Compartir
Publicidad
Publicidad
Audi SQ5 3.0 TFSI 2017, una bestia con 354 CV y 0 a 100 km/h en 5,4 segundos
Audi

Audi SQ5 3.0 TFSI 2017, una bestia con 354 CV y 0 a 100 km/h en 5,4 segundos

Publicidad
Publicidad

En el Salón de Detroit, además del Audi Q8, la marca alemana ha presentado otro SUV de altas prestaciones que estará en muy poco tiempo en nuestras carreteras. Se llama Audi SQ5 3.0 TFSI, tiene 354 CV y 500 Nm de par, acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y quiere plantarle cara al BMW X4 M40i.

Por eso es el Q5 tope de gama, no habrá una versión RS como sí hay en el caso de su hermano pequeño el Audi Q3. El Audi SQ5 3.0 TFSI 2017 tiene un motor con arquitectura V6 TFSI de 2.995 cc fabricado en aluminio (pesa 14 kilos menos que el anterior motor) el cual entrega 500 Nm de par de forma constante entre las 1.370 y 4.500 rpm.

Audi SQ5 3.0 TFSI

Estética específica

Estéticamente el Audi SQ5 3.0 TFSI se diferencia del renovado Q5 por algunos detalles, como por ejemplo la parrilla delantera Singleframe pintada en color negro con dobles listones en aluminio. Las llantas de serie de 20 pulgadas (hay unas de 21 pulgadas en opción) esconden dentro los discos de 350 mm con pinzas fijas de seis pistones en color negro (en opción en rojo) que incluyen el logo S.

También hay elementos de la carrocería en color gris mate, logotipos con la letra S repartidos por toda la carrocería y sobre todo, un kit aerodinámico específico para esta versión de altas prestaciones. Las carcasas de los espejos retrovisores van en aluminio.

Audi SQ5 3.0 TFSI

En total el conjunto pesa 1.995 kg, 35 kg menos que su antecesor y una de las claves está en el uso de un turbocompresor que sustituye al antiguo compresor mecánic.

Y consumos ajustados

La transmisión corre a cargo de una caja Triptronic de ocho velocidades, que como es habitual cuenta con un modo normal y otro deportivo. Además está el Audi Drive Select y sus modos de conducción, que cuenta con modo por inercia cuando levantas el pie del acelerador entre los 55 y 160 km/h, lo cual permite que los consumos en carretera se reduzcan. Con estos sistemas, el nuevo Audi SQ5 3.0 TFSI homologa un consumo medio de 8,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 189 g/km.

Audi SQ5 3.0 TFSI

Como es marca de la casa, el SQ5 cuenta con tracción a las cuatro ruedas, aunque para reforzar su carácter deportivo en este caso el quattro envía más potencia al eje trasero, pero cuando es necesario automáticamente reparte el par al eje delantero para asegurarse de que la tracción es óptima en cualquier circunstancia.

Para mejorar la dinámica, los frenos actúan levemente sobre las ruedas situadas en el interior de la curva y por si todo esto fuese poco, hay un diferencial deportivo opción.

Por ahora no sabemos el precio que tendrá en España, pero sí sabemos que se fabrica en la nueva factoría de Audi en México y que estará disponible a partir de mediados de 2017.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos