Compartir
Publicidad

El Aston Martin Rapide E plantará cara al Porsche Taycan con 610 CV, 950 Nm de par y 320 km de autonomía

El Aston Martin Rapide E plantará cara al Porsche Taycan con 610 CV, 950 Nm de par y 320 km de autonomía
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace tres años sabíamos que el Aston Martin Rapide E estaba confirmado, también nos enteramos de que contará con una batería de 800 voltios y que se fabricará en Gales, pero aún nos falta mucho por conocer del primer coche 100% eléctrico de Aston Martin.

La fecha de llegada al mercado del Aston Martin Rapide E es 2019 y a medida que se acerca su desembarco los británicos van dejando entrever algo más de información. Lo más relevante aparte de la electrificación es que será el Aston Martin Rapide más potente de toda la gama, con una potencia de 610 CV.

Más potente que el Taycan, pero con menos autonomía

Aston Martin Rapide Electrico 3

El primer coche 100% eléctrico de Aston Martin está siendo desarrollado en estrecha colaboración con Williams Advanced Engineering (WAE), asumiendo el desafío de desarrollar una planta motriz propia y con soluciones a su medida como el sistema de refrigeración de las baterías y el motor para garantizar un rendimiento constante.

Y es que el rendimiento precisamente será una premisa fundamental. El Aston Martin Rapide E estará equipado con una batería de 800 v y una capacidad de 65 kWh de iones de litio que se ubicarán donde iría el motor de combustión, caja de cambios y depósito.

Este conjunto de 5.600 celdas 18650 alimentarán dos motores colocados en la parte trasera (por lo tanto será propulsión) que juntos suman una potencia de 610 CV y unos más que contundentes 950 Nm de par motor.

Aston Martin Rapide E 2019

De esta manera la berlina deportiva británica con motorización eléctrica será aún más potente que el Aston Martin Rapide AMR con motor 6.0 V12 de 603 CV. Eso sí, la motorización de gasolina gana por goleada en la velocidad máxima con una punta de 330 km/h frente a los 250 km/h limitados del Rapide E.

Para garantizar un comportamiento pasional a la altura, los motores del Aston Martin Rapide E contarán con diferencial autoblocante y una suspensión específica.

El sprint de 0 a 100 km/h lo completará en menos de 4 segundos, y la recuperación de 80 a 110 km/h será en unos fulgurantes 1,5 segundos. Sus prestaciones estarán a la altura de lo que se exige de un coche de Aston Martin, pero la autonomía se quedará algo por debajo de lo esperado con unos 320 km según el ciclo WLTP. En carga rápida con un cargador de 400 V/50 kW en una hora puede alcanzar carga suficiente para 297 km.

Al igual que ha hecho McLaren asegurando que no sacarán un deportivo eléctrico hasta que no consigan tener unas baterías lo suficientemente avanzadas como para poder hacer un uso intensivo en circuito, Aston Martin quiere que el Rapide E sea capaz de dar varias vueltas a Nürburgring Nordschleife sin que el sistema eléctrico se sobrecaliente y obligue a limitar las prestaciones del coche.

Aston Martin Rapide Electrico 4

En el exterior del vehículo también encontraremos novedades con una carrocería aún más aerodinámica y neumaticos Pirelli P-Zero con menor resistencia a la rodadura calzados sobre unas llantas con un diseño pensado para generar menos turbulencias.

Aunque de momento no han anunciado las cifras concretas, sí que Aston Martin promete un uso más intensivo de materiales ligeros en la fabricación del Rapide E para contrarrestar el incremento de peso del apartado eléctrico.

El Aston Martin Rapide E será 10 CV más potente que el Porsche Taycan, pero tendrá una autonomía sensiblemente inferior a los 500 km del alemán.

Aston Martin también ha confirmado que la producción del Rapide E será muy limitada, con un número total de 155 unidades a un precio que por el momento se guarda bajo llave, pero previsiblemente no será nada barato ya que el Rapide con motor de combustión tradicional arranca por encima de los 220.000 euros. Su mayor rival será el Porsche Taycan.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio