Llega el frío y la nieve, así que esto es lo que sí o sí debemos llevar en el maletero del coche

Llega el frío y la nieve, así que esto es lo que sí o sí debemos llevar en el maletero del coche
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Llega el conocido como invierno meteorológico y ya se anuncian las primeras nevadas para los últimos días de esta semana: varias comunidades podrán tener acumulación de nieve. Pero en general en los meses de diciembre, enero y febrero la nieve y el hielo suelen estar presentes, lo que incluye las carreteras.

Preparar tu coche para las bajas temperaturas y así evitar averías es muy recomendable. Pero también llevar estos elementos en el maletero o dentro de tu coche puede ahorrarte sustos en invierno, ya sea para tus trayectos diarios o viajes largos.

Imprescindibles invernales para el coche

Cadenas de nieve para el coche

Nunca está de más ser precavidos y con nieve en la ecuación hay ciertos elementos que son indispensables. Tenerlos en el coche puede marcar la diferencia, ya sea para poder seguir circulando o en caso de quedarte atrapado ante una copiosa nevada.

Y no sólo en casos extremos: ante heladas o nevadas nocturnas, si tu coche duerme en la calle, también agradecerás contar con ciertos útiles y accesorios.

  • Cadenas de nieve: un obligado en los meses invernales a menos que tu coche equipe neumáticos marcados para la nieve (de invierno o all season). Ocupan poco en el maletero y te permitirán seguir circulando si se acumula mucha nieve en la carretera, evitando que te quedes varado. Las hay metálicas (más adherencia, más duraderas) o de tela (más sencillas de colocar). Aquí te contamos cómo debes ponerlas y en qué ruedas has de colocarlas.
  • Rasqueta de hielo: otro clásico, para limpiar las lunas del coche y poder ver tras una helada o nevada. Ya hay muchos coches que incluyen un rascador, pero si no es el caso del tuyo tienes muchas opciones y no son caras. A la hora de escogerlo, lo esencial es que su hoja tenga el mayor tamaño posible para que eliminemos rápidamente el hielo, pero que a su vez no raye el cristal. Que tenga mango y sea antideslizante también nos puede solucionar la tarea.
  • Guantes: poner o quitar las cadenas a manos descubiertas, o incluso rascar la luna delantera sin guantes, puede ser todo un infierno. Hay guantes específicos para colocar las cadenas, que también cubren los antebrazos, pero en general sirven unos impermeables y que vayan forrados para protegernos de las superficies heladas.
  • Pala pequeña: muy útil cuando se acumula nieve en el coche, ya sea aparcado tras una nevada nocturna o bien si nos quedamos atrapados. Nos servirá para liberar el coche, quitándola de la carretera, y para eliminar las capas superficiales de nieve sobre la carrocería. Lo ideal es que no sea muy grande (las hay extensibles) y que pese poco, por ejemplo de aluminio, para poder manejarla fácilmente.
  • Botas de nieve: si bien no son precisamente ideales para conducir por su suela gruesa (nos pueden hasta multar por ello), sí que pueden ser muy prácticas si tenemos que quitar la nieve del coche o bien salir puntualmente si nos quedamos varados. Tendremos un calzado extra en el maletero, apto para la nieve y evitaremos mojar el las zapatillas o el calzado que llevamos puesto para conducir.
  • Manta de viaje: la DGT siempre recomienda llevar una manta en el maletero para posibles emergencias. En caso de quedarnos atrapados nos servirá para calentarnos y evitar consumir energía de la batería del coche (ya sea la de 12V o la motriz en caso de ser un eléctrico) y minimizar el riesgo de que el habitáculo se vicie de CO₂.
  • Linterna: nos puede servir para iluminar mientras ponemos o quitamos la cadenas, pero también para tener luz del coche y así evitar castigar la batería en caso de quedarnos atrapados. Las más útiles son las linternas frontales, que nos dejan libres las manos.
  • Power bank: una batería externa es otro obligado, pues tener batería en el teléfono móvil es vital en cualquier emergencia, ya sea para avisar a las autoridades o bien para estar informados. Aunque podemos enchufar el móvil al coche (cargador 12V / cable USB), si llevamos un power bank no le "robaremos" energía al coche.
  • Agua y comida: si vamos a hacer un viaje largo, o bien si se prevén nevadas y no tienes más remedio que coger el coche, lleva siempre una botella con agua (ideal de 1,5 o 2 litros). También algo de comida, por ejemplo un par de sandwiches o barritas energéticas.
Coche atrapado en la nieve

Y además...

  • Arrancador portátil de batería: con las bajas temperaturas la batería del coche sufre más de lo habitual y puede descargarse más rápidamente. Si no coges el coche todos los días no está de más llevar en el maletero unos cables con pinzas de arranque o bien un cargador/arrancador para no tener que depender de otro coche. Estos dispositivos suelen oscilar entre 40 y 120 euros y los cables entre los 10 y los 40 euros.
  • Descongelante de parabrisas: si las heladas son muy habituales en tu zona, no es mala idea hacerte con un spray descongelante que te ayudará a eliminar el hielo del parabrisas junto a la rasqueta. Además, algunos son igualmente repelentes de agua. O directamente puedes optar por una cubierta para la luna delantera, y así no tendrás ni que rascar.
Temas
Comentarios cerrados