Publicidad

Imposible escapar de estos radares: Australia estrena un sistema pionero para detectar el uso del móvil al volante

Imposible escapar de estos radares: Australia estrena un sistema pionero para detectar el uso del móvil al volante
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Australia se va a convertir en un país pionero en lo que a la lucha contra las distracciones al volante se refiere. El pasado 29 de noviembre, Transport for NSW -el organismo de infraestructuras y carreteras de Nueva Gales del Sur-, anunció a través de un comunicado la inauguración de un nuevo sistema de radares basados en inteligencia artificial capaces de detectar a los conductores que usan el móvil mientras conducen en todo tipo de situaciones.

La ubicación de estos radares, fijos y móviles, no será desvelada, y prometen que son asequibles, por lo que pueden ser colocados en cualquier parte y en cualquier momento.

Ya están funcionando, pero tendrán un periodo de pruebas de tres meses

Movil

El estado australiano de Nueva Gales del Sur, el más poblado de los seis estados de Australia, ha inaugurado este 1 de diciembre un nuevo sistema de alrededor de 45 cámaras de detección de teléfonos móviles equipadas con flash infrarrojo.

Esta tecnología funciona tanto de día como de noche y en todas las condiciones climáticas, utilizando cámaras de alta definición para capturar imágenes de la fila delantera del habitáculo de todos los vehículos.

Usando tecnología avanzada de cámara y radar, puede operar con precisión a velocidades de hasta 300 km/h.

Según explica el organismo Transport for NSW, el sistema usa inteligencia artificial para revisar automáticamente imágenes y detectar conductores infractores, y para excluir imágenes de conductores no infractores.

Es decir, de acuerdo a una serie de movimientos o comportamientos, los algoritmos ponen en su punto de mira a aquellos que puedan ser sospechosos de estar manipulando un teléfono móvil.

Después el personal autorizado verifica las imágenes que el sistema automatizado considera que pueden contener un conductor que usa de forma irregular un teléfono móvil. Respecto a la privacidad del conductor (al fin y al cabo esto es un sistema de vigilancia), Transport for NSW asegura que las imágenes rechazadas por el sistema se eliminan una hora después de la detección de forma permanente y "sin ser vistas".

Aunque ya están en funcionamiento, no comenzarán a emitir multas hasta pasados tres meses, solo cartas de advertencia. Después de este periodo, la multa para los conductores infractores es de cinco puntos y una multa de 211 dólares, que aumenta hasta los 457 si se produce en una zona escolar.

Distraccion

El programa se ampliará durante tres años con el objetivo de realizar más de 135 millones de controles anuales para 2022/23. Para 2021, se espera que estos radares de última generación reduzcan las muertes en carretera en un 30 %.

Durante las pruebas piloto previas al despliegue de este sistema, las cámaras detectaron más de 100.000 conductores manipulando sus teléfonos al volante solo en el área metropolitana de Sydney. "Las cámaras produjeron imágenes claras en todas las condiciones climáticas y de luz, y excedieron las expectativas relacionadas con el manejo, almacenamiento y seguridad de los datos", dice el organismo.

Lo cierto es que en España lo más parecido que tenemos son los nuevos drones de la DGT, que operan desde agosto.

La cámara de alta definición con cinco kilómetros de alcance ubicada en su base les permite captar con precisión si un conductor o pasajero no lleva puesto el cinturón de seguridad, o si va hablando por el móvil.

En Motorpasión | Este hombre diseñó el test para renovar el carnet de conducir: "Desde el principio fue un éxito total"

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir