Compartir
Publicidad
Publicidad

LA Design Challenge 2008: este año va de competición futurista

LA Design Challenge 2008: este año va de competición futurista
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sucede cada años desde hace cinco años, el Salón de Los Ángeles acogerá un concurso de diseño al más alto nível, el LA Design Challenge. La temática propuesta para la edición de este año es como serán los coches de competición en el 2025, con propuestas verdaderamente extrañas a la par que atractivas.

Los nueve contendientes ya han sido presentados y son de marcas tan conocidas y relevantes como Toyota, BMW o Mazda. Por supuesto, todos los prototipos cuentan con tecnología futurista, con diseños que ahora sería imposible de concebir.

Por poner dos ejemplos, el Mitsubishi MMR25 o el Volkswagen Bio Runner. Dos buggys con características bastante peculiares, como las ruedas del primero o las extrañas formas del segundo, que lo asemejan más a un insecto que a un coche.

Audi R25


Audi R25

Más que un prototipo, lo que han diseñado en Audi son circuitos futuristas para las American LeMans Series de 2025. Los nuevos circuitos tendrían túneles que permitirían a los bólidos circular y adelantar por cualquier sitio: suelo, paredes y techo.

Además, estos túneles estarían equipados con WiTricity, un sistema que recargaría las baterías del Audi R25 sin tener que pasar por boxes para la recargar, agilizando la carrera mucho más. Pero además, el R25 contaría con un sistema de propulsión abastecido de biofuel a base de algas, aparte de motor eléctrico.

Otro elementros sería las cámaras HD que permitirían al espectador sentirse como si estuviese dentro del coche, superficies adaptables de la carrocería para mejorar el flujo aerodinámico y un sistema tipo HUD en el casco del piloto, con todos los datos proyectados en la visera del mismo.

BMW Hydrogen Salt Flat Racer


BMW Hydrogen Salt Flat Racer

El prototipo BMW Hydrogen Salt Flat Racer tiene el diseño más clásico de todos. Sus materiales, más que reciclados son reusados y provienen de antiguos barriles de aceite o planchas de barbacoa. Las ruedas son de un gel a base de nylon lo que permite un recauchutado más eficiente de los neumáticos.

Su propulsor sería de hidrógeno, con lo que su emisiones se limitarían a vapor de agua.

GM Chaparral Volt


GM Chaparral Volt

El GM Chaparral Volt se beneficia de los elementos para subsistir en carrera. El sol es su principal fuente de alimentación, gracías a la fina película que recubre su carrocería. Para la recuperación de energía haría uso de los momentos de inercia, que también beneficiarían a la frenada.

Por último, unas turbinas situadas en la parte trasera enfriarían las células de combustible y aportarían una nueva fuente de recuperación de energía, además de ayudar a la frenada en la marcha atrás.

Honda The Great Race 2025


Honda The Great Race 2025

Lo que proponen los japonese de Honda es una carrera alrededor del mundo que sólo duraría 24 horas. Para ello, han diseñado este prototipo tan sumamente versátil y que es capaz de circular por tierra, agua y aire.

La carrera, llamada The Great Race 2025 se disputaría por tierra en América, por aire en Europa y por mar en Asia. Así de sencillo a la par que complicado.

Mazda Kaan


Mazda Kaan

El Mazda Kaan sería un prototipo eléctrico destinado a las E1 Races. Sus propulsor eléctrico se recarga a través de los neumáticos, que absorberían la electricidad de unos polímeros instalados bajo el asfalto de las carreteras.

Las carreras se disputarían con equipos de 30 coches y su estrategia sería similar a la un pelotón ciclista. Cuanto más numeroso fuese el grupo, más eficiente y rápido avanzarían por la pista. Y todo esto sin emisiones, por supuesto.

Mercedes-Benz Formula Zero


Mercedes-Benz Formula Zero

Los que nos proponen desde Stuttgart es una carrera donde se mediría tanto el tiempo en finalizar la prueba como el gasto energético de cada coche. Cada participante saldría con la misma carga y de factores como el viento o el sol, se estudiarían diferentes estrategias.

El Mercedes-Benz Formula Zero combina en si mismo los legendarios coches de competición de principios de siglo con disciplinas tan opuestas como el Bobsleigh o los yates de competición. También con motor eléctrico, se recargaría a través de su piel que almacenaría la energía solar en células de combustible.

Mitusbishi MMR25


Mitsubishi MMR25

Aquí vemos lo que se podría llamar como un coche multiterreno, el Mitsubishi MMR25. Con esa configuración tan peculiar de sus ruedas, podría dirigirse en cualquier dirección sin tener que girar todo el coche. Funcionaría igualmente de frente, de lada o marcha atrás.

Cada rueda constaría de ocho ruedas cilíndricas movidas por un motor independiente para cada una de ellas. La tracción 8x4 y su estudiada aerodinámica le permitirían desplazarse casi por cualquier superficie sin perder ni velocidad ni estabilidad. Además, el uso de estas ruedas beneficiaría su salida en curva, ya que con ellas, llegaría al vértice de la curva con el frontal ya encarado a la salida.

Toyota LeMans Racer


Toyota LeMans Racer

El Toyota LeMans Racer es un deportivo de lo más futurista. Su cabina está completamente cerrada, sin visión al exterior. El piloto contaría con un entorno virtual que le otorgaría una visión más clara de la carretera, incluso en circustancias adversas como la oscuridad o la lluvia cerrada.

Su velocidad máxima sería de 560 km/h en el modo High Speed Mode, en que la carrocería y las ruedas se fusionarían para dotarle del mejor coeficiente aerodinámico posible. En las curvas, el Cornering Mode expandería la carrocería y las ruedas para darle mayor estabilidad en el paso por curva.

Se alimentaría de hidrógeno y diferentes motores eléctricos alimentados a base de células fotovoltáicas colocadas en su carrocería.

Volkswagen Bio Runner


Volkswagen Bio Runner

Para finalizar, el Volkswagen Bio Runner competiría en la Baja 1000. Se trata de un prototipo todoterreno que adopta la carrocería de un coche con la movilidad de una moto, ayudado por los movimientos del piloto. Éste controlaría las cuatro ruedas con sus pies y manos, y gracias a la suspensión diseñada a través de músculos sintéticos, se podría modificar el centro de gravedad y la disposición de las ruedas, haciéndolo mucho más efectivo.

Su propulsión correría a cargo de turbinas alimentadas por un nuevo y patentado combustible biosintético, girando a la nada despreciable cifra de 500.000 rpm. También incluiría el sistema Arial Reconnaissance Drone, un sistema de vídeo para el piloto que le permitiría ver mejor la carretera en codiciones de poca visibilidad.

Todo muy futurista y todo muy lejano. Y bueno, ya que estamos, vamos a hacer nuestro propio MP Design Challenge para ver como sería el resultado si los jueces fueséis vosotros.

Más información | LA Design Challenge
En MotorPasion | Los prototipos del Los Angeles Auto Show Design Challenge

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos