Compartir
Publicidad

Por qué es lógico que el SUV Ateca sea el primer modelo de CUPRA

Por qué es lógico que el SUV Ateca sea el primer modelo de CUPRA
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la presentación de la marca CUPRA como marca independiente, al estilo de Abarth con respecto a Fiat, las miradas se centraron en el primero modelo de la nueva marca española, el Ateca. Equipado con un agresivo kit carrocería y el 2.0 TFSI de 300 CV asociado a la tracción integral, el modelo es claramente deportivo. Sin embargo, todo el mundo se rasgo las vestiduras al ver que se trataba de un SUV. ¿Una marca deportiva y su primer modelo es un SUV? Sí, y por muy extraño que parezca, tiene sentido.

Separar el sello deportivo de una marca generalista para que sea una marca independiente no es nada nuevo, especialmente para el CEO de SEAT, Luca de Meo. El italiano fue en su día CEO de Abarth ya que fue uno de los artífices del renacimiento del Fiat 500 y el que más abogó por hacer de Abarth una marca propia y no como el fabricante de los kit carrocerías para Fiat que los concesionario vendían como accesorios. Y la jugada le ha salido redonda a FCA.

CUPRA Ateca

Cuando la creación de CUPRA era un rumor persistente ya nos preguntamos si sería un movimiento estratégico pertinente. Spoiler alert: creemos que sí. Al fin y al cabo, CUPRA supone sobre todo una inversión en marketing. El incremento del coste por unidad de un CUPRA, que se fabrica en la misma línea de montaje que el modelo que toma por base, es mínimo. Y la gracia está en que el precio de venta será superior a su equivalente SEAT, aumentando asñi considerablemente el margen de beneficio por coche.

Además, recordemos que las ventas del SEAT León Cupra en sus tres carrocerías supuso en 2017 casi el 3 % de las ventas totales de SEAT (en Alemania, fue incluso el 11 % de las ventas totales de la marca). En 2017, SEAT vendió un total de 468.400 coches. Así, la idea de CUPRA no es, en principio, para nada descabellada. Pero, ¿por qué el Ateca y no el Ibiza como primer modelo de la nueva marca?

El SUV Ateca es un coche de conquista

CUPRA Ateca

Uno podría pensar que se debe al auge de los SUV. En 2017, los SUV representaron el 28 % del mercado europeo y se prevé que ocupen el 31 % del mercado este año. De hecho, el SEAT Ateca se ha convertido en el tercer modelo más vendido de Seat con 78.700 unidades, por detrás del León (170.000) y el Ibiza (152.300).

Sin embargo, la razón está en que el Ateca es lo que se conoce como un coche de conquista. Es decir, la inmensa mayoría de los clientes de un Ateca nunca antes habían comprado un SEAT. Y el mejor candidato para estrenar una nueva marca es justamente un coche de conquista, sobre todo uno que está en un segmento de mercado que no para de crecer.

A los más puristas la idea de un SUV con veleidades deportivas les repugna, pero a la clientela no

A los más puristas la idea de un SUV con veleidades deportivas les repugna, pero a la clientela no. Primero fue en los segmentos más altos donde los SUV de corte deportivo se impusieron, como los BMW X5 y X6M o incluso el Mercedes de la Clase G a la salsa AMG, recientemente renovado.

Luego ya fueron los SUV medianos, como el Audi SQ5 o el BMW X4 M40i. Y ahora ya son los SUV compactos los que se apuntan, como el Audi RSQ3, el nuevo Ford Edge ST y, por supuesto, el CUPRA Ateca. Claramente, el público aprueba la decisión de las marcas de crear SUV de corte deportivo. Y eso es lo que cuenta para un fabricante. Está para ganar dinero, no para complacer a los críticos.

¿Qué pasa con el Ibiza y el León?

CUPRA Ibiza

Si bien la idea de un CUPRA Ateca es acertada y lógica. Otras decisiones de la marca son más sorprendentes, como la de enseñar el CUPRA Ibiza a modo de concept car. El CUPRA Ibiza será una realidad. Simplemente, mientras se pone en marcha la red de concesionarios (solo habrá 260 concesionarios SEAT con un “CUPRA corner” en Europa), la fabricación y el lanzamiento del CUPRA Ateca, la marca no quiere que la atención de los medios se diluya entre dos modelos.

Cuando hayamos hablado hasta la saciedad del Ateca y lo hayamos probado, el CUPRA Ibiza dejará de ser un concept car y será un modelo más de CUPRA. Aunque no deja de ser cierto que el mercado de los GTI del segmento B no tiene los volúmenes que tenía antaño.

CUPRA León TCR

En cuanto al León, sorprende mucho que se quede como SEAT León Cupra. La realidad es que puede crear cierta confusión en el público y se podría interpretar como una falta de confianza en el proyecto CUPRA. Hemos visto que se vende muy bien (duplica en ventas al Peugeot 308 GTI, por ejemplo), pero no integrarlo de entrada en CUPRA puede ser visto como un temor a perder ventas si se pasa a CUPRA. Es una situación todavía más confusa cuando el León del TCR sí lucirá el logotipo de la marca CUPRA.

En Automotive News apuntan a que el CUPRA León no llegaría hasta 2020. Ese año CUPRA tendría en su gama, además tres nuevos modelos híbridos plug-in, uno de ellos siendo el para entonces nuevo León.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio