Compartir
Publicidad
Suzuki Swift Sport, a prueba: un coche tan divertido como caro, con 140 CV para 970 kilos
Pruebas de coches

Suzuki Swift Sport, a prueba: un coche tan divertido como caro, con 140 CV para 970 kilos

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

En este mundo en el que los coches cada vez son menos... coches, da gusto ver cómo algunas marcas siguen apostando por los modelos pasionales. Nos hemos puesto a los mando del nuevo Suzuki Swift Sport para disfrutar de un coche hecho para aficionados al motos y puristas pero sin renunciar a un buen equipamiento.

El nuevo Swift Sport de 2018 recibe mejoras tanto estéticas como de chasis, motor y equipamiento que hacen que con 140 CV para menos de 1.000 kg se convierta en un instrumento de diversión pura.

Suzuki Swift Sport: más agresivo y mejor plantado

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 002

Vestido en un llamativo color Champion Yellow, el nuevo Suzuki Swift Sport mantiene las líneas generales de su diseño pero remarca que es la versión más deportiva de la marca japonesa. Por delante el frontal de tipo duro con grandes faros con tecnología LED, una gran parrilla delantera, paragolpes con formas muy marcadas y un splitter en la zona inferior.

Suzuki Swift Sport 2018 077

En la vista lateral el protagonismo lo cobran unos paneles de carrocería altos, taloneras, ventanillas escuetas que en esta ocasión se prolongan hacia la luneta con una moldura negra que oculta el tirador de las puertas traseras y la línea del techo en descenso suave. Las llantas de 17 pulgadas en negro también son nuevas.

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 001

Por detrás el lenguaje de diseño de Suzuki se mantiene con unos pilotos LED con cierto parecido a los de otros modelos de la competencia, un pequeño alerón integrado en el techo y una generosa salida de escape doble a cada lado del difusor trasero en color negro.

Suzuki Swift Sport 2018 006

A primera vista los cambios son más que notables ya que la nueva plataforma Heartech supone un cambio generacional que hace crecer al Swift Sport tanto cualitativa como cuantitativamente. Las cotas exteriores del Suzuki Swift Sport han cambiado. Si bien la longitud sigue siendo exactamente la misma (3.890 mm), el resto de medidas son completamente diferentes. El énfasis deportivo se refuerza con una anchura considerablemente superior pasando de 1.695 a 1.735 mm y algo menos de altura (1.495 mm, 15 mm menos).

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 003

Por lo demás también hay cambios que además de convertir al Swift Sport en un coche de aspecto más aguerrido lo aploman sobre el asfalto. La distancia entre ejes se ha aumentado en 20 mm (2.450 mm) y la anchura de vías ha variado tanto delante como detrás, ampliándose nada menos que 40 mm.

Swift Sport 2018 Swift Sport 2017 Swift 2018
Longitud 3.890 3.890 3.840
Anchura 1.735 1.695 1.735
Altura 1.495 1.510 1.495
Batalla 2.450 2.430 2.450
Ruedas 195/45R17 195/45R17 185/55R16

Un habitáculo correcto y bien surtido

Suzuki Swift Sport 2018 012

Derivado directamente del nuevo Swift, el Suzuki Swift Sport introduce algunos cambios en su habitáculo. Algunos son menores y otros no tanto. Para empezar encontramos una buena dosis de detalles en rojo como en la mayoría de las costuras, las esferas del cuadro de mandos o las molduras en rojo oscuro.

El volante es nuevo, con un aro estrecho y de tamaño medio, con inserciones en negro piano, tapizado parcialmente en cuero y repleto de botones, tanto en los brazos horizontales como en las botoneras secundarias de los huecos inferiores. Un tanto saturado quizá.

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 006

Por cierto, ente las dos grandes circunferencias detrás del volante la pantalla digital LCD de 4,2 pulgadas también nos ofrece una gran dosis de información, incluyendo medidor de fuerzas G, gráficos de acelerador/freno, presión del turbo, nivel de potencia...

La verdadera estrella de la versión Sport son los asientos deportivos utilizados para las plazas delanteras. Su morfología con apoyos laterales para los hombros, caderas y piernas no los hace incómodos ni en uso ni a la hora de entrar o salir, pero sí es cierto que su tamaño es algo justo. Para una persona menuda como yo son del tamaño idea, pero alguien corpulento posiblemente no se encontrará del todo confortable.

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 005

Para no quedarse fuera de las modas, el negro piano también tiene presencia en el Swift Sport. No es la sobredosis que encontramos en otros modelos pero ahí está enmarcando la pantalla del sistema de infoentretenimiento, el volante y alguna pieza más de la consola central.

Otros detalles de equipamiento que diferencian a esta generación son las pedaleras de aluminio, la palanca de cambios específica o que ahora por primera vez está homologado para cinco ocupantes aprovechando la mayor anchura.

Suzuki Swift Sport 2018 011

En general los acabados son correctos, muy a la japonesa y para un coche de su segmento. Eso sí, la mayoría de plásticos son duros, texturizados, pero duros. Incluso el volante resulta duro al tacto.

El sistema de infoentretenimiento recurre a una pantalla táctil en la que se engloban todas las funciones a excepción de la climatización, que mantiene los botones físicos en un plano inferior.

Suzuki Swift Sport 2018 020

A través de la gran pantalla podremos acceder a conectividad total con smartphone, Apple CarPlay, Android Auto, Mirror Link, Bluetooth, navegación GPS y cámara de visión trasera. Su funcionamiento es sencillo, sin florituras, pero correcto.

Quizá resulta un tanto confuso en algún momento al tener que identificar los pictogramas con las funciones que queremos encontrar. La ausencia de un botón físico para el volumen y el encendido/apagado (situados en el lateral izquierdo del marco) también choca al principio, pero es cuestión de acostumbrarse.

Motor, suspensiones y conducción de auténtico deportivo

Suzuki Swift Sport 2018 Prueba 004

Pero basta de teoría. Nos metemos en el Suzuki Swift Sport con su mando-llave en el bolsillo y arrancamos a botón el pequeño compacto deportivo, que ya había ganas. Pese a lo grande de las salidas de escape, el sonido que nos regala el propulsor es bastante comedido.

La nueva generación de motores K14C se ha pasado al downsizing. Mantiene la misma configuración de cuatro cilindros en línea pero es un bloque completamente nuevo. Del 1.6 litros anterior se ha pasado a un 1.373 cc turboalimentado. Las cifras que ofrece son mejores más en la práctica que sobre el papel puesto que la potencia sólo aumenta 4 CV hasta los 140 CV pero el par motor se dispara de 160 a 230 Nm.

Suzuki Swift Sport 2018 028

Los primeros metros con el Swift Sport son como él, sencillos. El coche se mueve de forma suave, su respuesta a bajas revoluciones es dulce y la dirección unida a su tamaño contenido le hacen escaparse de la ciudad con suma facilidad.

Nos lanzamos a por los tramos donde el tráfico está mas despejado y comienzan a asomarse las primeras curvas. Allá que vamos y lanzamos al pequeño Swift Sport sin repelar siquiera el gas para darnos cuenta de que es uno de esos coches de los que ya quedan pocos.

Suzuki Swift Sport 2018 032

Los 970 kg que pesa el conjunto son prácticamente inigualables en el mercado, lo que unido a una dirección directa y bien puesta a punto nos regala una entrada en curva fulgurante y decidida. La caja de cambios manual de seis relaciones está bien escalonada y sus recorridos cortos y precisos ayudan a hacer una conducción animada.

Una vez en la trazada las nuevas cotas del chasis así como una puesta a punto específica de la suspensión (MacPherson delante y por barra de torsión detrás), más dura, aguantan la trayectoria de manera firme y precisa, sin titubeos, girando plano y con muchísima confianza.

Suzuki Swift Sport 2018 049

Es fácil venirse arriba a medida que vemos que este Swift Sport es capaz de más de lo que parece. Su respuesta nos anima a cada vez pedirle un poco más y el motor recupera realmente bien, lanzándonos directos hasta la siguiente curva con muchas ganas.

Eso sí, pese a llevarlo girando alto de vueltas, el motor sigue sin emitir un sonido emocionante lo que quizá se convierta en la mayor pega del modelo unido a una línea roja situada a 6.250 rpm que no alcanzaremos nunca, ya que el motor corta la estirada de forma súbita a unas 5.800 rpm.

A la hora de frenar fuerte tampoco habrá problema alguno. El equipo de frenos recurre a un equipo de cuatro discos con los delanteros de 16 pulgadas ventilados y traseros de 15 pulgadas sólidos, más que suficientes.

Bien equipado, aunque no para todos los bolsillos

Suzuki Swift Sport 2018 072

En un coche tan enfocado al ocio puede que no esperásemos un gran apartado de seguridad, pero en Suzuki han querido meter al Swift Sport directamente en el siglo XXI. Gracias a su cámara monocular y sensor láser el modelo equipa una gran carga de ayudas a la conducción.

Control predictivo de la frenada con asistencia, alerta de cambio de carril involuntario, alerta por fatiga de conductor, asistente de luces de largo alcance, asistente de cambio de carril, control de velocidad adaptativo, control de retención en pendientes, sensores de presión de neumáticos o seis airbags son sus mejores cartas.

Suzuki Swift Sport 2018 076

Al final, con todo el equipamiento que lleva este coche la verdad es que sorprende que sobre la báscula se quede por debajo de una tonelada. Sin duda es un esfuerzo muy a tener en cuenta por parte de Suzuki, que mantiene la oferta de un coche divertido, para puristas de la conducción, sin grandes alardes en el que lo realmente importante son las sensaciones.

Quizá podríamos esperar algo más de calidad en sus interiores o un sonido más excitante que enfatizase su ya de por sí muy buen comportamiento dinámico, pero basta con pasar un rato al volante del Suzuki Swift Sport para darse cuenta de que es uno de esos coches de los que cada vez quedan menos.

Suzuki Swift Sport 2018 066

Bien es cierto que el precio del Suzuki Swift Sport es elevado. Cuesta 21.370 euros según tarifa, lo que le sitúa incluso por encima de rivales como el Ford Fiesta ST Line o el SEAT Ibiza TSI de 150 CV. A cambio ofrece mucho equipamiento, menos peso y un comportamiento notablemente más deportivo sin llegar al terreno de vacas sagradas como el Peugeot 208 GTi.

Su disponibilidad en los concesionarios españoles será inmediata, a excepción de las islas que por temas logísticos tardará algo más, y llegará con una campaña de lanzamiento de 2.000 euros y cinco años de garantía.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio