La DGT recuerda cómo debemos ceder el paso a ambulancias, bomberos o policía y las multas por no hacerlo

La DGT recuerda cómo debemos ceder el paso a ambulancias, bomberos o policía y las multas por no hacerlo
5 comentarios

Ambulancias, bomberos, vehículos policiales...  los vehículos prioritarios piden paso a golpe de sirena cuando deben atender una emergencia y es importante saber cómo reaccionar y colaborar con ellos.

Nunca está de más recordarlo, así que repasamos lo que dice la normativa y la DGT respecto a cómo se debe dejar paso a este tipo de vehículos, sobre todo en lugares comprometidos como puede ser un cruce o una carretera atascada. Aunque ellos también obligaciones...

Qué es un vehículo prioritario, cuáles son y cuándo hay que cederles el paso

La DGT recuerda cómo hay que ceder el paso a los vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los denominados vehículos prioritarios siempre tienen prioridad de paso sobre el resto de vehículos y usuarios de la vía cuando circulan en servicio de urgencia. De ahí su nombre.

Así se recoge en el Artículo 67 del Reglamento General de Circulación, que se incluye en el capítulo III que engloba todo lo referido a prioridad de paso.

¿Cuáles son estos vehículos prioritarios? Pues según esta misma normativa son:

- Vehículos policiales: Guardia Civil, Policía Nacional y cuerpos de seguridad autonómicos o municipales.

- Vehículos de extinción de incendios: bomberos.

- Vehículos de salvamento o protección civil.

- Vehículos de asistencia sanitaria: ambulancias tanto de servicios médicos públicos como privados.

La DGT recuerda cómo hay que ceder el paso a los vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo

¿Y cómo sabemos que van en servicio de urgencia? Porque lo indican al resto de conductores llevando encendida la señal luminosa V-1. Es decir las luces rotativas que  equipan estos vehículos, normalmente en el techo, y que desde agosto de 2018 ya son azules en todos (antes solo lo eran las de los vehículos patrulla siendo amarillas las del resto).

Hay que señalar que solo con que tengan activadas las luces hay que facilitarles el paso, aunque también, y normalmente, vayan acompañadas del aviso acústico, la denominada sirena.

La DGT recuerda cómo hay que ceder el paso a los vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo
Fuente: DGT

Además, hay que tener en cuenta que, cuando tienen que asistir una urgencia, estos vehículos de servicio no solo tienen absoluta prioridad de paso: asimismo pueden circular por encima del límite de velocidad y están exentos de cumplir las normas o señales de tráfico.

De igual manera, de forma excepcional, en autovía o autopista, pueden dar media vuelta, circular marcha atrás o en sentido contrario al de la calzada, siempre que lo hagan por el arcén, además de que pueden atravesar la mediana mediante los pasos trasversales de la misma.

Todo ello, asegurándose de que no comprometen la seguridad del resto de usuarios.

Cómo dejar paso a un vehículo prioritario

La DGT recuerda como ceder el paso a vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo

Dado que tienen prioridad absoluta, el resto de vehículos y por tanto sus conductores, han de cederles el paso en este supuesto. Lo que a su vez ha de hacerse de una manera concreta dependiendo de donde los encontremos y de la situación.

El reglamento estipula que:

Tan pronto perciban las señales especiales que anuncien la proximidad de un vehículo prioritario, los demás conductores adoptarán las medidas adecuadas, según las circunstancias del momento y lugar, para facilitarles el paso, apartándose normalmente a su derecha o deteniéndose si fuera preciso

Por su parte, la DGT da cinco consejos generales de cómo actuar si se avista un vehículo prioritario, por ejemplo una ambulancia o un vehículo de bomberos:

1. Mantenga su trayectoria.
2. Aminore progresivamente la velocidad, sin frenadas bruscas.
3. Observe, señalice y muévase hacia un lado si es posible.
4. Si no puede apartarse, mantenga la calma y no haga maniobras sorpresivas.
5. Obedezca las instrucciones del personal de emergencias, en su caso.

No obstante, en ciertos lugares, como intersecciones, glorietas o atascos son especialmente críticos y hay que apartarse de una manera específica. Por su parte los conductores de vehículos prioritarios deberán extremar las precauciones en estos supuestos, para asegurarse de no poner en riesgo al resto de usuarios.

- Intersecciones: al avistarlos por el retrovisor debemos reducir la velocidad y apartarnos lo más cerca del margen derecho y no detenernos en el cruce (siempre que el tráfico lo permita), pues podríamos provocar un alcance.

- Glorietas: en las rotondas es clave no cortarles la trayectoria, por ejemplo saliendo de las mismas desde uno de los carriles interiores. Aunque esto en general siempre es obligatorio en las glorietas pese a que no siempre se cumple.

Otro escenario crítico para facilitar el paso a estos vehículos es un atasco. En embotellamientos, y a pesar de la falta de espacio, también hay que echarse a un lado ordenadamente. En cuanto a la dirección que debemos tomar (derecha o izquierda) depende del tipo de vía.

- Carreteras de un solo carril por sentido: los vehículos de cada carril han de echarse a su margen derecho.

- Carreteras de dos carriles por sentido: el que circula por el carril de la derecha deberá echarse al margen derecho y el que circula por el carril de la izquierda, al margen izquierdo.

- Carreteras de tres carriles por sentido: los vehículos que discurren por el carril de la izquierda debe pegarse al margen izquierdo (mediana normalmente) y los del central y el derecho, hacia la derecha.

Multas de 200 euros

La DGT recuerda como ceder el paso a vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo

No respetar la preferencia de paso de un vehículo prioritario en servicio de emergencia, valga la redundancia, se considera una infracción grave según se recoge en el codificado se sanciones de la DGT y está penado con una multa de 200 euros (100 euros con pronto pago), aunque no lleva aparejada la resta de puntos del carnet de conducir.

No obstante, en el caso de los peatones, si no se apartan de la calzada en este supuesto, supone una infracción leve, que conlleva 80 euros de multa (40 euros con pronto pago).

La DGT recuerda como ceder el paso a vehículos prioritarios y las multas por no hacerlo

Por su parte, los conductores de vehículos prioritarios también están incurriendo en una infracción grave si:

- No adoptan las precauciones necesarias para no poner en peligro al resto de usuarios.

- No utilizan las señales visuales y acústicas cuando prestan un servicio urgente para alertar al resto de conductores.

- Utilizan incorrectamente las señales acústicas y visuales, es decir llevarlas activadas cuando no se está atendiendo una emergencia.

Estos tres supuestos se multan asimismo con una sanción de 200 euros.

Por último, un vehículo que no sea prioritario, si se ve obligado a prestar un servicio del urgencia, deberá alertar al resto de los conductores llevando encendidas las luces de emergencia (warnings).

En todo caso siempre deberán cumplir con las normas de circulación (a diferencia de los prioritarios) y deberán justificar la emergencia ante las autoridades. No hacerlo también supone una infracción grave y está penado con 200 euros.

Fotos: DGT.

En Motorpasión | Las averías del coche más habituales que vienen ocasionadas por vicios, manías y malas costumbres del conductor | La DGT se pone seria con circular indebidamente por el carril izquierdo y por fin está multando esta infracción

Temas
Inicio