Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota presenta el RAV4 EV en Los Ángeles

Toyota presenta el RAV4 EV en Los Ángeles
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toyota ha desvelado la segunda generación del Toyota RAV4 EV, la versión eléctrica del todocamino. De momento no se va a poder comprar, eso será en 2012. De momento habrá una pequeña flotilla de 35 unidades que serán utilizadas para pruebas y evaluación previas a las ventas normales del coche.

El objetivo es que tenga 100 millas de autonomía (160 kilómetros) en una variedad muy amplia de usos. Cede por tanto 10 millas de autonomía respecto a lo que consiguió su predecesor, del cual más de la mitad de las unidades construidas siguen funcionando (Toyota hizo desaparecer unos cuantos).

Sí, es un prototipo todavía. Está desarrollado con Tesla, de hecho, si se abre el capot es lo primero que se ve, y bien grande. En el interior también se deja ver esa colaboración en el tablero de instrumentos, que dice “Toyota RAV 4 EV Powered by Tesla”. Ni medio año atrás se anunció que se produciría este modelo para pruebas.

El diseño es mucho más limpio (y en mi opinión, bastante más bonito) que el Toyota RAV4 convencional. Las necesidades de refrigeración son muy diferentes, por lo tanto no necesita tanta trampilla abierta. Diversos detalles estéticos le dan una personalidad propia y no se puede confundir con un RAV normal.

Pesa 220 libras más que el modelo V6 (que no se vende en España), eso son 100 kilos de engorde. La aceleración es totalmente comparable a la del V6, y la capacidad del maletero permanece sin variaciones de capacidad. Lo normal es que una versión electrificada pierda espacio por lo que necesitan las baterías.

Antes eran de níquel-metal hidruro, ahora son de ión-litio, con una capacidad de unos 30 kWh. No han indicado tiempos de recarga, ni prestaciones, ni datos concretos. Las especificaciones de las baterías son preliminares, por eso quizás no lo hacen público, para no crear falsas expectativas… o expectativas poco ambiciosas.

Toyota RAV4 EV

La potencia máxima que mide el potenciómetro son 160 kilowatios, traducido a “jacos” son 214 caballos de potencia. La capacidad de recarga, según el medidor, alcanza 40 kW de tope. Desaparece el cambio de marchas, tiene unos botones, me recuerda bastante al salpicadero de cierto Pontiac Firebird TransAm en color negro…

De momento este prototipo y sus hermanitos de camada son una declaración de intenciones de lo que está por llegar. Para 2012 se venderá este todocamino y un pequeño urbano totalmente eléctricos (se especula mucho con el iQ). Además, para 2015 se venderá el primer modelo de pila de combustible de hidrógeno, presumiblemente un todoterreno o gran SUV.

Además, en 2012 también llegará el Toyota Prius Plug-In, y a finales de ese mismo año, habrá siete modelos híbridos más en la gama (no especifican en qué mercados). Como podemos ver, la apuesta de este fabricante por los coches eléctricos e híbridos no ha hecho más que empezar.

Más información en www.toyotarav4ev.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos