Publicidad

Más de 600 ciudades presentan una relación directa entre el aumento de la contaminación y la mortalidad, según este estudio

Más de 600 ciudades presentan una relación directa entre el aumento de la contaminación y la mortalidad, según este estudio
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Un macroestudio independiente firmado por varios investigadores y científicos especializados en salud y medicina, el mayor realizado hasta la fecha sobre el impacto a corto plazo de la contaminación en la salud, vuelve a poner en tesitura los riesgos para la salud a consecuencia de la mala calidad del aire.

En concreto, esta investigación pone el acento en las partículas en suspensión derivadas del tráfico rodado, las PM10 y las PM2,5, y analiza la relación entre su aumento en los últimos años en las grandes ciudades con el de las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como el incremento de mortalidad derivado de los mismos.

Los datos recogidos en el estudio derivan del análisis realizado en 650 ciudades de un total de 24 países. Entre ellas se encuentran varias españolas señaladas como las más contaminantes, como es el caso de Madrid, Barcelona o Sevilla.

Prohibición de circular a los coches sin etiqueta en Madrid en el Escenario 2

Esta investigación, publicada en la revista especializada en medicina The New England Journal of Medicine, está firmada por un amplio equipo internacional de científicos y dirigida por el pidemiólogo Haidong Kan (Universidad de Fudan, China). Entre ellos, se encuentra dos españoles: la matemática Carmen Íñiguez (Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana) y el estadístico Aurelio Tobías (Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del CSIC).

“Este es el primer estudio que se hace en más de 600 ciudades, en casi 25 países, y con la misma metodología en todas partes. Y lo que vemos es un claro efecto de la contaminación atmosférica urbana en la salud. Esta es la confirmación definitiva, absoluta, de que hay que controlar ya los niveles de contaminación”, defiende Aurelio Tobías, según recoge El País.

Y ese 'control' al que alude Tobías pasa por los planes anticontaminación y restricción al tráfico, por el momento escasos en nuestro país, y casi exclusivos de Madrid y Barcelona. Ambas ciudades disponen de protocolos para episodios de alta contaminación, pero únicamente Madrid cuenta con una zona donde se restringe la circulación de los vehículos de combustión (Madrid Central).

Por su parte, Barcelona tiene previsto activar a principios de 2020 restricciones en toda su áerea metropolitana a los vehículos más contaminantes: se prohibirá de forma permanente la circulación a los vehículos sin etiqueta en la Zona de Bajas Emisiones en la corona metropolitana de Barcelona.

Más concentración de partículas, más muertes

Ban

Mientras que las PM10, con un diámetro de menos de 10 millonésimas de metro, penetran directamente en los pulmones, las PM2,5, aún más pequeñas (2,5 millonésimas de metro de diámetro) hacen lo propio en el sistema sanguíneo. Y si bien las segundas son únicamente derivadas de la combustión, las primeras también son ocasionadas por las obras en construcción.

El estudio concluye que, entre los años 1986 y 2015 la concentración media anual de PM10 en 598 de las ciudades analizadas fue de 56,0 µg/m³, mientras que, en las PM2, la media anual fue de 35,6 µg/m³ en 499 urbes. En lo que respecta a las ciudades españolas analizadas la media fue de 28 µg/m³ y 11 µg/m³ respectivamente.

Pero lo más interesante es que este análisis revela que el incremento de la concentración de estas partículas se relaciona directamente con el aumento de la mortalidad ocasionada por trastornos respiratorios y cardiovasculares. Así, el aumento diario de 10 microgramos de PM10 viene de la mano con una subida el 0,47 % de fallecidos derivados de problemas respiratorios y de un 0,36 % de mortalidad ocasionada de patologías cardiovasculares.

Más de 600 ciudades presentan una relación directa entre el aumento de la contaminación y la mortalidad, según este estudio

Por su parte, los autores del estudio asocian el incremento diario de 10 microcgramos de PM2,5 con una subida del 0,55 % por fallecimientos ocasionados por afecciones respiratorias y de un 0,74 % por enfermedades cardiovasculares.

"Puede parecer un riesgo pequeño, pero a nivel poblacional es muy grande. Es un riesgo al que estamos expuestos todos”, asevera Aurelio Tobías según recoge El País. "La contaminación es el detonante. Hace que mueran días, meses o incluso años antes. Ya no hacen falta más estudios para demostrar algo que es obvio. No buscar medidas para reducir el tráfico en las ciudades carece de sentido", apunta.

Ligera mejoría en 2018

Madrid Central: todo lo que necesitas saber

En el caso de España, atar en corto la contaminación se ha convertido en prioridad absoluta. No en vano, la Comisión Europea acaba de denunciar a nuestro país ante el Tribunal Europeo de Justicia (TJUE) por incumplir durante una década los límites de emisiones. Y es que no hay que olvidar que la supresión de Madrid Central, pese a que fuera fallida, ha vuelto a poner a nuestro país en el foco del organismo comunitario.

Y es que, los planes anticontaminación de las urbes españolas con mayores índices de emisiones siguen siendo insuficientes, como demuestran los datos del último Informe de Evaluación de la Calidad del Aire, que data de 2018, presentado por el Gobierno. El mismo, que analiza las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2), partículas en suspensión (PM10) y ozono troposférico (O3), detalla superaciones de los límites fijados por la Bruselas en cada uno de ellos.

Barcelona restricción tráfico

Sin embargo, es precisamente en las partículas en suspensión (PM10), donde más se ha mejorado en comparación al ejercicio anterior. En lo que respecta al valor de límite diario, sólo una zona (Villanueva del Arzobispo, Jaén) rebasó el límite fijado por Bruselas frente a las cinco registradas en 2017. Por su parte, el valor de límite anual no fue rebasado por ninguna zona, mientras que el ejercicio precedente sí hizo lo propio en una: la ciudad de Avilés (Asturias).

Recordemos que, según estipula la normativa europea (Directiva 2008/50/CE), el límite diario para las partículas de PM10 se fija en 50 µg/m3, permitiéndose únicamente un máximo de superaciones de 35 veces al año. En lo que respecta al límite anual, este es de 40 µg/m3.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir