El SEAT León y el Land Rover Defender se llevan la máxima nota de Euro NCAP, que deja al Honda e sin las cinco estrellas

El SEAT León y el Land Rover Defender se llevan la máxima nota de Euro NCAP, que deja al Honda e sin las cinco estrellas
16 comentarios

Euro NCAP ha publicado los resultados de su cuarta prueba de choques del año, la mayor en cuanto a número de coches testados, con hasta siete modelos. El nuevo SEAT Léon, el Land Rover Defender o la pick-up Isuzu D-Max son algunos de los coches que se han hecho con las cinco estrellas de seguridad, que en cambio no han conseguido ni el Honda e ni el Hyundai i10.

Merece la pena mención aparte el SEAT León por ser el coche más vendido en España el pasado mes y, salvo sorpresa mayúscula, en todo 2020.

El nuevo León ha pasado por las pruebas Euro NCAP, tanto con motor de combustión como en su variante híbrida enchufable, consiguiendo un loable 92% en protección de adultos, 88% en cuidado infantil, 71% en seguridad de peatones y 80% en sistemas de asistencia (Safety Assist).

Unos elevados guarismos de los cuales Euro NCAP ha aplaudido especialmente la seguridad de los pasajeros adultos, pues incluso supera en nota al Audi A3 (89%), que fue otro de los modelos examinados en esta ronda de choques de Euro NCAP y la saldó también logrando las cinco estrellas.

Ambos modelos comparten la plataforma MQB-II con el Volkswagen Golf, que ya se sometió al examen de Euro NCAP a finales de 2019 y logró entonces la mejor nota en protección para adultos de los tres compactos mencionados del Grupo Volkswagen, con un 95%.

Un aspecto clave de seguridad del SEAT León 2020 es el nuevo airbag central delantero de serie, que evita el posible contacto con la cabeza entre el conductor y el acompañante en caso de colisión lateral.

Seat Leon Pruebas Choque Euro Ncap 2020 02

El apartado en el que menos nota cosechó el SEAT León, el de usuarios vulnerables, Euro NCAP explica que la "superficie del capó proporciona una protección predominantemente buena o adecuada en la cabeza de un peatón golpeado, con resultados débiles y malos registrados en los pilares rígidos del parabrisas".

Asimismo, pese a que "el sistema de frenado autónomo de emergencia (AEB) del León puede detectar usuarios vulnerables de la carretera, como peatones y ciclistas, no detecta peatones en la parte trasera del automóvil", lo que provocó que dentro de este apartado lograse solo 5,4 puntos de los nueve posibles.

Los coches pesados también pueden ser cinco estrellas en seguridad

Además del SEAT León y del mencionado Audi A3, los Land Rover Defender, Isuzu D-Max y Kia Sorento consiguieron las cinco estrellas Euro NCAP en seguridad.

En el informe, el organismo europeo ha detallado que el Isuzu D-Max "está equipado de manera impresionante, con sistemas de seguridad estándar, AEB y una nueva bolsa de aire central".

Sin embargo, la nueva prueba de la barrera móvil para la prueba de choque frontal en movimiento mostró que su peso y estructura frontal "hacen que el pick-up sea agresivo con otros vehículos en caso de colisión", critica el escrito.

Lo mismo ocurre con el Land Rover Defender, que es más grande y pesado (2.408 kg de peso en vacío) que los modelos anteriores. Si bien, "está equipado con modernos sistemas de asistencia al conductor para prevenir y mitigar, en la medida de lo posible, las colisiones con otros usuarios de la carretera", detalla Euro NCAP, valiéndole para lograr la máxima puntuación.

El Kia Sorento, el SUV de siete plazas del firma coreana, también se hizo con las cinco estrellas en seguridad Euro NCAP. En concreto, la cuarta generación de este modelo firmó un 82% en protección de adultos, 85% en cuidado infantil, 63% en seguridad de peatones y 87% en sistemas de asistencia (Safety Assist).

El eléctrico Honda e y el Hyundai i10 se quedan sin cinco estrellas

Por su parte, el Honda e y el Hyundai i10 fueron los dos únicos modelos examinados en esta ronda que no alcanzaron las cinco estrellas de seguridad.

El pequeño eléctrico japonés ha sido calificado con cuatro estrellas Euro NCAP, al carecer de "algunas de las características de seguridad más avanzadas presentes en el Honda Jazz", detalla la institución europea.

De hecho, en los apartados de seguridad de peatones y en sistemas de asistencia es donde menos puntuación ha conseguido, con un 62% y un 65%, respectivamente.

El frenado autónomo de emergencia (AEB) viene de serie y funcionó bien en las pruebas de detección y reacción a otros vehículos, evitando o mitigando los impactos en la mayoría de los casos. Sin embargo, el sistema no reaccionó en el escenario de tráfico cruzado en movimiento", añade Euro NCAP.

El Hyundai i10 cosechó el peor resultado de esta ronda de Euro NCAP, con tres estrellas. Entre los puntos débiles detectados destaca que en la prueba del impacto frontal, la pelvis del conductor se deslizó debajo del cinturón, es decir, se detectó el efecto submarino del que ha alertado en varias ocasiones la DGT.

Además, el Hyundai i10 "ofrece una funcionalidad AEB más limitada que algunos otros coches pequeños", concluye Euro NCAP.

En Motorpasión | Esta es la verdadera razón por la que Peugeot provocó que el Porsche 901 pasase a llamarse Porsche 911

Temas
Comentarios cerrados
Inicio