Este es el mapa de los radares móviles de la DGT más difíciles de detectar en España

Este es el mapa de los radares móviles de la DGT más difíciles de detectar en España
3 comentarios

Este año la DGT ha reforzado su arsenal tecnológico estrenando drones y 26 radares nuevos (10 fijos y 16 de tramo), pero también intensificará el uso de sus radares móviles. En cuanto a estos últimos, la ley no exige que sean anunciados, por lo que algunas veces están señalizados y otras no.

Así, varios usuarios de la app para conductores SocialDrive, publicaron hace unos meses la ubicación más habitual de los radares Velolaser situándola en el mapa. Este se va actualizando a medida que se añaden: ahora mismo hay 106.

Mostramos dónde se encuentran y repasamos las principales características de este tipo de radar móvil, que por sus características, es muy complicado de detectar.

Para la DGT, los excesos de velocidad y las distracciones son dos de los principales frentes a combatir, pues ambas siguen estando entre las causas más frecuentes de los siniestros viales en nuestro país.

En el caso de las distracciones este año se ha endurecido la Ley de Tráfico aumentando las multas por manipular el teléfono móvil mientras se conduce, por ejemplo.

Respecto a los excesos de velocidad, en España actualmente se utilizan tres tipos de radares diferentes para la vigilancia de las carreteras: los fijos, los móviles y los de tramo. Dentro del grupo de los radares móviles, la DGT introdujo en 2018 los Velolaser, o lo que es lo mismo, los denominados popularmente como “radares invisibles”.

En el mapa interactivo, puede verse cómo estos radares están operando prácticamente en todo el territorio nacional: Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Madrid, Castilla La Mancha, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía… aunque su ubicación habitual suele concentrarse en la mitad norte (sobre todo en Galicia) y el centro de la península.

De la lista de las más de 100 ubicaciones habituales de los radares Velolaser en España que refleja SocialDrive, solo parecen librarse de su vigilancia territorios como Badajoz, Córdoba, las Islas Canarias o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Qué son y cómo funcionan los radares Velolaser

Radar

Los pequeños radares móviles Velolaser apenas miden 50 centímetros y pesan unos dos kg.

De esta forma, pueden ubicarse en trípodes, vehículos, incluso adheridos a la señalización vertical (señales y/o biondas) y hasta pueden ser transportados en las propias motos de la Guardia Civil, lo que los hace prácticamente indetectables.

Entre las capacidades más destacadas de este tipo de radares está detectar a los infractores que pasen a una distancia de entre 15 y 50 metros de su ubicación. Además, miden velocidades desde los 30 km/h hasta los 250 km/h.

Funcionan igual de bien por el día que por la noche, pudiendo discriminar la tipología del vehículo utilizado (turismos, comerciales, industriales...), son inalámbricos, disponen de batería con hasta cinco horas de autonomía y se controlan de manera remota vía WiFi o 3G/4G.

Por sus características y la tecnología que implementan, cada unidad Velolaser cuesta más de 14.000 euros. Aunque el mapa no los muestre todos, o señale más de una posible ubicación habitual para cada uno de ellos (van cambiando), la DGT cada vez tiene más de estos cinemómetros en funcionamiento.

Temas
Inicio