Compartir
Publicidad

A los ertzainas que no caben en los SEAT León, el Gobierno Vasco les sugiere que hagan ejercicios y descansos

A los ertzainas que no caben en los SEAT León, el Gobierno Vasco les sugiere que hagan ejercicios y descansos
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el País Vasco los policías son grandes. Eso es así. Y como son grandes, no caben en los coches de policía que les compran. Sucedió con los policías locales de Bilbao, que no cabían en los Mercedes Clase B Sports Tourer, y sucedió con algunos miembros de la Ertzaintza, que no caben en los SEAT León X-Perience.

A falta de conocer cómo lo resuelven los municipales bilbaínos, para los ertzainas ya tenemos una respuesta más o menos oficial: que los agentes hagan ejercicios de calentamiento y estiramiento, y que descansen. O bien, que se parcheen los interiores de los coches que les acaban de comprar.

SEAT León X-Perience: puntos a favor y en contra según Recursos Humanos de la Ertzaintza

Seat Leon X Perience

Según leemos en eldiario.es, una división adscrita al área de Recursos Humanos de la Ertzaintza se ha dedicado a valorar los diferentes pros y contras del SEAT León X-Perience como coche de policía, desde el punto de vista de la ergonomía y pensando en los agentes del cuerpo policial vasco.

En el documento, al que ha tenido acceso el medio que dirige Ignacio Escolar, destacan en positivo la "facilidad de conducción" del coche y su "gran calidad", aunque en el plano negativo se reconoce que cuenta con un espacio interior "restringido" si se trata de un coche de policía con mampara para detenidos.

En ese caso, el informe del área de Recursos Humanos de la Ertzaintza asume que el espacio dedicado a las piernas queda reducido, que subir y bajar del vehículo es "dificultoso", que los ertzainas no tienen dónde guardar las defensas y que las armas no caben en los anclajes que poseen los vehículos, entre otros problemas relacionados con los elementos que utilizan los agentes de policía en el ejercicio de sus funciones.

Medidas de choque ante un problema de grandes dimensiones con los coches de policía

Como solución aplicada a los coches de policía, el informe propone que a los coches de policía se les quite la tapa de la guantera para que el acompañante del conductor disponga de 10 centímetros más a la altura de las rodillas. También se sugiere cambiar los asientos por unos de menor tamaño.

Otra solución propuesta apunta a reconfigurar la parte trasera de los vehículos policiales equipados con mamparas de protección para dejar esa zona con una sola plaza para detenidos, de manera que uno de los dos asientos delanteros se podría ajustar utilizando toda la longitud disponible en el coche de serie.

Interior Seat Leon X Perience Interior de un SEAT León X-Perience destinado a uso particular.

En el informe elaborado a instancias del área de Recursos Humanos de la Ertzaintza tras las protestas sindicales, no se explica cómo se deberían sufragar estas reformas en unos vehículos que costaron unos 62.000 euros por unidad.

En cuanto a las soluciones que tienen que ver con los ertzainas, la Policía sugiere que los agentes más corpulentos utilicen los coches de policía que forman parte ya de la flota, como los viejos SEAT Altea, los Volkswagen Passat o los nuevos Toyota Land Cruiser, como el que probamos en Namibia. Para referirse a estos casos, el informe habla de "tallas extremas" en cuanto a la "altura, envergadura, perímetro abdominal" de los agentes.

También se insta a los policías a que hagan "estiramientos" y "ejercicios de calentamiento" antes de iniciar la jornada laboral, además de ejercicios "de recuperación" al finalizarla, sin olvidar suspender sus tareas cada 20 a 30 minutos, para realizar "descansos posturales".

Aunque desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos Laborales esta sea una medida lógica, no deja de resultar llamativo imaginar a unos policías dejando una persecución a medias porque el coche les está matando la espalda.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio