Publicidad

Esta negra y apacible Ford-100 de 1956 esconde el V8 de 533 CV del Shelby GT350 y está a la venta

Esta negra y apacible Ford-100 de 1956 esconde el V8 de 533 CV  del Shelby GT350 y está a la venta
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La famosa casa de subastas norteamericana Barrett-Jackson acaba de poner a la venta una rara avis que hará las delicias de coleccionistas y amantes de las cuatro ruedas. Se trata de una Ford F-100 de 1956 y modificada, que bajo su capó esconde el mismo motor que da vida al Ford Mustang Shelby GT350. Una bestia de 533 CV que parece salida del universo 'Mad Max' y cuyo precio se desconoce, aunque no será barata.

La pick-up data de 1956 y está ahora mismo disponible para hacerse con sus servicios como refleja el anuncio de Barrett-Jackson, sin disponibilidad de hacer reservas. El mayor postor se la llevará a su garaje.

Ford F-100 (1956) custom, a subasta

No es la primera Ford F-100 clásica preparada que vende la casa de subastas con sede en Scottsdale (Arizona). Hace tiempo hizo lo propio con otro modelo de 1955 similar en formas, aunque de diferente mecánica, modificado por el programa televisivo 'West Coast Customs'. La pick-up formaba parte de la colección privada de Sylvester Stallone y se vendió por 132.000 dólares (unos 117.676 euros al cambio).

Así, es de esperar que esta belleza ronde un precio similar, aunque quizá sea algo más barata por no pertenecer a un ilustre propietario. Sea como fuere se une a subastas recientes de modelos clásicos, como el Ford Mustang Eleanor de la película '60 segundos', protagonizada por Nicolas Cage, o la de esta colección de de seis Ferrari descapotables, que incluye cavallinos icónicos como un Ferrari 250 GT Series II o un Ferrari 365 GTB/4 Daytona Spyder.

Con 533 CV y chucherías deportivas

Ford F-100 (1956) custom, a subasta

Pero volvamos a esta Ford F-150 de 1956. Tanto estética como mecánica han sido modificadas en este ejemplar, convirtiéndola en una pick-up de corte retro exquisito.

La misma dispone de un chasis ajustado para la ocasión, a fin de dar cabida a su nueva y espectacular mecánica, mientras que los paneles de la carrocería son nuevos, así como las defensas traseras y delanteras, que se ensanchan 7,6 centímetros. Todos ellos van pintados en negro satinado. Los estribos también son nuevos, además de los intermitentes, las ópticas delanteras y traseras (de tipo LED) o las llantas a juego con la carrocería.

En el interior también encontramos cambios, con tapicería en cuero para los asientos y los paneles de las puertas, una consola personalizada o un nuevo sistema de audio, además de disfrutar de tecnologías actuales como cámara de visión trasera o iluminación LED para el habitáculo.

Ford F-100 (1956) custom, a subasta
Ford F-100 (1956) custom, a subasta

Pero lo más llamativo de este ejemplar son los cambios a nivel mecánico, empezando por el motor. La pick-up monta el impresionante propulsor Voodoo V8 atmosférico de 5.2 litros que equipa el nuevo Ford Mustang Shelby GT350 que rinde 533 CV a un máximo de 7.500 rpm y que ofrece un par de 582 Nm entre las 4.750 y las 8.250 vueltas.

También encontramos el cambio manual de seis marchas firmado por Tremec del Shelby GT350, así como nuevas suspensiones independientes Cobra para el eje trasero y delantero. También es nuevo el sistema de escape de alto rendimiento de Kooks o el radiador pulido Moshimoto. Bonito regalo de Reyes, ¿verdad?

Fotos: Barrett-Jackson.

En Motorpasión | Supercar Owners Circle, visto desde dentro: espectaculares carreras de aceleración con los coches más absurdamente caros | Los coches más caros del mundo: del Ferrari LaFerrari FXX-K al Bugatti 'La Voiture Noire

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios