Los mejores 'art car' de Porsche: el 356 de Janis Joplin y otros 12 lienzos sobre ruedas

Los mejores 'art car' de Porsche: el 356 de Janis Joplin y otros 12 lienzos sobre ruedas
5 comentarios

Muchos coches pueden considerarse obras de arte sobre ruedas por méritos propios y sin necesidad de ningún adorno. Pero la expresión artística es subjetiva, no tiene límites ni se cierra a ninguna forma determinada y prueba de ello son los conocidos como “art cars”.

Pintar y decorar coches como si de lienzos en blanco se tratase comenzó, quizá como una moda influenciada por las tendencias hippies, a finales de la década de 1960. Por aquél entonces empezaron a hacerse populares -entre otros- los Volkswagen Beetle decorados (con cuantos más colores, mejor) y algunas celebridades del momento no dudaron en trasladar su personalidad a sus vehículos.

Muestra de ello fue el particular y psicodélico Porsche 356 de Janis Joplin o el Rolls Royce decorado con un patrón “paisley” de John Lennon. Otro art car que protagonizó infinidad de portadas fue el BMW M1 que decoró Andy Warhol, pero este no fue el único coche firmado por el artista de Pensilvania (EEUU) considerado como padre del “pop art” que trascendió.

Los Art Cars de Porsche que marcaron un antes y un después

Taycan

Hoy en día marcas como BMW o Porche aún siguen apostando por este tipo de “obras de arte itinerantes” y convocando certámenes de forma periódica para que artistas (emergentes o no) procedentes de cualquier parte del mundo puedan dar rienda suelta a su imaginación en los mejores soportes posibles: sus coches.

Con motivo de la reciente presentación del 968 L'ART, en este post repasamos trece de los mejores “art cars” en la historia de Porsche para rendir homenaje a los brillantes creadores que los convirtieron en realidad.

“968 L'ART” por L'Art de L'Automobile

m

Representando la conexión entre el mundo de los coches y la moda, este extraordinario vehículo rediseñado por Arthur Kar y Adrien Leborgne (de L'Art de L'Automobile) posee un diseño neo-retro de lo más particular.

Presentado en la Semana de la Moda de París de 2021 junto con una “colección cápsula” a juego, pretendía unir los mundos de la moda, el arte y los coches para celebrar el 30 aniversario del 968.

El modelo lleva una carrocería en color verde perla, con el encanto añadido del efecto tornasolado que nos hace ver tres tonalidades diferentes dependiendo del ángulo desde el que se mire. TAG Heuer fue la firma encargada de crear un cronógrafo a juego para acompañarlo.

“Cisne 996” por Chris Labrooy

Cisne

Porsche ofreció al artista escocés Chris Labrooy la oportunidad de trasladar una de sus obras de arte digital al mundo real por primera vez y el resultado es este peculiar “Cisne 996” que fue diseñado para el aniversario "20 años de Porsche en China".

Este peculiar diseño para el Porsche 911 de la generación 996 hizo su primera aparición pública en Shanghái a principios de noviembre de 2021 y se dejará ver en otras ciudades de China durante las próximas semanas. En el país asiático, el cisne se asocia a la felicidad.

911 Carrera por Nelson Makamo

911

El artista sudafricano Nelson Makamo siempre quiso tener un Porsche y, tras muchas dudas, se decantó por un 911 Carrera en color negro azabache.

Desde el principio su intención era dejar su huella en el lienzo más inusual que había tenido hasta la fecha, así que pintó a mano varios elementos de su coche: desde el paragolpes trasero hasta los asientos, pasando por las inserciones en los paneles de las puertas y las carcasas de los retrovisores laterales.

Entre otros detalles, pintó las letras "Mma" en el panel de la puerta izquierda, que significa "madre" en su lengua materna: el sepedi. Para Makamo este art car “es el reflejo de su éxito, de las personas importantes que ha conocido y de la esperanza de que su obra despierte la imaginación de los niños de todo el continente africano”.

Taycan Art Car por Richard Phillips

Taycan Phillips

El autor de esta obra a modo de segunda piel para el Taycan es el artista estadounidense Richard Phillips, que la realizó en directo en el restaurante Leuehof, situado en la Bahnhofstrasse de Zúrich (Suiza), en diciembre de 2020.

Phillips reprodujo su cuadro de 2010 “Queen of the Night” inspirado en la belleza natural sobre la carrocería de un Porsche Taycan 4S, que pintó desde el capó delantero hasta la parte trasera. Porsche subastó el coche para apoyar la causa de la asociación cultura suiza Suisseculture Sociale.

Taycan Art Car por Dale Chihuly

Taycanchihuly

Otra obra de arte electrizante que cobró vida en 2021: el oasis hortícola de los Jardines de la Bahía de Singapur no solo alberga una variada colección de más de 1,5 millones de plantas, también se convirtió en el alojamiento temporal de este Taycan decorado con pétalos.

Con Porsche como patrocinador de la exposición "Vidrio en flor", del artista estadounidense Dale Chihuly, el público pudo apreciar el deportivo eléctrico más allá de sus prestaciones. Pintado con la decoración de la serie "Persas” de Chihuly, compuesta por flores ultra brillantes en una paleta diversa, el coche estuvo más que a la altura de su frondoso entorno y reflejaba de forma armoniosa el ADN sostenible del Porsche Taycan en medio de un oasis verde.

Taycan Artcar por SUMO!

Taycanart Sumo

Con motivo de la inauguración del "Porsche Center Roost" en Luxemburgo, Porsche decidió crear una obra de arte única sobre el tema del "Futuro" en colaboración con el reconocido artista luxemburgués SUMO!.

Primero se desmontó el coche con la ayuda del equipo del Centro Porsche de la capital y después fue transportado por piezas a un estudio donde SUMO! necesitó más de cinco meses para completar el proyecto. También se pintaron el habitáculo, el interior de las puertas, las llantas y las llaves del coche. El art car ahora se exhibirá en varios eventos en todo el mundo.

Taycan Artcars por Megan Claire Keho y Rei Misiri

Taycankehomisiri

En una ronda sin precedentes de la "Art Battle Canada 2021", se invitó a dos talentos locales del arte urbano moderno a crear diseños únicos para el Porsche Taycan. Y lo hicieron frente a una audiencia en directo, sobre la carrocería del propio automóvil.

Al final de la "batalla", que duró solo dos horas, Rei Misiri se impuso con su interpretación de "diferentes culturas y elementos estéticos de la naturaleza" (Taycan negro) frente a Megan Claire Keho. Tras el evento, los vehículos se utilizarán en diferentes eventos.

356 C de Janis Joplin por Dave Richards

Janis

La letra de una de las canciones de la leyenda del rock Janis Joplin decía "Todos mis amigos conducen Porsches", pero en realidad ella misma tenía unos cuantos. Compró este coche en 1968, en color "Gris Delfín" (uno de los nueve disponibles en aquella época), y lo usaba como medio de transporte diario.

Describir este 356 SC de 1964 como un coche con una pintura muy colorida es quedarse corto. Janis pagó a su ayudante, David Richards, 500 dólares para que plasmara en el coche la "Historia del Universo" con casi todos los tonos posibles. Una historia que incluía imágenes de su banda "Big Brother and the Holding Company", paisajes californianos, el ojo de Dios, Capricornio, calaveras, setas y mucho más.

El resultado es un vehículo que pide a gritos ser visto. Llegó a ser tan identificativo de su dueña que los fans le dejaban notas bajo el limpiaparabrisas.

Janis2

Trágicamente, Joplin murió en 1970, a la edad de 27 años, solo dos años después de comprar el coche. Su querido Porsche acabó en manos de sus hermanos y uno de ellos, Michael, lo restauró para devolverle su estado original, el Gris Delfín, que se había deteriorado. Luego, en los años 90, se decidió darle de nuevo la gloria psicodélica: su familia encargó a las artistas Jana Mitchell y Amber Owen que replicaran el mural anterior.

Después de recorrer museos durante décadas, finalmente se subastó para apoyar a organizaciones benéficas en nombre de Joplin. ¿El precio? La asombrosa cifra de 1,76 millones de dólares (unos 1,55 millones de euros). A cambio de esa suma, uno de los art cars más originales de Porsche, en todos los sentidos.

“Erosión cristalina 911” por Daniel Arsham

v

El artista visual neoyorquino Daniel Arsham es famoso por “dar vida a objetos inanimados” y jugar con el futurismo deconstruido. Enamorado de los coches de Porsche desde su infancia, en 2019 vinculó parte de su propia historia a la de la marca al crear este 911 (992) único y “erosionado”.

El aspecto distópico se consiguió incrustando vidrios en la carrocería, creando un vehículo que no desentonaría en un mundo postapocalíptico. La pieza, que se puede conducir, se expuso en el Selfridges de Londres en 2019 antes de emprender una gira por Asia. “Con los objetos contemporáneos sujetos a la transitoriedad, esta pieza única evoca una sensación de deterioro yuxtapuesta a la decadencia”, dice Arsham.

911 RSR Le Mans por Richard Phillips

Rsr Philips

Este Porsche 911 RSR es más que una obra de arte: se trata del primer art car de Porsche que ganó las 24 Horas de Le Mans en la categoría GTE Am en 2019. Fue el resultado de la estrecha relación entre el artista Richard Phillips y el piloto oficial de Porsche, Jörg Bergmeister, para quien Richard ya había pintado un casco en 2013.

Para diseñar la decoración del coche el artista utilizó como base parte de su trabajo ya existente. Los detalles sobredimensionados y los atrevidos colores hicieron que no fuera necesario estar cerca para apreciar el diseño completo: los espectadores que estaban en el circuito el día de la carrera podían verlo fácilmente casi desde cualquier parte. Y él a ellos, gracias a los dos "ojos" pintados en su flanco.

911 S de 1970 por Ornamental Conifer

Conifer

Coches, ropa, cascos o incluso vajillas: el artista británico afincado en California, Nico Sclater (alias “Ornamental Conifer”) se atreve con casi cualquier cosa. Su maravillosa tipografía a mano alzada es una de sus señas de identidad, pero no la única.

Las obras de Ornamental Conifer se reconocen por una combinación característica de rótulos estilo pop art impregnados de humor y combinados con un uso inteligente de juegos de palabras y giros (frases que el propio artista denomina "Coniferismos").

Hasta la fecha, tres Porsche han sido adornados con su estilo: un 911 de 1977 reconstruido para parecerse a un Carrera 3.0 RS de 1974, un 935 que deslumbró en el SEMA de Las Vegas y el que ilustra este apartado. Se trata del primer art car del artista, que fue diseñado para un cliente de Texas. El mensaje de este 911 S es rotundo: “Quédate lejos para siempre”.

"Fat Car" por Erwin Wurm

Porsche 911 Fat Car

El escultor y pintor austriaco Erwin Wurm es conocido por sus obras de arte gigantes, entre las que se encuentran no solo coches, sino también casas. En el 20 aniversario de su icónico “Fat Car” la peculiaridad de Wurm salió a relucir una vez más para dar vida – casi literalmente- a su primer token no fungible o NFT (un término que alude a un activo criptográfico que tiene la capacidad de ser único e irrepetible).

Titulado "Breathe in, breathe out" -Inspira, expira- es algo así como un vídeo o GIF que muestra la interpretación del artista de cómo se vería un 911 respirando. El inimitable Wurm es ya conocido por sus excéntricas representaciones de la vida cotidiana y por sus constantes alusiones críticas a la sociedad de consumo: el estilo desfigurado del coche que se muestra aquí es un ejemplo de su sello particular.

911 Carrera 996 por Biggibilla

Porsche Art Cars Ultimo

Pintado a mano en 1998 en la sala de exposiciones del Centro Porsche de Melbourne por el artista indígena australiano Graham J Rennie (conocido como "Biggibilla"), este 911 Carrera 996 que evoca “el arte de la antigüedad” se expone ahora con orgullo y de forma permanente en el Museo Porsche de Stuttgart (Alemania).

Gracias al trabajo de los artistas y diseñadores que quieren reinventar las normas saliéndose de lo normal y, como muestra esta selección, en materia de art cars no hay límites.

En Motorpasión | Vert-A-Pac, cuando pareció buena idea transportar coches como quien mete rebanadas de pan en una tostadora

Temas
Inicio