Compartir
Publicidad

Exposición 50 Coches del Año en Europa (parte 3) 1984-1993

Exposición 50 Coches del Año en Europa (parte 3) 1984-1993
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entramos en la tercera parte de nuestro especial 50 Coches del Año en Europa, que comprende el periodo 1984-1993. En estos años que vamos a recorrer, el mundo tembló por varios motivos, a la par que se abrían grandes esperanzas y llegaban importantes cambios políticos y sociales. Catástrofes naturales (erupciones volcánicas y terremotos), otras provocadas por la mano del hombre (escape de gas letal en India, accidente de Chernobil), cambios en el mapa mundial (fin de la URSS, reunificación alemana), y distintos conflictos bélicos en Oriente Medio y los Balcanes, marcaron el destino del mundo. España y Portugal entraron en la CEE.

En el ámbito de la ciencia, asistimos al descubrimiento del virus del SIDA, del agujero en la capa de ozono en la Antártida, nació el primer bebé probeta y se localizaron los restos del Titanic. La carrera espacial se detuvo dos años por el accidente del Challenger, se puso en órbita el telescopio espacial Hubble, la estación espacial MIR y vimos pasar el cometa Halley.

En esta etapa convulsa se produjo la matanza de estudiantes en la plaza de Tiananmenn y el asesinato de Gandhi. Nos dejaron personajes de la talla de Andy Warhol, Freddie Mercury, Salvador Dalí y Severo Ochoa. En España se organizaron los Juegos Olímpicos en Barcelona, y en Sevilla la Exposición Universal. Dentro del totum revolutum de miserias y grandezas de finales del Siglo XX, la elección del Coche del Año en Europa recayó en los candidatos que veremos a continuación.

Fiat Uno
Fiat Uno

1984 - Fiat Uno

El Fiat Uno fue la apuesta de la firma italiana para suceder al Fiat 127. Un diseño cuadrado de Giugiaro-Italdesign que se comercializó en primera generación con tres motores de gasolina (0.9 OHV, 1.1 SOHC y 1.3 SOHC) y un 1.7 diésel. Un coche de bajo consumo para la época.

Con un coeficiente aerodinámico bajo (0,34 CX) y espacioso interior, el Fiat Uno tuvo una gran acogida en el mercado. En Europa se llegaron a vender seis millones de unidades de la primera generación. En su elección como Coche del Año en Europa (346 puntos), dejó atrás a su gran rival, el Peugeot 205 por un escaso margen (325 puntos).

Opel Kadett
Opel Kadett

1985 ­- Opel Kadett E

La elección de Coche del Año en Europa, edición 1985, recayó en un ilustre histórico: Opel Kadett E. La quinta generación del Kadett, segunda con tracción delantera, había mejorado mucho respecto de su predecesor, el Kadett D. Si bien mantuvo la mayor parte de los componentes principales, su línea era más aerodinámica.

El máximo exponente de la saga fue el modelo 1.8 GSi, que brindaba una potencia de 115 CV a 5.800 rpm, con un par motor de 151 Nm a 4.800 rpm. El modelo más deportivo, récord de eficiencia aerodinámica, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,5 seg y alcanzaba 191 km/h. En la edición 1985 se impuso al Renault 25 y el Lancia Thema.

Ford Scorpio
Ford Scorpio

1986 - Ford Scorpio

En la edición del 86 triunfó un coche más grande, el Ford Scorpio. Tras dos generaciones del modelo Granada, Ford Europa cambió el enfoque con un nuevo estilo, una nariz afilada y un portón trasero inusual para un coche de ese tamaño (longitud: 4.669 mm).

El motor de seis cilindros (2.792 cc) que entregaba 152 CV a 5,800 rpm, un interior acogedor, buen equipamiento, y ABS de serie (sistema novedoso en aquellos tiempos), fueron las claves para su elección, imponiéndose al Lancia Y10 y al Mercedes-Benz 200-300E.

Opel Omega
Opel Omega

1987 - Opel Omega

En 1987 de nuevo triunfaba Opel y de nuevo un coche medio-grande, el Opel Omega resultó vencedor en esta edición con 275 puntos, frente a otros ilustres buenos mozos (Audi 80 con 238 puntos y BMW Serie 7 con 175 puntos). Duelo de ejecutivos en el que triunfó el que estaba en medio por tamaño.

Sus refinadas suspensiones, el confort interior y la aerodinámica avanzada del Opel Omega fueron los argumentos de su éxito. En cuanto a motores, el más básico era un gasolina de 1.8, la versión media estaba a cargo de un 2.0 y en el extremo superior un potente V6 3.0i con 177 CV.

Peugeot 405
Peugeot 405

1988 - Peugeot 405

El Peugeot 405 ganó con contundencia la edición 1988, 54 miembros de 57 del jurado le otorgaron la máxima puntuación, alcanzando 464 puntos, muy lejos de los 252 obtenidos por el Citroën AX y el Honda Prelude con 234 puntos. El fabricante japonés asomaba la nariz por segunda vez desde su tercer puesto con el Civic de 1974.

Fruto de la colaboración entre el fabricante francés y el diseñador italiano Pininfarina, el Peugeot 405 fue un éxito rotundo para la firma gala, que presentó en la primera serie varias terminaciones, cuya cumbre, en el año de su elección, fue el modelo Mi16, con 1.9 litros y 16 válvulas. También se ofreció con motorizaciones diésel, entre los que destacó el turbo de 90 CV.

Fiat Tipo
Fiat Tipo

1989 - Fiat Tipo

Cinco años después del éxito cosechado con el modelo Uno, Fiat volvía a triunfar en la edición de 1989 con un concepto similar más refinado, el Fiat Tipo, un compacto familiar de gran habitabilidad interior que dio lugar a toda una generación de modelos dentro del grupo Fiat.

El Tipo estaba inicialmente disponible sólo como un hatchback de cinco puertas.  La carrocería estaba construida con paneles galvanizados para evitar la oxidación. De este modelo destaca en especial el amplio espacio de las plazas traseras, mayor incluso que la de un Ford Sierra. En esta edición derrotó al Opel Vectra y al Volkswagen Passat.

Citroën XM
Citroën XM

1990 - Citroën XM

La firma francesa entró con buen pie en la última década del Siglo XX con un modelo diseñado por Bertone: el Citroën XM. Modelo que ganó también con contundencia la edición 1990 de Coche del año en Europa, venciendo a distancia (390 puntos) al Mercedes-Benz SL (215 puntos) y al Ford Fiesta (214 puntos). Dura disputa para el segundo y tercer puesto.

Inspirado en la linea del Citroën SM de los años 70, su estética era similar al vetusto modelo y siendo el sucesor del CX, en el XM se intentaron solucionar alguna de las críticas de su predecesor, como la suspensión y la oxidación de la carrocería. Aunque inicialmente se vendió bien, posteriormente fue un fracaso comercial al que contribuyeron los fallos eléctricos que marcaron este modelo.

Renault Clio
Renault Clio

1991 - Renault Clio

El primer año capicúa que hemos vivido la mayoría de los presentes, tuvo como ganador al Renault Clio. El fabricante francés acertaba de pleno en la diana del éxito con un digno sucesor del famoso Supercinco. En la edición 1990 derrotó al Nissan Primera y al Opel Calibra.

Con un nombre original, gran ejercicio de estilo, buen nivel de calidad, generoso en espacio interior y maletero en un coche de sus dimensiones, riqueza de equipamiento nunca vista en un modelo pequeño destinado al gran público, variedad de gama y motores, y su comportamiento en carretera, han hecho del Clio uno de los coches más apreciados de finales del Siglo XX.

Volkswagen Golf
Volkswagen Golf

1992 - Volkswagen Golf

Y a la tercera generación fue la vencida. Volkswagen Golf, el best-seller de la firma alemana desde los 70 hasta nuestros días y uno de los mejores compactos de todos los tiempos, se alzó ganador en la edición del año olímpico español, batiendo al Opel Astra y al Citroën ZX.

El Golf III era un producto maduro e innovador en materia de seguridad (habitáculo indeformable hasta los 60 km/h, barras en las puertas, airbags frontales, ABS, control de tracción, entre otras características). Recuerdo con especial cariño lo bien que andaba el 2.0 GTI de 16 válvulas. También se comercializó un V6 2.8 de 175 CV, pero ese no llegué a probarlo.

Nissan Micra
Nissan Micra

1993 - Nissan Micra

Despedimos esta tercera parte del especial con el primer puesto alcanzado por un modelo japoné

    s como Coche del Año en Europa: el Nissan Micra. Tras los amagos de Honda en el 74 y en el 88, y el segundo lugar del Primera en el 91, por fin un coche del lejano Oriente triunfaba con contundencia en el viejo continente.

    Las formas redondas del Micra, que le hacían parecer más pequeño de lo que era en realidad (3,7 metros), la calidad de su construcción por encima de los estándares británicos de la época en modelos de su clase (el Micra se ensamblaba en Gran Bretaña), su bajo consumo y el primer motor DOHC de 16 válvulas de un litro disponible en Europa, fueron las claves de su éxito. Con 308 puntos obtenidos, derrotó al Fiat Cinquecento (304 puntos) y al Renault Safrane (244 puntos).

    NOTA: En más de un caso, está expuesto un modelo que no se corresponde con el que ganó el Coche del Año. Disculpad el malentendido.

    En Motorpasión | "50 Coches del Año en Europa":https://www.motorpasion.com/tag/50-coches-del-ano-en-europa

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio