Compartir
Publicidad

Esto es lo que pasa cuando conduces por primera vez un McLaren y tu instructor obvia todas las leyes de la lógica

Esto es lo que pasa cuando conduces por primera vez un McLaren y tu instructor obvia todas las leyes de la lógica
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Disfruta de la emoción de ponerte al volante de un auténtico superdeportivo". "Siéntete como un piloto profesional". "Los regalos perfectos para cualquier amante del motor". Son frases que solemos ver en los packs de experiencias que ofrecen a los clientes conducir deportivos durante un tiempo limitado. Si nos adentramos en los requisitos, podemos comprobar que no suelen ser muy exigentes: el participante debe gozar de buena salud y no estar bajo tratamiento médico que afecte a la conducción.

Que tenga permiso de conducir es requisito imprescindible, pero en ningún lado se habla que tenga que tener, además sentido común. Es aquí donde entramos en una nueva entrega de Dolorpasión™. En este vídeo vemos el resultado de juntar a un primerizo conduciendo un McLaren con una mano y a su instructor animándole a que pise el acelerador todo lo que pueda. ¿Resultado? Una experiencia para el recuerdo.

En este tipo de experiencias se incluye un seguro de responsabilidad civil, aunque en este caso debería ser el instructor el que corriera a cargo del destrozo que provocan en este McLaren MP4-12C. Mientras visualizas el vídeo, comienza a aflorar de tus entrañas el decálogo WTF, una forma poco elegante de decir "no puede ser posible":

  1. Por qué el conductor conduce semejante superdeportivo con una mano.
  2. Por qué el instructor que viaja a su lado no lleva casco.
  3. Por qué le anima a seguir acelerando un motor 8 cilindros en V turbo (traducido en 600 CV sin control).
  4. Por qué el conductor sigue manejando el volante con una mano, mientras la otra descansa a lo "mira que chungo soy".
  5. Por qué sigue llevando al límite al chico-que-conduce-un-McLaren-con-una-mano.
  6. Por qué nadie quiere que esa maravilla de la ingeniería vuelva sana y salva a casa.
  7. Por qué se sorprende cuando se han dado el golpe.
  8. Por qué no lloran.
  9. Por qué este vídeo demuestra la importancia de un buen profesor/instructor más allá de tus habilidades al volante.
  10. Por qué aunque un decálogo no tengan que ser 10 puntos los vamos a poner igual.

El coste de reparación ascendió a 125.000 dólares (unos 118.000 euros). Dado que un modelo de segunda mano de estas características se mueve en torno a los 153.000 euros, imaginamos que la empresa tendría que considerar seriamente qué hacer con la víctima de esta terrible historia.

Rueda Destrozada

Si alguna vez haces uso de uno de estos packs, ya sabes, conduce con las dos manos en el volante.

Fuente | SuperspeedersRob
En Motorpasión| Dolorpasión™: Un McLaren MP4-12C y los peligros de la velocidad| Dolorpasión™ es dejar así tu nuevo McLaren 650S Spider verde mientras corrías por las calles de Los Ángeles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos