Qué hacer si nos quedamos atrapados con el coche en la nieve: cuatro recomendaciones fundamentales de la DGT

Qué hacer si nos quedamos atrapados con el coche en la nieve: cuatro recomendaciones fundamentales de la DGT
4 comentarios

Esta semana muchas provincias españolas se verán afectadas por varias borrascas que vendrán con nieve, lluvia y vientos de hasta 100 km/h. Se trata del primer temporal de frío a las puertas del invierno que traerá nieve a algunas zonas, por lo que la DGT realiza una serie de recomendaciones de cara a los conductores.

Por ejemplo, qué hacer en caso de que nos veamos atrapados en carretera en nuestro coche ante una nevada.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha puesto en alerta naranja para estos días a varias comunidades de mano de este temporal: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Galicia y País Vasco. Y en nivel amarillo estarán las dos Castillas, Madrid, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana.

Cuatro consejos fundamentales si nos quedamos varados

Si bien la DGT recomienda que, en previsión de nieve no se coja el coche, si no tenemos más remedio que utilizarlo es recomendable seguir una serie de indicaciones en cuanto a qué debemos llevar en el coche o a la conducción, que aquí explicamos al detalle.

Y en el hipotético y nada deseado caso de vernos varados en el coche ante una copiosa nevada, tanto la Guardia Civil como Protección Civil indican varios aspectos fundamentales para afrontar esta comprometida situación.

Quédate dentro del coche, con el motor encendido y la calefacción puesta. El habitáculo del coche se convierte en un refugio gracias a su estructura cerrada pero también porque podemos activar la calefacción.

Eso sí, sin pasarse de temperatura: hay que buscar un equilibrio entre el gasto de combustible y mantener caliente el habitáculo. Por esto, es muy importante que ante un temporal, evitemos siempre ir justos de carburante.

Igualmente, mantener el coche en marcha también ayudará a evitar que se congelen algunos elementos y a que se ponga inmediatamente en marcha en cuanto podamos continuar.

Renueva el aire periódicamente. Para evitar un aire muy viciado, es recomendable renovarlo cada cierto tiempo, ventilándolo brevemente en la medida de lo posible.

Tras estas ventilaciones, para que el habitáculo se caliente más rápidamente, podemos optar por activar el sistema de recirculación del aire de climatización. Lo ideal es hacerlo durante unos minutos, pasando a la entrada exterior en cuanto se caliente mínimamente.

Vigila que el tubo de escape no se obstruya con la nieve. Si bien se recomienda que no bajemos del coche, es necesario hacerlo para comprobar si el tubo de escape está libre y puede realizar su función correctamente.

Y es que si no lo hace puede ser muy peligroso, ya que los gases nocivos producidos en la combustión del motor podrían introducirse en el habitáculo. En la medida de lo posible, hay que evitar quedarse dormido.

Mantente informado. Otro elemento que se aconseja tener encendido, o al menos hacerlo cada cierto tiempo, es la radio o el sistema multimedia para estar al tanto de la evolución de la situación: por ejemplo conocer el parte meteorológico o la situación de las carreteras (cuáles están cortadas y cuáles se abren al tráfico).

Aunque el móvil puede ser muy más eficaz en este aspecto, si contamos con cobertura, conexión a Internet y óptimo flujo de datos, claro. Además de batería suficiente. La DGT informa en tiempo real del estado del tráfico y las carreteras en este mapa.

Qué llevar en el coche y otras recomendaciones

Cadenas coche nieve

Ante un temporal, nunca está demás tomar una serie de precauciones en cuanto a llevar ciertos elementos con nosotros, independientemente de si el trayecto es largo o corto. Varios de ellos serán vitales en caso de quedarnos atrapados en el coche. O bien incluso podrán evitarlo.

Cadenas y guantes. Si vives en una región de habituales nevadas, y no dispones de neumáticos de invierno o All Season, es casi obligado llevar cadenas en el maletero. Pero también puntualmente si se prevén nevadas ti zona.

Y es que dependiendo del volumen de nieve sobre el asfalto, se puede exigir que solo los vehículos que las lleven equipadas pueden circular. Esto ocurre con el Nivel Rojo. Es decir, que tenerlas pueden salvarnos de quedarnos inmovilizados.

Lo recomendable asimismo es acompañarlas con un par de guantes para proteger las manos del frío al ponerlas. Si no sabes cómo colocarlas, aquí te explicamos como hacerlo.

Agua y comida. Si vamos a pasar largas horas en el coche, tener agua y comida puede ser vital. Una botella grande (1,5 litros o 2 litros) o un sandwich o barritas energéticas, pueden ser buenos compañeros en esta situación.

Manta de viaje. La DGT siempre recomienda guardar una manta en el maletero ante posibles emergencias como es ésta. Ocupa muy poco en el maletero y nos servirá para calentarnos, evitando que abusemos en exceso de la temperatura de la calefacción.

Batería portátil para el móvil. El teléfono se convierte en un elemento fundamental en estas situaciones, como ya hemos señalado más arriba. Por ello contar con una batería auxiliar o power bank, cargada obviamente, puede ser muy útil.

Depósito lleno. Ya que dependeremos de la calefacción del coche, y que luego necesitaremos combustible para cuando se pueda circular, ir con el depósito con el carburante justo puede ser letal en estas situaciones.

Temas