Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Recuerdas el Tesla incendiado en Biarritz? Suena a broma, pero fue culpa de un enchufe mal apretado

¿Recuerdas el Tesla incendiado en Biarritz? Suena a broma, pero fue culpa de un enchufe mal apretado
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un mes, día arriba día abajo, os contábamos cómo la barbacoa de un Tesla Model S P90D terminaba convirtiéndose en una barbacoa a pie de calle después de que los dos clientes y el empleado de la marca escuchasen un sonido extraño.

Por suerte, los ocupantes del vehículo no sufrieron ningún daño ya que se bajaron tras escuchar el sonido y ver en el cuadro de mandos el aviso de "problemas con la carga". Pero, ¿qué fue lo que ocurrió? Según Tesla, tras tres semanas de intensa investigación, han concluido que el incendio se debió a una conexión eléctrica mal ajustada.

El coche eléctrico y las conexiones

Tesla Fire2

Las conexiones eléctricas son inofensivas si están bien hechas, por eso tendrían que hacerlas a prueba de errores o bajo elevados controles de calidad

El fallo que desencadenó el desastre y que devoró el coche en cinco minutos fue una simple conexión eléctrica mal ajustada. ¿Y cómo es posible que se realizase mal una conexión hecha por robots programados para no fallar? Pues porque según apunta Charles Delaville, responsable de comunicación de Tesla en Francia, en el caso concreto de este coche las conexiones las había hecho un humano.

Delaville también insiste en que nunca ha sucedido un incidente similar por estas causas, supongo que porque esas conexiones son cosa de manos robotizadas, la pregunta es ¿por qué en ese coche se habían realizado de forma artesanal? ¿Formaba parte de una operación rutinaria? Sobre eso Tesla no ha dicho nada.

No creo que los Tesla ardan más que cualquier otro tipo de coche de combustión convencional, ni estamos hablando de incendios a causa de impactos, ni que puedan tener más problemas a lo largo de su vida útil, no estamos hablando de que sean peores o mejores coches. En lo que sí creo es en la importancia de que Tesla desarrolle una red de servicios solvente que vele por la integridad de sus vehículos con personal altamente cualificado a su cargo.

Tesla Fire1

Coches que encierran tanta tecnología requieren unos cuidados bien estandarizados en los que el humano, cuando tenga que intervenir en el procedimiento, no se pueda saltar ningún paso del libro sagrado que describe las operaciones de mantenimiento y reparación.

Un par de apriete distinto o una clavija mal enchufada pueden derivar en una mala conexión y, en el peor de los casos, un fuego. Supongo que no será el mismo electricista que te pone un casquillo en casa al que llamen para arreglar un equipo de alto voltaje en una central nuclear. Por estas causas y otras muchas, la típica imagen del mecánico va a cambiar bastante en años venideros tal y como nos contaba Rubén Fidalgo hace unos días en este magnífico artículo, que si no te has leído aún le deberías echar un ojo.

Vía | Electrek

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos