Compartir
Publicidad

Audi promete que en 2020 sus e-tron tardarán casi lo mismo en 'repostar' que un coche de combustión

Audi promete que en 2020 sus e-tron tardarán casi lo mismo en 'repostar' que un coche de combustión
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La democratización del coche eléctrico pasa por reducir los tiempos de carga y bien lo saben los fabricantes. Por ello, las marcas automovilísticas están centradas en el desarrollo de baterías de última generación que, unido a la implantación de supercargadores, lo harán posible. El ejemplo lo encontramos en Audi, que ha anunciado recientemente que sus automóviles electrificados serán capaces de cargarse al 80% en menos de doce minutos. Eso sí, no será antes de 2020.

Según informa Autocar, la marca de los cuatro aros ha confirmado que, dentro de dos años todos sus modelos eléctricos, podrán acercar sus tiempos de recarga al repostaje de combustible convencional, que de media, es de siete minutos tal y como asegura Audi.

Recordemos que Audi tiene planificado el estreno de un modelo eléctrico cada año de aquí a 2020 dentro de su nueva familia de cero emisiones e-tron: al recién presentado Audi e-tron, su primer eléctrico de producción en forma de SUV, se unirá en 2019 el gran turismo Audi e-tron Sportback (basado en el concept homónimo presentado en 2017) y, en 2020, un compacto deportivo bautizado como e-tron GT.

El Audi e-tron GT podrá cargar a una potencia de 350 kW

Audi E Tron 115

La clave la encontramos en los supercargadores Ionity, desarrollados por la propia Audi, así como por marcas como Mercedes-Benz, BMW y otras firmas del Grupo Volkswagen, que ya han comenzado a instalarse en las carreteras europeas. Estos fabricantes se han fijado como objetivo instalar hasta 400 puntos de carga, uno cada 120 kilómetros en las principales autovías y autopistas del Viejo Continente, precisamente para 2020.

Estos dispositivos disponen tanto de carga súper rapida (150 kW) como de ultra rápida (350 kW), aunque, en el caso de ésta última, por el momento, ningún modelo de producción cuenta con baterías capaces de utilizarla. De hecho, el propio Audi e-tron puede cargar sólo a una potencia de 150 kW, anunciando que sus baterías pueden llegar al 80% en 30 minutos.

No obstante, Audi ya se está poniendo las pilas y asevera que el e-tron GT, el tercero de sus eléctricos en llegar, dispondrá de una batería capaz de asumir recargas a 350 kW y por tanto ajustarse a esos menos de 12 minutos prometidos para 2020. También ha hecho lo propio Porsche con su Taycan, que llegará en 2019, gracias a una batería de 800 voltios, que le permitirá recargar 400 kilómetros en repostajes de sólo 15 minutos. En una línea similar se mueve el Aston Martin Rapide E, cuyo debut se espera también para el año que viene.

Hacia la democratización del coche eléctrico

Ionity Volkswagen e Golf

De esta manera, los Audi eléctricos, así como los modelos mencionados, posibilitarán acercar al coche electrificado a su popularización: la lenta capacidad de carga y la pobre infraestructura son los principales escollos que ha encontrado desde que los primeros modelos de cero emisiones comenzaran a llegar al mercado.

Los supercargadores Ionity, surgían como respuesta de varias marcas a la exclusividad de los de Tesla, que cuenta con 26 puntos actualmente en nuestro país y tiene planificada la apertura de 19. De igual manera, Iberdrola ha proyectado la implantación de 200 electrolineras en 2020, que podrán cargar a velocidad rápida, súper rápida y ultra rápida y que irán ubicadas en las principales autovías españolas así como en capitales de provincia.

No obstante, la democratización del coche eléctrico también pasa por abaratar su coste: hoy por hoy están muy lejos de los automóviles convencionales. Si a ello le sumamos que Audi, Porsche o Aston Martin son marcas premium o de lujo, pues aún queda largo camino por recorrer.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio