Publicidad

Probamos el nuevo Mitsubishi ASX: lavado de cara para el SUV nipón, que mantiene su filosofía
Pruebas de coches

Probamos el nuevo Mitsubishi ASX: lavado de cara para el SUV nipón, que mantiene su filosofía

El nuevo Mitsubishi ASX acaba de desembarcar en los concesionarios españoles. El SUV compacto ha recibido este año su tercera actualización sobre su última generación, la única y primera en llegar a Europa, cuyos detalles conocimos en el Salón de Ginebra 2019.

Y ya tocaba ponerse a los mandos del renovado modelo nipón, que actualiza su estética y suma bondades tecnológicas más modernas al servicio de la seguridad y la conectividad. En nuestro mercado parte de los 19.100 euros, con descuentos asociados, que pueden quedarse en 16.700 euros sin financiamos con la marca.

El todocamino japonés, es, según la marca, el modelo más importante de Mitsubushi para el mercado español, pues es su retoño más vendido. Según la firma, desde que se estrenara su última generación en 2010, se han comercializado, 1,32 millones de unidades en 90 países. En el caso de España, ha llegado ya a las 50.000 unidades, y la marca prevé cerrar este 2019 alcanzando las 6.900 unidades comercializadas (en el acumulado de enero a noviembre va por las 6.444 según datos de Anfac).

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

La gama del Mitsubishi ASX 2020 en España es escueta: dispone de una sola motorización gasolina, desapareciendo en la gama la de gasóleo. Se trata del actualizado motor atmosférico de cuatro cilindros MIVEC de 2.0 litros y 150 CV, que puede asociarse tanto a una caja de cambios manual de cinco velocidades, como a una automática de variador continuo de seis relaciones. Mitsubishi nos confirma que no prevén añadir más opciones mecánicas, ni tampoco contemplan añadir alguna variante eco.

Además, en el renovado ASX vuelve la tracción total, aunque sólo puede seleccionarse con el acabado más completo y está disponible únicamente con cambio CVT. Cinco acabados conforman su familia (Challenge, Spirit, Motion, Kaiteki y Kaiteki+) y su precio oscilan entre los 19.100 euros y los 28.100 euros, incluyendo descuentos.

Más robusto, atractivo y ergonómico

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

En esta nueva entrega, la tercera de su vida comercial, el Mitsubishi ASX 2020 se rige por el nuevo lenguaje de diseño de la firma nipona, que ya hemos visto en otros de sus hermanos, como es el caso del nuevo Mitsubishi Outlander, que pudimos probar el año pasado.

Así, el nuevo ASX destaca por un frontal más robusto y elevado que la marca denomina Dynamic Shield, caracterizado por una parrilla estrecha, generosas defensas y dos gigantescas molduras plateadas que se extienden desde las ópticas al paragolpes, enmarcando los intermitentes y los faros antiniebla.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba
Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Las ópticas, de tipo Bi-LED y de serie desde el primer acabado, son ahora más alargadas, mientras que las traseras (LED) ofrecen asimismo un nuevo diseño. También cambian las defensas de la zaga, con una nueva moldura metálica para los bajos y en general ofrece una imagen más cuidada, musculosa y robusta, que lo acercan más a las tendencias actuales en comparación a la anterior versión.

Gracias a estos nuevos ingredientes, da la sensación que el Mitsubishi ASX aumenta en anchura y empaque, aunque mantiene las mismas cotas del modelo saliente, así como sus dimensiones interiores.

LONGITUD

ANCHURA

ALTURA

BATALLA

MALETERO

4.365 mm

1.770 mm

1.640 mm

2.670 mm

406 / 1.183 litros

Al acceder a su interior, no encontramos las habituales florituras de la que hacen gala modelos actuales. Domina el color negro, con superficies lisas de tacto gomoso y tampoco dispone de la tan de moda instrumentación digital. En su lugar equipa dos esferas analógicas enmarcados por generosos marcos en forma de tubo, con una pantalla de información en el centro.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Las principales novedades las encontramos en la consola central, protagonizada por un nuevo display multimedia de 8 pulgadas, enmarcado en piano negro y una fina moldura metálica, y bajo el mismo las tres ruletas de nueva factura desde las que se maneja la climatización. Además, también ofrece tapicería en cuero negro, que es de serie en el tope de gama Kaiteki+.

Mitsubishi ha hecho hincapié en mejorar la habitabilidad y la ergonomía en esta acualización del ASX: dispone de un profundo hueco para telefónos móviles bajo la consola central, que queda prácticamente escondido bajo la misma, y en el túnel central cuenta con dos portavasos y un ancho y profundo cofre tras el freno de mano, con una bandeja para dejar elementos poco voluminosos como las llaves o la cartera.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba
Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Asimismo, los bolsillos de las puertas son bastante amplios y cuentan con otro hueco para dejar botellas de medio litro, que resulta más cómodo pues está más a mano cuando vamos conduciendo.

El ASX homologa cinco plazas y lo cierto es que las traseras son bastante cómodas, dejando suficiente espacio para las piernas incluso con los asientos delanteros en posición bastante retrasada. No obstante, y como ocurre en este segmento, sólo dos ocupantes en los asientos posteriores encontrarán verdadera comodidad.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

También dispone de un excelente espacio para las cabezas y la sensación de amplitud aumenta en las versiones que equipan techo solar panorámico (sin sobre precio a partir del acabado Kaiteki), que es de accionamiento eléctrico, dispone de iluminación LED de ambiente y se extiende hasta el pilar C.

El maletero del nuevo Mitsubishi ASX cubica 406 litros que pueden ampliarse a 1.183 litros si abatimos la bancada trasera. Su boca es ancha (1,0 metros), así como el propio maletero, que ofrece casi la misma anchura y un piso bastante bajo, lo que facilita la carga. Además, viene como una bandeja protectora de plástico pensada para aquellos que disfruten de actividades al aire libre y, al abatir los asientos, permite colocar objetos de hasta 1,51 metros de largo.

Conduciendo el Mitsubishi ASX 2020

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

El puesto de conducción del Mitsubishi ASX 2020 es confortable y erguido, ideal para aquellos que gustan de ir más sentados que 'tumbados'. Así, la espalda queda en una posición muy cómoda y, pese a no tener soporte lumbar, esta zona queda perfectamente recogida.

En esta primera toma de contacto hemos podido conducir tanto una variante de tracción delantera como la que equipa la integral All Wheel Control (AWC), ambas asociadas a la caja de cambios automática CVT de seis velocidades. Esta última, que regresa nuevamente al todocamino japonés, difiere por contar con hasta tres modos, que podemos seleccionar mediante un botón ubicado por delante del pomo del cambio.

Así, podemos desconectarla dando sólo par al eje delantero con el modo 2WD, mientras que si seleccionamos el modo 4WD Auto el par se reparte automáticamente entre los dos ejes según lo demanda la situación (desde 98 % delante/2 % atrás hasta 50 % delante/50 % atrás). Un tercer modo 4WD Lock envía aún más par a las ruedas traseras a fin de que traccione correctamente en superficies aún menos adherentes fuera del asfalto.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba
Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Si bien nos hemos quedado con las ganas de conocer su comportamiento en terreno off road, sí hemos comprobado la eficiencia del modo 4WD Auto en carretera convencional y autopista cuando ha comenzando a llover copiosamente. Y lo cierto es que con el pavimento muy mojado se ha mostrado muy estable y no hemos perdido en ningún momento tracción, incluso a 120 km/h.

Con el renovado SUV de Mitsubishi hemos circulado tanto por entornos urbanos, como por carretera convencional y autovía. Y nos ha sorprendido por su capacidad para maniobrar por calles estrechas, con un óptimo ángulo de giro, aunque en carreteras convencionales más reviradas y exigentes, al ir a mayor velocidad, se muestra algo torpe a la hora de acometer giros pronunciados.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Pese a que su propulsor gasolina es atmosférico, puede ir por debajo de las 3.000 vueltas (2.000 - 2.500 rpm) ofreciendo una buena respuesta, teniendo en cuenta que ofrece su par máximo (195 Nm) desde las 4.200 rpm. Es más, si vamos bastante subidos de revoluciones (por encima de las 3.000), es bastante ruidoso, como también lo es cuando hundimos el pie en el acelerador.

En ello también tiene algo que ver el cambio CVT, que si bien es cómodo y lineal, aquellos que gusten de disfrutar al volante lo encontrarán algo artificial incluso en modo secuencial activando las levas.En definitiva, el ASX ha sido concebido para una conducción suave y progresiva y aunque rinde 150 CV, no da la sensación de ser un coche excesivamente potente. A ello también contribuye su peso, que llega a los 1.470 kilos en el caso de la variante 4x4.

Asimismo nos ha llamado la atención la buena visibilidad que ofrece la luneta trasera, pese a ser bastante estrecha, incluso en momentos de reducida visibilidad (de noche y con lluvia). En definitiva, el ASX nos ha gustado bastante, es cómodo, estable y ofrece un buen hacer sobre el asfalto.

Inyección de conectividad y seguridad

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

En esta nueva entrega, el Mitsubishi ASX 2020 mejora en materia tecnológica, con más opciones de conectividad e incorporando una serie de sistemas de seguridad preventiva, como dicta la tendencia de novedades actual.

De esta manera, el nuevo Mitsubishi ASX incorpora en este restyling un nuevo display multimedia que crece en tamaño llegando ahora hasta las 8 pulgadas y mejora su sistema Smartphone Link Display Audio (SDA), que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Así, aplicaciones como Google Maps, Waze o Spotify se replican en la pantalla, aunque para ello requiere conectarlo mediante cable a uno de los puertos USB (dispone de hasta dos desde el segundo acabado).

Hemos podido comprobar que funciona bien tanto con un terminal Apple como con uno de sistema operativo Android, siendo fácilmente configurable en ambos casos. Además, el nuevo sistema de infoentretenimiento también puede reproducir vídeos almacenados en un memoria USB y se ha optimizado para que su arranque sea más rápido. El mismo, por cierto, se incluye de serie desde el segundo acabado Spirit.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

En lo que respecta a tecnología de seguridad activa, el renovado ASX suma un buen conjunto de novedades las cuales se ofrecen sin sobreprecio a partir del cuarto acabado Kaiteki. Entre las mismas nos encontramos frenada de emergencia frontal con detector de peatones, sistema de alerta de salida del carril, detector de ángulo muerto, alerta por tráfico trasero (diseñado para alertar en caso de que un vehículo u objeto se cruce en la trayectoria al ir marcha atrás, o luces automáticas largas/cortas para evitar deslumbramientos.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Además, también ofrece bondades enfocadas al confort como guantera refrigerada e iluminada (desde el básico Challenge), cámara de visión trasera (desde la variante Kaiteki), que opera bien incluso en condiciones de baja visibilidad y con lluvia o asientos calefactados y ajustables eléctricamente (de serie en el tope de gama Kaiteki+).

El nuevo Mitsubishi ASX equipa además, desde su opción más asequible Challenge control de crucero, aunque no es adaptativo y se echa en falta que 'pinte' la velocidad a la que lo ajustamos en el ordenador de abordo.

Precios del nuevo Mitsubishi ASX en España

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Los precios del Mitsubishi ASX 2020 arrancan en los 19.100 euros de su versión más básica Challenge, con cambio manual de cinco relaciones y tracción delantera y culminan en los 28.100 euros con el Kaiteki+, con caja automática CVT y tracción total, cifras que incluyen un descuento promocional de 4.600 euros.

No obstante, si financiamos con la marca, a estos precios hay que restarles otros 2.400 euros, quedándose por tanto en 16.700 euros el acabado Challenge o en 25.700 euros el tope de gama Kaiteki.

Mitsubishi ASX 2020, a prueba

Unos precios que lo sitúan en una horquilla similar a uno de sus principales rivales a batir, el Nissan Qashqai, que parte de los 18.500 euros también con descuentos asociados, o del también recién llegado Volkswagen T-Cross (desde 18.990 euros) y lejos del nuevo Toyota RAV4 (arranca en los 33.950 euros) o el Mazda CX-30 (desde 27.575 euros con descuentos de hasta 3.500 euros si financiamos con la marca), por poner algunos ejemplos también estrenados este año.

Sea como fuere, el Mitsubishi ASX ofrece una buena relación calidad-precio para seguir abriéndose hueco en el segmento más competido de nuestro mercado, manteniendo su esencia, pero adaptándose a los nuevos tiempos donde manda la seguridad, el diseño y la conectividad.

  • Mitsubishi ASX 2.0 MPI 150 CV MT5 2x4 Challenge: 19.100 euros.
  • Mitsubishi ASX 2.0 MPI 150 CV MT5 2x4 Spirit: 21.100 euros.
  • Mitsubishi ASX 2.0 MPI 150 CV AUT6 CVT 2x4 Motion: 23.100 euros.
  • Mitsubishi ASX 2.0 MPI 150 CV AUT6 CVT 2x4 Kaiteki: 24.400 euros.
  • Mitsubishi ASX 2.0 MPI 150 CV AUT6 CVT 4X4 Kaiteki+: 28.100 euros.

En Motorpasión | Comparativa Nissan Qashqai vs Kia Sportage: ¿cuál es mejor para comprar?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios