Publicidad

El Škoda Scala se convierte en este interesante y deportivo roadster, con elementos de la familia RS

El Škoda Scala se convierte en este interesante y deportivo roadster, con elementos de la familia RS
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este Škoda Scala descapotable, cuyos bocetos fueron desvelados esta primavera, es el último proyecto de la escuela de formación profesional de la firma checa: una visión propia de los estudiantes que convierte al utilitario en un roadster deportivo y que bautizan como Škoda Slavia spider.

Se trata del séptimo modelo nacido de esta iniciativa que comenzó en 2014: cada año, los alumnos de la Academia Škoda presentan propuestas únicas reinterpretando modelos existentes, como por ejemplo el Škoda Mountiaq Concept, una variante pick-up del Kodiaq, o el Škoda Karoq Cabrio Concept mostrado hace ya dos años.

Este 2020, han optado, y por primera vez, por tomar como base al utilitario Škoda Scala, cuya denominación, además, rinde tributo a los 125 años que cumple ahora la marca, pues es la misma que la bautizaba a las primeras bicicletas con las que la compañía inició su andadura en 1896.

Con los frenos del Octavia RS y las llantas del Kodiaq RS

Škoda Slavia spider

Para hacer realidad este Škoda Slavia spider, los 31 aprendices que han trabajado en el proyecto han optado por inspirarse en el mítico Škoda 1100 HC presentado en 1957: un prototipo de competición biplaza a cielo abierto que fue diseñado para competir en rallyes de resistencia. Entre sus ingredientes encontrábamos un bajo centro de gravedad, 550 kilos de peso y 92 CV de entrega.

Así, en este Slavia Spider se rediseña la carrocería del Scala, para convertirlo en cabrio biplaza de dos puertas y 4,46 metros de largo, que está plagado de acentos deportivos, como por ejemplo la dos jorobas estilo speedster por detrás de los asientos o el generoso alerón que domina sobre el maletero. También se han reforzado los bajos, y modificado los pilares A y las puertas.

Este ejercicio de diseño hecho realidad viste su carrocería en blanco White Cristal en pintura de tres capas en combinación con acentos en negro brillante para los espejos, el alerón y los faldones laterales.

Škoda Slavia spider
Škoda Slavia spider

Además, integra elementos heredados de los Škoda más deportivos, como las llantas de aleación de 20 pulgadas que monta el Kodiaq RS, los frenos del Octavia RS o los LED programables bajo los umbrales laterales del Scala Monte Carlo, con hasta tres opciones cromáticas diferentes que replican los colores de la bandera checa.

En el habitáculo encontramos baquets deportivos Sparco en cuero negro perforado, equipados con cinturones de cuatro puntos, y la palanca de cambios, el resposabrazos central o el volante, entre otros, van en cuero con efecto carbono. Además, dispone la instrumentación digital Virtual Cockpit y de un avanzado sistema de sonido con un subwoofer de 2.250 vatios.

Por último, en lo que respecta a la mecánica, bajo el capó del Škoda Slavia spider encontramos el bloque de mayor entrega disponible en la gama del Scala, el 1.5 TSI de 150 CV, que va gestionado por el sempiterno cambio automático de doble embrague DSG de siete relaciones. También lleva el sistema de escape del modelo checo pero ajustado para la ocasión.

En Motorpasión | 60 años de Škoda Octavia: el coche que puso en el mapa al fabricante checo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios