quieres pedir la leche por Internet y que te la entreguen automáticamente en el maletero del coche o en tu propia casa.

Mercedes-Benz F 015: viajamos en el tiempo para conocer el futuro de la conducción autónoma

Probadores de coches autónomos

Suena a futuro, pero las tendencias van por ahí. Por ello, es difícil precisar, mi hijo, si podrás dedicarte a lo mismo que nos hemos dedicado en la familia durante los últimos años. Tal vez los periodistas de coches autónomos existan, y sean personas que prueben los diferentes sistemas y valoren la facilidad de uso y efectividad de unos y otros. Habrá oportunidades para continuar el legado.

Frente a lo que hacemos hoy en día cada vez que nos ponemos al volante de un nuevo coche en Motorpasión hay una distancia importante, pero no necesariamente insalvable. Los coches en el futuro seguirán existiendo, pero ya serán coches de la era digital muy distintos a los actuales, con todos los cambios que ello trae aparejados.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos