Publicidad

El incombustible Bentley Mulsanne se despide con esta edición especial y deja paso al Flying Spur como buque insignia

El incombustible Bentley Mulsanne se despide con esta edición especial y deja paso al Flying Spur como buque insignia
7 comentarios

La tercera generación del Bentley Flying Spur se presentó en sociedad el pasado verano, dejando claro que se trata de un producto totalmente distinto de su hermano más deportivo, el Continental GT, y que estaba concebido para hacer sombra al buque insignia de la marca: el Mulsanne.

De hecho, la marca británica ha confirmado que la berlina de lujo dejará de fabricarse en la primavera de 2020 para dejar paso al Flying Spur, y para homenajear su trayectoria lanzará una edición limitada a 30 unidades: el Bentley Mulsanne 6.75 Edition, de Mulliner.

Un homenaje al V8 más longevo

Bentley Mulsanne Build 9

Con el Mulsanne culminando la producción una vez que se construyan las 30 unidades de la Edición 6.75, el nuevo Flying Spur se convertirá en el modelo insignia de Bentley, según ha explicado la firma británica.

Este nuevo modelo incorporará un tren motriz híbrido para 2023, un movimiento que simboliza el compromiso de Bentley en el futuro de la movilidad sostenible de lujo, obligatorio por otro lado en un escenario en el que el cambio climático y las restricciones a las emisiones son los protagonistas.

La marca de automóviles ya ha dado su primer paso en el camino hacia la electrificación con el lanzamiento del Bentayga Hybrid, el primer híbrido enchufable de lujo del sector SUV de lujo y el Bentley más eficiente de la historia, prometen.

"El Mulsanne ha desempeñado un papel fundamental en el mantenimiento de la posición de Bentley como líder mundial del segmento de limusinas de lujo", ha dicho Bentley. Y ha añadido:

"Si bien la producción del Mulsanne finalizará en la primavera de 2020, esta decisión se ha tomado en un momento en que estamos experimentando una importante demanda de los clientes en nuestras otras líneas de modelos existentes. Como tal, redistribuiremos a todos nuestros colegas de fabricación que actualmente trabajan en Mulsanne a otras áreas del negocio".

Mulsanne 675 Edition 2 Front 3qtr

Y para homenajear al modelo lanzarán, aún no sabemos cuándo, esta edición especial, que toma su nombre del legendario motor 6¾, la cilindrada tradicional de los V8 de Rolls Royce y Bentley; un motor que este año celebra su 60 cumpleaños.

El Mulsanne 6.75 Edition de Mulliner se basará en los 530 CV y 1100 Nm de par del Mulsanne Speed, el sedán de lujo que se lanzó al mercado en 2014. Las referencias al V8 de 6¾ litros salpican el diseño del automóvil:

Los controles de ventilación interiores clásicos se reemplazan por diseños cubiertos por versiones en miniatura de la tapa de aceite del motor, mientras que el nombre de la edición especial está cosido en los asientos y recreado en placas cromadas para el exterior y el compartimento del motor.

Mulsanne 675 Edition 9 Front Cabin

Las lámparas de bienvenida LED proyectarán el mismo logotipo.

En el exterior del automóvil encontramos la parrilla en negro así como acabados en el mismo color para la B voladora del capó, además de llantas exclusivas de 21 pulgadas y cinco radios.

Debajo del capó, el colector de admisión del motor estará acabado en negro en lugar del plateado tradicional, y la placa del número del motor, firmada tradicionalmente por el artesano que lo construyó, estará firmada por el presidente y director ejecutivo de Bentley, Adrian Hallmark.

El Flying Spur (que puedes ver en la imagen inferior en su edición especial de lanzamiento) se ha asociado estrechamente con el cupé Continental GT más vendido de Bentley desde que se revivió el sedán en 2005. Pero Bentley ha tratado de hacer que el Spur de nueva generación se destaque de su hermano más deportivo.

Es también el primer Bentley en obtener dirección en las cuatro ruedas.

Flying Spur

La mayor parte de la tecnología se comparte con el Continental GT, incluido el panel de visualización giratorio opcional en el tablero que ofrece tres opciones: una pantalla táctil de 12.3 pulgadas, un trío de diales analógicos o una chapa de madera pura.

Según datos ofrecidos por Autonews Europe, Bentley vendió 11.006 vehículos a nivel mundial en 2019, un aumento del 5 % respecto a 2018. Y de enero a noviembre, la firma británica vendió 103 Mulsanne en Europa, tres menos que en el mismo periodo del año anterior.

Veremos qué ocurre con la tercera generación del Flying Spur, cuya comercialización está al caer.

En Motorpasión | Esta es la rebuscada historia del Bentley Cresta, diseñado en Italia y fabricado en Francia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios