Publicidad

Bosch da un nuevo empujón al coche autónomo: presentará en el CES de Las Vegas un sensor LIDAR más económico

Bosch da un nuevo empujón al coche autónomo: presentará en el CES de Las Vegas un sensor LIDAR más económico
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Bosch presentará en el próximo Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas, que se celebrará del 7 al 11 de enero, un sensor LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) de largo alcance con el que pretende impulsar en el futuro la democratización del coche autónomo.

El LIDAR, grosso modo, emite rayos de luz láser infrarroja que rebotan en los objetos y permiten al sistema identificar dónde se encuentran estos en función del tiempo que la lente receptora infrarroja tarda en recoger esos haces láser, a diferencia de los radares, que emite ondas de radio. Una tecnología que la compañía alemana de componentes califica de "indispensable" para lograr coches robotizados con una automatización entre el nivel 3 y 5 de la Escala SAE.

Democratizar una tecnología de hasta 77.000 euros, el gran reto

Radar Lidar Velodyne Tres modelos de LIDAR de la marca Velodyne (de izquierda a derecha): HDL-64E, HDL-32E y VLP-16 ('Puck').

De acuerdo con Bosch, su nuevo dispositivo cubrirá tanto distancias largas como cortas, ya sea en autopistas o en la ciudad. Además, explotando el principio de economía de escala, la entidad prevé "reducir el precio de esta sofisticada tecnología y hacerla adecuada para el mercado masivo".

Por el momento, en el escrito no se habla de precios ni de cuánto se logrará reducir el coste de fabricación, si bien se debe tener en cuenta que estamos ante un artilugio que vienen a costar entre 33.000 y 77.000 euros por unidad, según el modelo escogido.

Es decir, un LIDAR 360 viene a costar unas nueve veces más que un sistema de cámaras de vídeo 360, a pesar de que gigantes como Waymo prevén vender sus unidades LIDAR por unos 5.000 dólares cada una, según Engadget.

Bosch Coche Autonomo Lidar 02

En cualquier caso, la compañía con sede en Gerlingen (Alemania) considera esencial utilizar el LIDAR en consonancia con los sistemas de cámaras y radares a fin de lograr una conducción automatizada óptima y segura, pues las "tres tecnologías se complementan perfectamente y brindan información fiable en cada situación de la conducción".

Como ya explicamos, el LIDAR genera en tiempo real una imagen tridimensional de nube de millones de puntos alrededor del vehículo, conociendo además para cada uno de ellos la distancia precisa hasta el foco emisor del LIDAR. Sin embargo, empresas como Tesla, Volvo o Nissan han preferido recurrir al empleo de cámaras de vídeo de alta definición. Son más baratas y más fáciles de integrar.

Un paso más hacia la movilidad del mañana

Mercedes Coche Autonomo

Bosch, por su parte, asegura que su objetivo es "hacer que la conducción autónoma sea segura, conveniente y fascinante. De esta manera, haremos una contribución decisiva a la movilidad del futuro", explica Harald Kroeger, miembro de la junta directiva de la firma.

El LIDAR de largo alcance de Bosch no solo cumplirá todos los requisitos de seguridad, sino que también permitirá a los fabricantes de automóviles integrar eficientemente la tecnología en una amplia gama de tipos de vehículos en el futuro.

Cabe recordar que Bosch no acaba de irrumpir en la carrera del coche robotizado ni mucho menos. La entidad lleva años trabajando en el desarrollo de sensores de ultrasonido, radares y cámaras y, de hecho, su asociación con Mercedes-Benz ya nos han permitido ver taxis sin conductor con pasajeros a bordo o aparcamientos sin necesidad de conductores ni supervisión humana.

Ahora, además del nuevo LIDAR, Bosch ha logrado mejorar su tecnología de cámaras para el automóvil usando la Inteligencia Artificial, de modo que estas pueden detectar los obstáculos y clarificarlos (peatones, bicicletas, vehículos...) incluso en entornos oscurecidos. En última instancia, el sistema activa la frenada de emergencia del vehículo para evitar la colisión.

Bosch continúa impulsando el coche sin conductor y, en consecuencia, aumentando sus beneficios derivados de estas tecnologías: el año pasado, la compañía alemana generó ventas por unos 2.000 millones de euros a través de los sistemas de asistencia al conductor, lo que representa un 12% más que en 2018.

En Motorpasión | La apasionante historia del Golden Sahara II, el 'coche autónomo' de 1958 que ha vuelto a la vida con Goodyear | Este accidente entre un Chevy Bolt autónomo y una moto representa el mayor reto para la inteligencia artificial

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios