Publicidad

El Toyota Yaris estrena la primera ronda de pruebas del año de Euro NCAP, y lo hace con todas las estrellas

El Toyota Yaris estrena la primera ronda de pruebas del año de Euro NCAP, y lo hace con todas las estrellas
1 comentario

La pandemia ha obligado al organismo de seguridad Euro NCAP a paralizar todas las pruebas de 2020, y ha sido la cuarta generación del Toyota Yaris la encargada de estrenar la primera tanda de este fatídico año.

El renovado modelo híbrido ha sido el primero, además, en someterse a la nueva prueba de desplazamiento frontal de Euro NCAP, que no había cambiado desde 1997. Y se ha llevado las cinco estrellas y la enhorabuena del organismo.

Una prueba que no había cambiado en 23 años

El cinco puertas ha aprobado con sobresaliente en todas las pruebas de choque y de detección de ciclistas y peatones.

En concreto, se ha llevado una puntuación del 86 % en seguridad del ocupante adulto, un 81 % en ocupante infantil, un 78 % en usuarios vulnerables en carretera -a pesar de no contar con capó activo- y un 85 % en sistemas de asistencia.

El Yaris es además el primero en superar con éxito el impacto de la nueva barrera móvil para la prueba de choque frontal en movimiento.

Esta nueva prueba de choque no solo evalúa la protección de los ocupantes dentro del automóvil, sino que también evalúa cómo la estructura frontal de los vehículos contribuyen a las lesiones de los ocupantes.

Así, Euro NCAP se centra en la protección del conductor y la posible interacción entre el conductor y el pasajero del asiento delantero. Con la última prueba, se puede verificar adecuadamente la protección que ofrecen elementos como los airbags centrales.

"El Yaris, en general, lo hace bien. Dos airbags montados en el centro se despliegan en impactos laterales para limitar el movimiento de los ocupantes al lado opuesto del vehículo y para mitigar el riesgo de contacto entre ocupantes", ha dicho el organismo tras la prueba.

El Yaris también muestra los avances en la tecnología para evitar choques: la última generación de Toyota Safety Sense ahora puede detener el vehículo al girar para evitar un choque inminente.

Un año marcado por la pandemia

Según ha explicado Euro NCAP a Motorpasión, el retraso en el lanzamiento de muchos modelos para 2020 y 2021 debido al parón en la producción ha provocado que el organismo no pudiera realizar ninguna prueba este año:

"La fabricación de automóviles es una industria totalmente global. Los vehículos ensamblados en Europa, por ejemplo, pueden usar piezas producidas en China, Japón o cualquier otra parte industrializada del mundo. Como resultado, la pandemia del coronavirus ha afectado a la industria automotriz con más fuerza que la mayoría, afectando primero a China y el Lejano Oriente, luego provocando el cierre de las líneas de ensamblaje en Europa y luego interrumpiendo la producción en América del Norte y del Sur", explica a Motorpasión una portavoz del organismo.

De hecho, en la valoración de la primera prueba de 2020, el secretario general de Europ NCAP, Michiel van Ratingen ha admitido que ha sido un "año difícil para todos" y que han tenido que adaptarse "rápidamente a nuevas prácticas de trabajo".

"Es grato que el primer automóvil calificado este año haya ido tan lejos para abordar los problemas de seguridad que están surgiendo como las principales prioridades", ha dicho Ratingen en alusión al Yaris.

Es más que seguro que en los próximos días el organismo vaya publicando el resto de coches que completarán la primera y tardía tanda de 2020.

En Motorpasión | Probamos el Porsche Taycan Turbo S: una bestia de coche eléctrico con 761 CV que nos sitúa en una nueva realidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios