Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¡Alerta con el punto muerto! Las peores averías derivadas del estilo de conducción

¡Alerta con el punto muerto! Las peores averías derivadas del estilo de conducción
4 Comentarios
Publicidad

Como si fuesen los remedios caseros de la abuela, muchos conductores practican una serie de medidas con las que supuestamente se pueden rascar litros y litros de combustible. Bajar un tramo descendiente en punto muerto es una de las recetas estrella de ese vademécum que también contiene remedios como conducir con la marcha más larga o bajar las ventanillas para no usar el climatizador.

Pero lo cierto es que, además de que el supuesto ahorro no lo es tal, puede ser una práctica realmente peligrosa en determinados casos, y acarrearnos serias averías en nuestro vehículo. Como dice el refrán, peor el remedio que la enfermedad.

No, no ahorras combustible con el punto muerto

Muchos conductores piensan que, por no llevar ninguna marcha metida, no se produce inyección alguna de combustible. Pero lo cierto es que en punto muerto, el motor gira a las revoluciones del ralentí, lo mínimo para que no se cale. En este estado, el motor consume entre 0,5 y 0,7 litros a la hora, lo cual no es mucho pero puede ser superior incluso a si metemos alguna marcha.

De hecho, si tenemos la marcha engranada, las ruedas y la transmisión están acopladas, por lo que si estamos en una pendiente descendiente, son éstas las que mueven el motor. En este caso no se hace necesaria la inyección de combustible y el consumo es mínimamente superior que con el punto muerto. Es más, en los vehículos con inyección electrónica, el calculador lo detecta y bloquea la inyección de combustible, por lo que tendremos, esta vez sí, un maravilloso consumo nulo.

También están los que creen que pueden ganar unos kilómetros extra de “recorrido gratis” al prescindir del freno motor, una auténtica temeridad en materia de seguridad vial: si dejamos que el coche descienda por su propia inercia, acabará embalándose por su propio peso y perderemos el control del mismo.

Con el punto muerto, machacas los frenos

Bajar En Punto Muerto 01

Precisamente al permitir que el coche circule por su propia inercia y prescindir del freno motor, abusaremos de los frenos más de lo normal, especialmente si la pendiente es pronunciada.

Abusar de los frenos puede acarrear problemas de diversa índole; por un lado, se disparará el desgaste de los discos y las pastillas de freno; por el otro, se incrementará el deterioro del líquido de frenos, dando una menor resistencia a la fatiga.

Finalmente, un uso excesivo de los frenos puede provocar deformaciones en los discos, lo que podría producir fuertes vibraciones en el volante. ¿Te imaginas bajando un puerto de montaña a 120 en estas condiciones?

El motor de tu coche, otra víctima del punto muerto

Bajar En Punto Muerto 02

Otro de los damnificados de esta práctica es el motor. Precisamente por circular a revoluciones especialmente bajas, puede que no se refrigere y lubrique correctamente, ya que los líquidos se mueven más despacio de lo normal. Cierto es que con el motor al ralentí el esfuerzo que debe soportar es menor, pero hay situaciones concretas (por ejemplo en verano) donde la temperatura es especialmente alta y la refrigeración puede verse comprometida.

Otra consecuencia de circular a revoluciones tan bajas es la mayor acumulación de carbonilla en elementos como la válvula EGR, el catalizador o el filtro de partículas, especialmente en los vehículos diesel. Como consecuencia, tendremos problemas al pasar la ITV y se reducirá drásticamente la vida útil de estos componentes.

Finalmente, en los vehículos más veteranos, el sobreesfuerzo al que se ve sometido el propulsor puede dañar irremediablemente elementos como las bielas o los casquillos del cigüeñal, además de ocasionar fallos en las poleas y los tensores de las correas.

Como puedes ver, el ahorro de combustible al circular en punto muerto es mínimo, y en absoluto compensa las averías que puede producir ni por supuesto los peligros a los que te expones. Así que no te pases de listo, olvida las recetas caseras y circula como te enseñaron en la autoescuela, que a veces falta nos hace.

Imágenes | iStock/stevanovicigor | iStock/flyparade | iStock/lentolo

En Espacio Toyota | ¿Sabes cuándo es el mejor momento para cambiar de marcha y que tu coche no sufra?

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos