Compartir
Publicidad

Estos tres Toyota GT 86 celebran la historia de la marca japonesa en Le Mans, en la 86ª edición de la carrera

Estos tres Toyota GT 86 celebran la historia de la marca japonesa en Le Mans, en la 86ª edición de la carrera
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El próximo fin de semana de los 16 y 17 de junio se celebra en el circuito de La Sarthe, en Le Mans, la carrera de resistencia por excelencia. Hablamos de la 86ª edición de las 24 Horas de Le Mans, que Toyota aprovecha para celebrar su historia en la competición con tres coches muy especiales.

Concretamente tres Toyota GT 86 con distintas decoraciones, cada una en forma de guiño a algunos de los coches de carreras con los que ha competido la firma japonesa a lo largo de los años. Y curiosamente, son tres GT 86, presentados el día 8 del mes 6, y para la 86ª edición de la carrera.

Este trío de ediciones one-off basadas en el coupé deportivo de la casa han sido creadas por la división de Toyota en Reino Unido y cada uno está inspirado en una leyenda pasada de la compañía. Una vez concluya la cita gala, los coches se sumarán a la flota de prensa de Toyota en dicho país y harán diferentes apariciones en eventos y concentraciones.

Estos tres Toyota GT 86 celebran la historia de la marca japonesa en Le Mans, en la 86ª edición de la carrera
Estos tres Toyota GT 86 celebran la historia de la marca japonesa en Le Mans, en la 86ª edición de la carrera

El primero de estos modelos únicos luce los colores del Toyota TS010 de 1992 -gracias al vinilado del especialista Funkee Fish-, aunque este mantiene el motor bóxer de cuatro cilindros y 200 CV que se ofrece de serie, y desafortunadamente no el 3.5 litros V10 de 700 CV de estilo Fórmula 1 que montaba aquel. El segundo es en honor al TS020 (GT-One) de 1998 y, el tercero, al más reciente TS050 Hybrid que estuvo a punto de alzarse con la victoria en Le Mans 2016, pero que tristemente se quedó a las puertas en los últimos compases de la carrera.

Como salta a la vista, los tres modelos equipan accesorios como el llamativo alerón trasero -también como otro guiño a la aerodinámica de competición-, mucho más grande que el de fábrica, y gozan además de una suspensión con muelles más cortos que reducen la altura de la carrocería en 40 milímetros, sistema de escape deportivo Milltek de acero inoxidable o llantas específicas con diseños que recuerdan a las de los coches a los que homenajean.

"El GT 86 nos brinda un genial lienzo sobre el que rendir homenaje a algunos de los más impresionantes coches de carreras que han entusiasmado a las masas en Le Mans", afirma el responsable de relaciones con los medios de Toyota en Reino Unido. James Clark.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos