Publicidad

Algo gordo se prepara en Suecia: el Koenigsegg Gemera y el Polestar Precept posan juntos en unas enigmáticas fotos para soñar

Algo gordo se prepara en Suecia: el Koenigsegg Gemera y el Polestar Precept posan juntos en unas enigmáticas fotos para soñar
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Koenigsegg y Polestar han publicado en sus respectivas cuentas oficiales de Instagram sendas imágenes enigmáticas a modo de anuncio de colaboración, con el Koenigsegg Gemera y el Polestar Precept como grandes protagonistas.

A través de los dos escuetos mensajes que acompañan las instantáneas, ambos fabricantes suecos de automóviles de lujo adelantan la presentación inminente de "algo interesante" y "emocionante", sin revelar detalles y dando por tanto rienda suelta a la imaginación y las fantasías de los amantes el motor. ¿Habrá una nueva bestia a la vuelta de la esquina?

Por el momento, parece demasiado pronto para aventurarse, si bien llama la atención que ambas marcas han escogido para el anuncio sus modelos más recientes, que deberían haber sido expuestos en el funesto Salón de Ginebra 2020, dotados de un tren de propulsión electrificado pese a tener vocaciones opuestas.

Dos coches eléctricos con armas diferentes

Koennisseg Gemera Koenigsegg Gemera.

El Koenigsegg Gemera es un radical Gran Turismo híbrido enchufable de cuatro plazas y altísimas prestaciones cuyo principal cometido es ofrecer a sus ocupantes la mejor combinación de velocidad y eficiencia.

Para ello, el Gemera monta un motor TFG 2.0 litros tricilíndrico turboalimentado y en posición central capaz de generar una potencia máxima de 608 CV y 600 Nm de par motor. Para funcionar apropiadamente necesita asociarse con un total de tres motores eléctricos. El primero y más importante es el que ayuda al motor térmico, situándose justo en el cigüeñal.

Este motor colabora de manera solidaria con el propulsor TFG para impulsar al coche cuando el térmico se encuentra fuera de su rango óptimo. El impulso generado es de 300 kW (402 CV) y 800 V, además de 500 Nm de par motor instantáneo. A esto hay que sumar la asistencia de dos motores eléctricos independientes, uno para cada rueda trasera, con 500 CV de potencia dirigidos hacia cada una.

El resultado es 1.115 CV de potencia eléctrica gracias a una batería de 16,6 kWh (15 kWh útiles) con refrigeración líquida. Trabajando en consonancia con la unidad de combustión, la potencia conjunta se dispara hasta los 1.724 CV y unos aberrantes 3.500 Nm de par motor.

Polestar Precept Polestar Precept.

Por su parte, la marca de coches eléctricos propiedad de Volvo y el gigante chino Geely desveló el Polestar Precept, un prototipo 100% eléctrico cuyos pilares fundamentales son la habitabilidad, sostenibilidad, tecnología digital y diseño.

Su interior está confeccionado con materiales veganos sin renunciar al lujo y a la tecnología, con una gran interfaz digital de 15 pulgadas y monitores con tecnología de seguimiento ocular como principales reflejos.

Las prestaciones en este caso quedan en un segundo plano, hasta el punto de que la marca ni siquiera las reveló durante la puesta de largo del concept.

Definitivamente, habrá que mantener un ojo puesto estos días en Suecia para ver con qué nos sorprenden los dos ambiciosos fabricantes de automóviles.

En Motorpasión | Uno de estos cinco superdeportivos no natos podría haber sido el Koenigsegg Gemera

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios