Publicidad

El Škoda Octavia RS iV es el primer híbrido enchufable de la familia deportiva de la marca, con 245 CV y 400 Nm

El Škoda Octavia RS iV es el primer híbrido enchufable de la familia deportiva de la marca, con 245 CV y 400 Nm
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Junto al Škoda Enyaq, el primer eléctrico de la firma checa, el Škoda Octavia RS iV es el principal estreno del fabricante para el Salón de Ginebra 2020, suspendido por el coronavirus a instancias del Gobierno de Suiza.

Pero ello no ha sido óbice para conocer todos los detalles del lado más deportivo de la berlina compacta, que representa su tope de gama y que, por primera vez, integra una mecánica híbrida enchufable. 245 CV, y acentos deportivos le distinguen del resto de la familia Octavia, estando disponible tanto en carrocería sedán como familiar Combi.

Škoda Octavia RS iV 2020

Tras conocer la cuarta generación del Škoda Octavia, tocaba hacer lo propio con su variante deportiva, bajo las siglas RS y que ha estado por tradición presente en el modelo checo. Pero en esta nueva entrega, viene muy marcado por la electrificación, como lo hace el propio Octavia convencional, que también ofrece una variante híbrida enchufable de 204 CV, así como opciones gasolina mild-hybrid.

En el Octavia RS iV 2020, que suma el apellido iV que diferencia a los electrificados de la gama Eco de Škoda, comparte mecánica con otros retoños recién llegados del Grupo Volkswagen y que llevan la deportividad por bandera, como los CUPRA León y Formentor o el Volkswagen Golf GTE. Todos "presentes" en la muestra suiza.

Hasta 60 kilómetros de autonomía eléctrica y 225 km/h de punta

Škoda Octavia RS iV 2020

Así, este Škoda Octavia RS iV combina un propulsor turboalimentado de gasolina 1.4 TSI de 150 CV con uno eléctrico de 85 kW, en conjunto ambos rinden un total de 245 CV de entrega y ofrecen 400 Nm de par máximo. De los mismos, 330 Nm provienen del motor eléctrico, por lo que están disponibles desde el primer toque del acelerador, lo que le permite acelerar y arrancar con rapidez.

Este bloque va gestionado por un cambio automático DSG de seis velocidades, operado mediante tecnología shift-by-wire y que puede accionarse mediante las levas en el volante, mientras que el propulsor eléctrico se alimenta de una batería de iones litio de 13 kWh, también común a los nuevos CUPRA híbridos enchufables y al Golf GTE, que le confieren una autonomía de 60 kilómetros en ciclo WLTP, lo que le permitirá llevar la etiqueta CERO de la DGT. Sus emisiones se fijan en aproximadamente unos 30 g/km de CO₂.

Škoda Octavia RS iV 2020
Škoda Octavia RS iV 2020

El Octavia RS iV acelera desde parado hasta los 100 km/h en 7,3 segundos, mientras que su velocidad máxima se fija en 225 km/h. En el menú también encontramos de serie el ajuste dinámico de la suspensión deportiva, propio de la familia RS, así como la dirección progresiva. También cuenta con diferentes modos de conducción, siendo el Sport el que da rienda suelta a la totalidad de su entrega.

La batería, que puede recargarse enchufada o bien a un Wall Box o bien a un enchufe doméstico, se aloja tras el eje trasero, por lo que la capacidad de maletero se ve reducida respecto a los opciones térmicas del nuevo Octavia: 450 litros en la berlina y 490 litros en la variante familiar. Las versiones de combustión la fijan en 610 litros y 640 litros respectivamente.

Traje deportivo

Škoda Octavia RS iV 2020

Pasando al plano estético, el Škoda Octavia RS iV 2020, se distingue a nivel exterior por vestir en negro su parrilla delantera, las entradas del aire, el difusor delantero, que incorpora un labio más deportivo de diseño específico, el difusor trasero, los marcos de las ventanas o el alerón trasero en el caso de la variante sedán (la Combi lo lleva en el mismo color que la carrocería).

De serie, el Octavia RS iV ofrece unas llantas de 18 pulgadas, que dejan entrever entre sus radios las clásicas pinzas de freno rojo comunes a los modelos RS de Škoda. De forma opcional, puede montar unas más deportivas de 19 pulgadas.

Škoda Octavia RS iV 2020
Škoda Octavia RS iV 2020

Por su parte, el habitáculo, donde encontramos la nueva instrumentación digital y el display multimedia de 10 pulgadas, también viene con inyección deportiva, dominando la tonalidad negra y con costuras en rojo en contraste. Los asientos delanteros son de corte deportivo, en tapicería de tela negra y van adornados con el logo vRS en blanco y rojo.

El mismo, también está presente en el volante de cuero multifunción y con costuras rojas, mientras que la zona baja del salpicadero cuenta con una moldura que imita la fibra de carbono y su zona media va revestida en Alcántara, como los paneles de las puertas. El conjunto se completa con una pedalera deportiva en aluminio y e iluminación ambiental en rojo.

Opcionalmente, se pueden seleccionar unos asientos delanteros aún más deportivos, los Ergo, que combinan tapicería de cuero con Alcántara. Bienvenido Octavia RS 2020.

En Motorpasión | Probamos el Škoda Octavia Combi RS 245: no hay que renunciar a un familiar deportivo y divertido si buscas practicidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios