Compartir
Publicidad
Publicidad

La NHTSA investiga a Toyota por riesgo de incendio

La NHTSA investiga a Toyota por riesgo de incendio
Guardar
27 Comentarios
Publicidad

¡Vaya! ¿Es un epílogo con vuelta de tuerca para el caso Voltgate de General Motors? No. ¿Una segunda parte para el Pedalgate? Tampoco. ¿Algo tan nimio como lo de la dirección asistida? Va a ser que no. La agencia de Tráfico de Estados Unidos anda tras los Toyota Camry, Camry Solara y Toyota RAV4 que se han fabricado desde 2007. Un total de 830.000 vehículos presentan riesgo de incendio.

¿La causa? Un mal funcionamiento en el control central del elevalunas, que va situado en la puerta del conductor y que está que echa chispas. En total, se han recibido seis quejas por parte de propietarios de estos vehículos. De uno de ellos se sabe que de repente le llegó olor a quemado y en poco tiempo vio fuego en la puerta. El hombre salió ileso, pero su coche acabó como si estuviera en algún Dolorpasión™ de los nuestros. Seis quejas, 830.000 investigaciones. Eso es responder a las adversidades.

No es la primera vez que un interruptor de elevalunas acaba en incendio. De hecho, Honda lleva los dos últimos años revisando unidades de sus modelos CR-V y Fit (en nuestro mercado, Honda Jazz) por problemas similares con la toma de los elevalunas. A veces uno echa de menos los tiempos de la manivela. A veces te luxabas, pero al menos no te ardía el coche. O no por esa razón.

Vía | The New York Times
En Motorpasión | Toyota llama a revisión a 550.000 coches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos