Compartir
Publicidad
Publicidad

Opel Insignia Sports Tourer OPC, prueba (parte 3)

Opel Insignia Sports Tourer OPC, prueba (parte 3)
Guardar
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

OPC significa algo más que estética, como hemos podido ver en las dos partes anteriores. En este caso, el paquete deportivo va en serio, y no se puede añadir en otros Insignia inferiores, aunque pueden aproximarse bastante. Por ejemplo, su chasis deportivo es el más rebajado de la gama y es exclusivo.

Cuenta con la mejor tecnología disponible para este modelo. De acuerdo, hay algún que otro extra, pero en general está fuertemente equipado y el precio está más que justificado. Cuesta más del doble que un Opel Insignia básico, 41.575 euros si es familiar, o 39.725 euros si es sedán o berlina.

El Sports Tourer (familiar) se elige por la versatilidad, fundamentalmente. Es el Insignia OPC más tragón y con peores prestaciones, debido al peso. El sedán pesa 1.810 kg, la berlina 1.825 kg y el familiar ¡¡1.940 kg!! El motor de 325 CV está considerablemente lastrado y es una de sus principales taras.

Opel Insignia ST OPC

Equipamiento

Antes de seguir, hay que hacer un análisis crítico. Va muy equipado, y eso significa peso. Por eso pensar en el Insignia como un vehículo tremendamente dinámico es un error, un "quemao" se divertirá mucho más con un Subaru Impreza STI, más aligerado en todos los sentidos. Aquí la comodidad pasa factura en la báscula.

Prácticamente no vamos a echar nada de menos en este coche. La lista de elementos de serie es bastante larga, así que destacamos los cambios estéticos, tracción total, chasis deportivo con Flexride (permite cambiar configuración en marcha), ordenador, climatizador bizona, tapicería mixta, etc.

La radio de serie, CD 300, admite MP3 y un disco compacto. Por encima tiene navegadores, en versión CD o DVD, que pueden acompañarse del mejor sistema de sonido, firmado por Infiniti (el de mi unidad). Si eso es demasiado, pues basta la radio CDC 400 con cargador de seis unidades y lectura de MP3, con siete altavoces como mínimo.

Opel Insignia ST OPC

No tiene freno de mano, lo siento por los drifters. Se quita automáticamente, pero hay que echarlo manualmente en algunos supuestos. La ruedecita giratoria, que comanda el navegador/teléfono, es deliciosa, una vez que se le pilla el tacto y uno se acostumbra, ayuda a no distraerse. Para el copiloto está bien situada también.

No tiene rueda de repuesto en ningún caso, equipa un sistema de reparación de pinchazos tanto con 19 como con 20 pulgadas. Los sensores de aparcamiento se pagan aparte, 525 euros. Los asientos de cuero perforado, siendo los delanteros con ajuste eléctrico, calefacción y ventilación, otros 2.274 euros.

Esta unidad tiene los faros adaptativos AFL plus con xenón. Tienen un montón de funciones distintas, el conductor lo que percibe es que casi siempre ve perfectamente, da igual lo que esté haciendo. Este extra supone algo más de 1.000 euros, pero lo recomiendo encarecidamente.

Opel Insignia ST OPC

Las cortinillas de las puertas traseras cuestan 162 euros. Es un detalle bastante cutre, por esa miseria que las pongan de serie. También hay que pagar aparte 119 euros por un enchufe de 230 V en las plazas traseras (consola, portátil, etc).

También hay que pasar por caja para tener el sistema de división del maletero Flex Organizer, o la red de seguridad si nos da por tener un perro. La alarma también es opcional... ¿quién quiere un coche así sin alarma? Que me lo expliquen. El techo solar también es opcional.

Aunque diga como un loro opcional, opcional... lo importante sí lo tiene de serie casi todo. Como igualemos equipamiento en un Premium lo vamos a flipar. Por otra parte, no tiene tantas opciones como ellos. Pero pasemos sin más dilación al equipamiento de seguridad del coche.

Opel Insignia ST OPC

Seguridad

Evitando anticipadamente que pierda el hilo, os cuento lo que NO viene de serie:

  • Cámara Opel Eye (541,41 euros): Reconoce las señales de velocidad (verticales, tanto señales como paneles) y las de adelantamiento, con bastante precisión. A veces confunde la señal de fin de obras como la de "pista libre" (fin de límites) que hay en Autobahn. Se nota que le gusta correr... ¿Quieres saber más?
  • Asistente de mantenimiento de carril: Sin intermitente, si giramos y pisamos líneas viales, pitará. No pita si estamos en un puerto a lo bestia, apurando los carriles, el coche sabe que lo hacemos conscientemente, por eso no avisa. Va junto al Opel Eye.
  • Faros de xenón AFL, adaptativos, con luces diurnas LED (1.082,82 euros): Además de lo ya comentado, las luces de cruce se encienden solas, así que en este coche nos podemos olvidar de las luces en general. No tiene antinieblas delanteros.
  • Sensor de presión de neumáticos (216,56 euros)
Opel Insignia ST OPC

Todo lo demás va incluido. Tiene una excelente dotación de seguridad y está totalmente al día. Aunque el familiar no se ha probado en EuroNCAP, los resultados del sedán son extrapolables. Obtuvo cinco estrellas (2009) y el único aspecto en el que cojea un poco es en el de protección de peatones (40%).

La puntuación de seguridad activa es alta, ya que tiene ESP en toda la gama de serie y avisadores de abrochado de cinturón en las plazas delanteras. Le ha faltado tener limitador de velocidad, el control de crucero sí lo tiene de serie en esta versión. La protección infantil es buena (79%) y la de ocupantes, excelente (94%).

El Opel Insignia mejoró bastante la calificación del Opel Vectra, que ya acumulaba unos añitos con cuatro estrellas, y eso con el baremo antiguo. Con el de 2009 igual no habría llegado a cuatro y se habría quedado con tres, ya que ahora pesan más otros sistemas de los que carecía de serie.

Opel Insignia ST OPC

Aunque hablamos de un pepinazo y un coche al que hay que tenerle respeto conduciendo, en realidad es bastante seguro, si se vuelve inseguro, es más cosa del conductor que de él. Gracias al Opel Eye las multas por exceso de velocidad son 100% voluntarias, ya no se puede decir "es que no vi la señal".

Cada vez que lee un límite de velocidad, lo indica en la pantalla en el momento exacto que el coche alcanza la señal, cada vez y por unos segundos. No da ninguna advertencia más, así que no se vuelve muy cansino. Es una ayuda, pero no reemplaza a la atención de un conductor responsable.

Otro detalle que me ha gustado es que es imposible despistarse con el tema de la desconexión del airbag de pasajero. Tanto si está puesto como si no, se ve en el tablero. Si alguna vez se ha quitado el airbag para llevar una sillita infantil, olvidarse de dejarlo como estaba no es una opción.

Es un valor seguro, como invertir en oro.

En Motorpasión | Opel Insignia Sports Tourer OPC - "Parte 1":https://www.motorpasion.com/pruebas/opel-insignia-sports-tourer-opc-prueba-parte-1, "Parte 2":https://www.motorpasion.com/pruebas/opel-insignia-sports-tourer-opc-prueba-parte-2 y "Parte 4":https://www.motorpasion.com/pruebas/opel-insignia-sports-tourer-opc-prueba-parte-4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos