Compartir
Publicidad

Demos la bienvenida a la obsolescencia del repartidor: pronto, los vehículos autónomos con drones harán su trabajo

Demos la bienvenida a la obsolescencia del repartidor: pronto, los vehículos autónomos con drones harán su trabajo
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sector transporte también ha emprendido la carrera hacia la autonomía y las empresas están encantadas, claro. Prescindir de un conductor implica la perfección en los repartos: sin posibles multas por exceso de velocidad, ni cansancio acumulado por exceso de trabajo que derive en errores, ni el pago de salarios. Compañías como Ford, Amazon y UPS quieren añadir a la conducción autónoma drones que hagan el trabajo de repartir la mercancía.

En concreto, Ford ha presentado en el Mobile World Congress 2017 en Barcelona su idea de sistema de transportes en un entorno futurístico, en el que se hace un pedido que te será entregado por una furgoneta eléctrica autónoma que expulsará a su vez un dron, el cual volará hasta tu piso para hacerte la entrega.

La marca del óvalo ha llamado a esta visión del futuro del reparto de mercancías "Autolivery". La combinación de vehículos autónomos y drones hace posible el acceso a zonas que para los vehículos resultan imposibles, pero que las personas sí pueden hacer. Cierto es que para zonas peligrosas como puede ser una azotea o una calle muy concurrida o en la que no está permitido el estacionamiento, resulta un método eficiente. El factor humano solo está presente detrás del desarrollo de la tecnología que, irónicamente, le hará prescindible.

En el escenario que presenta Ford, la única presencia humana es la de una mujer que vive en un piso 30, va a recibir visitas y carece de un par de ingredientes para preparar la cena. ¿Baja a hacer la compra? No, activa el "Autolivery", selecciona lo que quiere y una furgoneta autónoma acude a su casa, lanzando un dron que aterrizará en una plataforma en su terraza.

Ford Autolivery
Reducción de costes en combustible, mejora de la eficiencia y disminución de las emisiones contaminantes así como de los tiempos de entrega son algunas de las ventajas de este nuevo sistema de transporte.

Por su parte, UPS ha precedido a Ford y ha materializado esta idea de reparto de mercancías con drones, pero como apoyo en el trabajo del repartidor, cuya labor seguirá siendo necesaria. La empresa de transporte ve el dron como complemento y herramienta, no como sustituto de los repartidores.

Amazon ha decidido que sus drones no tienen por qué aterrizar y una nueva patente de la empresa describe un sistema que directamente los lanzará en paracaídas. La idea de lanzar sin más los paquetes resulta de primeras temeraria, por eso la patente de Amazon consiste en aplicar una fuerza cuando el paquete sale del dron para que descienda verticalmente y nadie resulte herido por el arco parabólico que trazaría el lanzamiento.

La pregunta de si será posible automatizar todas las ramas del transporte está siendo respondida por los drones. Si el transporte a pequeña escala es casi la única esperanza que puede que les quede a los empleados del sector, los drones dicen que hasta en entornos urbanos, son sustituibles.

Los drones aún tienen que hacer frente a problemas como la legislación en el espacio aéreo público, los fallos en los sensores del dispositivo para que no choquen contra nada o los hackeos, pero este sistema de transporte en pruebas anuncia un cambio de paradigma. En un futuro cercano, tendremos que mirar al cielo para ver si nuestro pedido anda cerca.

En Motorpasión | Drones, seguridad, fotos espías y las marcas como clientes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos