La energía, por las nubes: los precios de luz, gasóleo y gasolina no paran de subir, sumados a una inflación que ya va por el 4%

La energía, por las nubes: los precios de luz, gasóleo y gasolina no paran de subir, sumados a una inflación que ya va por el 4%
12 comentarios

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el coste de la vida lleva aumentando en España siete meses de manera consecutiva. El precio de la electricidad está disparado: en septiembre subió un 10,9% respecto a agosto, y ya es un 44% si lo comparamos con el año pasado.

A esto se suma que en un año, los precios de los combustibles se han encarecido un 22,1% en el caso de la gasolina y un 23% en caso del diésel. La inflación, en una cota del 4%, se encuentra en máximos de hace 13 años.

Una factura imparable

Captura
Fuente: INE

El invierno está a la vuelta de la esquina y el encendido de las calefacciones se acerca. Es un hecho preocupante para millones de hogares españoles, que ven cómo el precio de la luz y de los combustibles fósiles no deja de aumentar desde hace meses. Concretamente, el precio de la luz podría alcanzar hoy los 231,82 euros el megavatio hora (MWh), lo cual lo sitúa como el segundo registro más alto de la historia (tras los 288,53 euros registrados el pasado jueves 7 de octubre).

En comparación con el 15 de octubre del año pasado, el dato se ha encarecido un 489%, es decir, casi seis veces más que los 39,33 euros/MWh que marcaba entonces. Se trata de una tendencia global, pues por ejemplo en EEUU ya están en una inflación del 5,4% y, más cerca, los países del euro del 3,4 %.

De hecho, para paliar esta escalada desenfrenada en los precios de la energía, España, Francia o Grecia son algunos de los países que piden que se les tienda una mano, pero no encuentran receptividad. La Comisión Europea acaba de presentar sus propuestas básicas y recordatorios de qué se puede o se debe hacer para intentar luchar contra la subida del recibo de la luz y deja claro que por el momento no habrá una solución conjunta entre Bruselas y España.

Bruselas cree que los Estados están “bien equipados” para tomar medidas que frenen la escalada de precios. Las ideas comunitarias para los países más afectados a corto plazo pasan por rentas de apoyo a los hogares, ayudas de Estado a las empresas afectadas o bajadas de impuestos, pero el Ejecutivo tendrá que buscar sus propias vías para hacer frente a una crisis que no deja de ahogar a las empresas y la economía de los hogares.

Factura

El Gobierno pretendía conseguir una acción coordinada de los Veintisiete, y su decepción ante la respuesta comunitaria es evidente. En este sentido, estos días, la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, declaró que la Comisión Europea “es incongruente por presentar propuestas que no abordan la excepcionalidad de la situación actual”.

El índice de precios de consumo, que sigue la evolución de los precios para 221 productos o servicios, muestra que no solo suben los precios de la luz y el combustible: los precios de los establecimientos hoteleros han subido ya un 10,8 % respecto a 2020, los seguros de salud un 5 % y la cesta de la compra no se queda atrás.

Entre los productos que más se han encarecido, se encuentra por ejemplo el aceite de oliva, que ya ha subido hasta un 25,6 %. ¿Hay algo que baje de precio? Parquímetros, peajes o aparcamientos públicos son de las pocas cosas que se encuentran al otro lado de la balanza.

Así las cosas, la promesa del Gobierno de que “los españoles pagarían de luz a finales de año lo mismo que en 2018” sin contar el IPC se tambalea. Y es que la factura media anual de 2018, a la que aspira el Ejecutivo se situaba en los 64,37 euros (muy lejos de los más de 84,03 euros de factura media anual que se registran hasta el momento), según los datos de EnergyLive.

A menos de tres meses para que finalice el año, con medidas que no están teniendo un gran efecto sobre los recibos de miles de españoles y con un mercado mayorista cuyos precios máximos se han instalado en los 200 euros/MWh, estas palabras del Presidente suenan cada vez más lejanas.

En Motorpasión | El desafío que supone el coche eléctrico cuando las baterías llegan al final de su vida y cómo se está encarando

Temas
Inicio