Compartir
Publicidad

Así impacta la contaminación en nuestros cerebros y en nuestras habilidades cognitivas

Así impacta la contaminación en nuestros cerebros y en nuestras habilidades cognitivas
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"La mayoría de la población en países en desarrollo vive en lugares con aire nocivo". Esta es la premisa de un estudio titulado 'The impact of exposure to air pollution on congnitive performance' que han llevado a cabo investigadores de China y Estados Unidos para demostrar el impacto cognitivo de la contaminación en las personas.

Se realizaron pruebas verbales y matemáticas por distintas partes geográficas en más de 25.000 personas en China, y han encontrado un vínculo muy preocupante.

Los países en vías de desarrollo y los ancianos, los más vulnerables

Taiwan 1063526 960 720

La contaminación se asocia a muchas enfermedades respiratorias. Según datos de 2016 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año 4,2 millones de defunciones prematuras, y un 91% se producen en países de bajos y medianos ingresos, como las regiones de Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental.

Esta mortalidad se debe a la exposición a partículas pequeñas de 2,5 micrones o menos de diámetro (PM2.5), que causan enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y cáncer.

El efecto de la contaminación del aire en las pruebas verbales se hace más pronunciado a medida que las personas envejecen.

En diciembre de 2016 una nube tóxica asfixió a casi una sexta parte del territorio chino y a un tercio de la población del país. La contaminación del aire era 20 veces superior a lo recomendado por la OMS. En enero empeoró. Ni las mascarillas eran suficientes.

La OMS estima que en 2016, aproximadamente el 58% de las muertes prematuras relacionadas con la contaminación atmosférica se debieron a cardiopatías isquémicas y accidentes cerebrovasculares, mientras que el 18% de las muertes se debieron a enfermedad pulmonar obstructiva crónica e infecciones respiratorias agudas, y el 6% de las muertes se debieron al cáncer de pulmón.

Pero además de los riesgos relacionados con estas enfermedades, el nuevo estudio realizado conjuntamente por investigadores chinos y estadounidenses sugiere que hay un vínculo entre la contaminación del aire y las habilidades verbales y matemáticas.

Más de 25.000 personas en 162 condados chinos fueron estudiadas para averiguar de qué manera afectaba la exposición a corto y largo plazo al dióxido de sulfuro, dióxido de nitrógeno y partículas PM2.5 y PM10 a sus cerebros. Se determinó que "la exposición a largo plazo a la contaminación del aire impide el rendimiento cognitivo en las pruebas verbales y matemáticas".

Además, el efecto de la contaminación del aire en las pruebas verbales se hace más pronunciado a medida que las personas envejecen, especialmente para los hombres y aquellos con menos estudios.

Otro estudio elaborado por un grupo de científicos del ISGlobal de Barcelona descubrió que el contacto diario con altos niveles de carbono elemental y dióxido de nitrógeno producen variaciones en la función de atención de los niños, y que además hace que desarrollen menos la memoria a largo plazo.

Los científicos hicieron un seguimiento a 2.700 menores de entre 7 y 9 años de 39 colegios de Barcelona y constataron que la contaminación del aire provoca un efecto neurotóxico en los niños.

Pero no se incide en nada de esto a la hora de contextualizar las medidas restrictivas que están llevando a cabo los gobiernos de todo el mundo. Su particular cruzada contra el diésel llena las portadas de titulares alarmistas que invitan al desahogo en los comentarios, pero no a la reflexión.

Pues bien, ha llegado la hora de que reflexionemos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio