Compartir
Publicidad

El Aston Martin RapidE contará con una batería de 800 voltios, como el Porsche Taycan

El Aston Martin RapidE contará con una batería de 800 voltios, como el Porsche Taycan
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo del Aston Martin RapidE, al versión eléctrica del Aston Martin Rapide, sigue su curso. La firma británica ha confiado en Williams Advanced Engineering el liderazgo del proyecto en todo lo que se refiere al sistema eléctrico y las baterías. Y Andy Palmer, CEO de la marca, ha compartido los primeros frutos de esa colaboración en Twitter.

El primer ejecutivo de Aston Martin ha confirmado en la red social que el RapidE equipará tecnología de batería de 800 voltios. Podría parecer un dato anecdótico, pero el coche puede así hacer uso de un sistema de carga rápida.

800 v para una carga rápida

Andy Palmer no ha facilitado el tiempo de carga, pero el que sea de 800 voltios, al igual que el Porsche Taycan, permitiría al Aston Martin RapidE hacer uso de la red de supercargadores Ionity, de la cual tanto Porsche como Daimler son algunos de sus impulsores. (Los primeros puntos de carga llegarán a España y Portugal en 2019). Dependerá de la capacidad de la batería del Aston Martin, pero para hacernos una idea, en el caso del Porsche Taycan se habla de un tiempo de carga “de cero” a 80 % en 15 minutos.

Más allá de la capacidad de las celdas de la batería, en Porsche explican que multiplicar por dos el voltaje de la batería (en la actualidad, las baterías de los coches eléctricos suelen ser de 400 v) ofrece una serie de ventajas, como un tiempo de carga más corto y un coche menos pesado, ya que un cableado de cobre ligero y de sección más fina sería suficiente para transportar la energía. Al parecer, Williams -que en su día colaboró con Porsche para los sistemas KERS de sus coches- ha optado por el mismo camino.

Por otra parte, Andy Palmer asegura que uno de los objetivos en los que trabajan es que el coche pueda ofrecer prestaciones suficientes como para poder rodar varias vueltas al Nürburgring y que tendrá una velocidad máxima de 250 km/h.

Aston Martin Rapide Electrico 4

Actualmente y a pesar de lo que los comunicados y vídeos de las marcas quieren hacernos creer, no hay ningún coche eléctrico realmente capaz de rodar un par de vueltas en el Nürburgring con la misma facilidad que un coche de combustión interna. Algunos no pueden ni completar una vuelta. Y no es porque se descargue la batería, sino que la entrega de energía es tal que el sistema se sobrecalienta y el coche limita entonces la entrega de potencia para salvaguardar la batería y los ocupantes. Si realmente lo consiguen, será todo un hito.

El Aston Martin RapidE debería llegar al mercado para finales de 2019. Mientras tanto, el Aston Martin Rapide sigue su discreta carrera comercial con una nueva versión más radical bautizada AMR, equipada con un V12 de 603 CV y capaz de alcanzar los 330 km/h de punta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio