Las celdas de baterías de los Tesla “son una quimera”, según el CEO de Lucid Motors

Las celdas de baterías de los Tesla “son una quimera”, según el CEO de Lucid Motors
4 comentarios

Peter Rawlinson, CEO de Lucid, ha declarado abiertamente en una entrevista que no comparte “la fascinación irracional” que parecen haber despertado las nuevas celdas de batería 4680 de Tesla en la industria, y ha destacado que las celdas actuales que hacen posible que el Lucid Air tenga un rango de autonomía líder en el mercado de hasta 837 km “se mostraron más prometedoras a corto plazo”.

Aunque Rawlinson ha admitido que el formato cilíndrico de gran diámetro propuesto por Tesla tiene ventajas a nivel de costes y puede ayudar a reducir las resistencias internas, requiere de una arquitectura difícil de implementar.

Objetivos ambiciosos para el Lucid Air

Lucid2

“La gente piensa que son un gran salto que va a transformar el coche eléctrico y a mí no me lo parecen. Creo que son una quimera”, ha declarado. De hecho, Tesla no ha lanzado su Model S Plaid + con sus baterías nuevas.

En el pasado Rawlinson trabajó para Tesla. De hecho, el ingeniero fue el responsable de la ejecución técnica del Model S, el primer vehículo de producción de la marca a gran escala.

Pero para Lucid, los vehículos de Tesla no son rivales directos de sus propuestas, pues la firma capitaneada por Elon Musk no cuenta en la actualidad con un contendiente firme para el Air, y aunque sus vehículos apuestan claramente por una importante carga tecnológica no son automóviles que se caractericen por ser lujosos.

Lucid apunta más bien a rivalizar con las marcas premium alemanas Audi, BMW y Mercedes-Benz y principalmente tiene las miras puestas en el Mercedes-Benz EQS.

Lucid

Pero Rawlinson no solo tiene críticas para Musk. Considera que es una "apuesta razonable" el hecho de que en un año la escasez de chips de la industria se aliviará, haciéndose eco de los comentarios hechos recientemente por el director ejecutivo de Tesla.

Y es que Elon Musk dijo la semana pasada que las plantas de fabricación de chips que se están construyendo propiciarán que la crisis sea un problema "a corto plazo" que terminará en 2022, aunque las previsiones y realidad no son tan optimistas.

Por el momento, Rawlinson ha declarado que la compañía se encuentra rediseñando una placa de circuito impreso para evitar cualquier problema que pudiera afectar al suministro de chips a medio plazo y que actualmente está en la fase de “mitigación de riesgos".

Tal y como afirma su CEO, Lucid Group ya va camino de cumplir sus objetivos de producción de 20.000 vehículos en 2022 y 50.000 en 2023 (empezando por los 577 vehículos que se marcó como objetivo este año). Y esta capacidad de producción corresponderá exclusivamente al Lucid Air, ya que en principio no se lanzará el SUV Gravity hasta finales de 2023.

La startup con sede en California -que salió a bolsa a través de una empresa fantasma este año-, ya se ha asegurado los 4.400 millones de dólares que necesitaba hasta finales del año que viene, pero hasta entonces, según ha declarado Peter Rawlinson a Reuters, no espera obtener grandes beneficios.

En Motorpasión | La navaja de Ockham de los nuevos coches eléctricos que quieren ser baratos: baterías grandes, interiores de pena

Temas
Inicio