Compartir
Publicidad
Publicidad

Mazda2 1.4 CRTD, prueba de consumo (parte 1)

Mazda2 1.4 CRTD, prueba de consumo (parte 1)
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Turno ahora de otro de los utilitarios que se jactan de consumir menos del mercado: el Mazda2 1.4 CRTD de 68 CV. Utiliza el mismo motor que muchos modelos de Citroën, Ford o Peugeot, conocido como 1.4 HDi o 1.4 TDCi, según la homologación anuncia 68 ó 70 CV.

En el caso del Mazda, el consumo mixto homologado es 4,1 l/100 km, una cifra ajustadísima. A diferencia del Ibiza Ecomotive y similares, no es un modelo especialmente optimizado para gastar poco, es que el coche es así sin desarrollos de cambio alargados, aerodinámica especial o diversas zarandajas.

Me hice con esta unidad de pura suerte, pues era el último préstamo antes de ser puesta a la venta. Tenía poco más de 12.000 kilómetros.

Mazda2 1.4 CRTD

Súmese a mi buena suerte que los empleados de Mazda se iban ya para comer, un minuto más y no les pillo. Nada más coger el aparato, la primera parada fue una gasolinera. El llenado hasta la boca, gota arriba gota abajo, me costó sólo 4 euros. Es poco, pero hablando de un depósito de 43 litros es una diferencia que se notaría mucho en los cálculos.

El ordenador anunciaba una autonomía de poco más de 550 kilómetros. Miedo me dio. Hasta mi casa había unos 50 kilómetros, se hicieron fundamentalmente a 90 km/h, pues fui por la M-30 y ahí no te puedes pasar un pelito con la velocidad. En este coche el error del velocímetro es de unos 8 km/h, como siempre a la baja.

Mazda2 1.4 CRTD

Mis primeras impresiones eran acerca de una sonoridad tirando a alta: neumáticos, aerodinámica y sobre todo el motor. Juraría que el Citroën C2 HDi que conduje en 2004 era menos rumoroso, pero entonces debo reconocer que estaba más verde como probador que los guisantes. Los primeros 78 km los hizo con una media de ordenador de 4,1 l/100 km.

Ruidoso, pero en cuanto a vibraciones no era más vibrón que el TDI del Ecomotive (el CRTD es L4, el TDI L3). Tiene un cambio manual de cinco velocidades, los desarrollos son cortos y favorecen la aceleración, que ya de por sí es muy lenta: 0-100 en 15,5 segundos. No es que pida una sexta a gritos, pero en ciertas condiciones podría ir más desahogado.

Mazda2 1.4 CRTD

Al día siguiente inicié por la noche un viaje hasta Murcia, unos 400 kilómetros. En la primera gasolinera paré a revisar presiones, pero estaba la máquina fuera de servicio. La siguiente en la que pude parar ya estaba a 10 kilómetros, con los neumáticos Toyo R27 ya calientes debía sumar +0.2 bar a la presión que yo quería, 0.2 bar más de la recomendada.

Una vez con las ruedas a la presión que yo quería, me puse en marcha. Mi trote fue entre 110 y 120 km/h (102-112 km/h reales) por la ruta A-3, A-31 y A-30, solo y sin equipaje. Eché de menos el confort de una buena berlina, la aguja del tacómetro al borde de las 3.000 RPM era una canción difícil de amortiguar, había que subir mucho el volumen del equipo de música.

Mazda2 1.4 CRTD

En mi parada a mitad de recorrido en una Tamoil de Albacete, en las cercanías de La Roda, comprobé de nuevo las presiones. Estaban 0.5 bar por debajo de lo deseado, uno de los dos manómetros mentía. Repetí el proceso de hinchado hasta dejar las ruedas como yo quería y seguí mi camino hasta Murcia. Todo el rato vigilé la velocidad a ojo, no tenía regulador.

Fue un viaje muy tranquilo, apenas me cruzaba con camiones y planeadores. En las cercanías de la ciudad, en la ronda Este (A-7), se impuso un límite a 80 km/h y reduje mi ritmo. La diferencia en sonoridad era considerable de 120 a 80 km/h, en 5ª todo el rato. Mi destino estaba muy cerca de la autopista, de modo que el trayecto urbano apenas interferiría en los cálculos.

Mazda2 1.4 CRTD

El cuentakilómetros marcaba 478 km desde el llenado, y quedaba combustible para 233 km más, a una media de 5,1 l/100 km y 89 km/h reales. Un cálculo tonto de 711 km con 43 litros daría una media de 6,05 l/100 km, muy por encima del consumo declarado para este coche.

Cuando saltase la reserva se sabría la verdad, pues el marcador de autonomía no parecía ser muy preciso. El desenlace en el viaje de regreso.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos