Compartir
Publicidad

¡Denme coches de policía más grandes! En Bilbao, los 'munipas' no caben en sus coches nuevos

¡Denme coches de policía más grandes! En Bilbao, los 'munipas' no caben en sus coches nuevos
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta primavera, la Policía Municipal de Bilbao renovaba su flota de vehículos patrulla con la incorporación de 32 unidades del Mercedes-Benz Clase B Sports Tourer. La marca de la estrella ganó la adjudicación, valorada en 1,7 millones de euros, por delante de otros contendientes como Citroën o Renault, aunque la nueva montura no es precisamente gusto de los agentes y se ha visto envuelta en la polémica desde su elección.

El monovolumen compacto no acaba de convencer a los miembros de la policía bilbaína por el poco espacio que ofrece el habitáculo para el conductor y el copiloto, tras incorporar las modificaciones pertinentes a fin de convertirlo en coche patrulla. En concreto, las unidades que presentan este problema son las que incorporan la clásica mampara para trasladar a los detenidos y que integrarían la mitad de las 32 unidades incorporadas. De hecho, este modelo fue escogido para dicho fin.

Tras las quejas de los agentes presentadas ante el Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE), la Inspección vasca de Trabajo ha instado al Ayuntamiento de Bilbao para que, en el plazo de tres meses, lleve a cabo las "modificaciones técnicas u organizativas necesarias" a fin de los que los nuevos Mercedes-Benz Clase B Sports Tourer "no supongan un riesgo para la salud y seguridad" de los trabajadores. Así lo confirma un informe al que ha tenido acceso el diario El Correo.

A falta de espacio, patrullan con los antiguos

¡Denme coches de policía más grandes! En Bilbao, los

Según el Consistorio bilbaíno, el 7% de la plantilla de los policías de la urbe vasca supera los 1,85 metros de altura, lo que englobaría a cerca de unos setenta funcionarios. Éstos demandan que no entran en los nuevos vehículos que incluyen la mampara y que en su interior se encuentran "agarrotados". Es por ello que la gran mayoría ha optado por volver a patrullar con los antiguos.

Ya en una reunión celebrada el pasado mes de mayo ante la Inspección de Trabajo, en la que estuvieron presentes tanto los directores de la Policía Municipal de Bilbao, como miembros del departamento de Recursos Humanos y el el subdirector de Prevención de Riesgos Laborales, los sindicatos denunciaron la "falta de espacio e incomodidad postural" en la zona de el habitáculo destinada al conductor y al copiloto.

El informe de Trabajo se presentaba a principios del mes de julio y en él se incluía la propuesta de elaborar un estudio ergonómico para adoptar las posibles "medidas correctoras en función de las características antropométricas de los agentes, tanto de tipo técnico, como el retranqueo de las mamparas, como organizativo, como el uso de los coches patrulla antiguos, más amplios de espacio".

Una adjudicación rodeada de polémica

Mercedes Benz Clase B 2015 - Contacto

No obstante, solucionar el problema no apunta a ser tarea sencilla: los sindicatos han advertido que, tras consultar a varios expertos, éstos les ha advertido de la imposibilidad física de retrasar unos centímetros este panel que divide el habitáculo.

Escoger el Mercedes-Benz Clase B Sports Tourer no ha sido la mejor de las decisiones del Consistorio. Ya su adjudicación estuvo envuelta en la controversia: los sindicatos se quejaron de que los criterios para conseguir el contrato y el reparto de puntos no fueron los adecuados. De hecho, dos de las seis compañías que participaron en el concurso, presentaron recursos administrativos cuestionando el proceso de adjudicación, aunque éstos fueron rechazados.

Entre las irregularidades se destacaba que el 25% de los puntos del total correspondían a valoraciones completamente subjetivas, mientras que el vehículo fallaba respecto a otros candidatos por rango de autonomía y la carencia de un kit de detenidos con la transformación del habitáculo correspondiente (la mencionada mampara) o de faros antiniebla.

De hecho, el SVPE demanda que la adquisición del monovolúmen compacto se ejecutó sin someterse previamente a consulta en el comité de Seguridad y Saludo, por lo que el Ayuntamiento ha recibido un toque por parte de Trabajo, que ha advertido que, para un futuro, se deben respetar los derechos de participación y consulta de los sindicatos. El asunto no llega al nivel de los Ford Explorer que casi ahogan a varios policías en EE.UU., pero apunta a culebrón para rato.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio