Elon Musk, además de “Tecnorey” de Tesla ahora es el “jefe tontaina” de Twitter

Elon Musk, además de “Tecnorey” de Tesla ahora es el “jefe tontaina” de Twitter
4 comentarios

Los coches eléctricos (y camiones) no parecen ser suficiente para mantener ocupado a Elon Musk. El fundador y máximo responsable de Tesla, además de su “Tecnorey”, según lo define la propia marca, está a punto de cerrar la compra de su próximo juguete: Twitter.

En principio, mañana se debería formalizar el acuerdo para que Twitter se una a la larga lista de empresas que dirige el sudafricano: The Boring Company, Neuralink, OpenAI, SolarCity Corporation, SpaceX y Tesla. Musk lo ha anunciado a través de la propia red social y, por supuesto, lo ha hecho con su habitual sentido del humor a través de juegos de palabras.

Visionario y rey de los memes

Elon Musk

Después de varios meses, el culebrón de Elon Musk y Twitter parece que llega a su fin. Mañana, viernes 28 de octubre, debería hacerse oficial el anuncio de la compra de la red social por parte del empresario sudafricano. De manera muy resumida, Musk dejó claro que quería comprar la red social por 44.000 millones de dólares y el acuerdo parecía cerrado, pero luego se arrepintió porque no le gustaba los bots y perfiles falsos de Twitter.

Para entonces, la propuesta de compra estaba ya firmada y Twitter quería que Musk cumpliese su palabra y cerrase la operación, llevando el caso ante la justicia. Sin embargo, Musk volvió a cambiar de parecer hace unas semanas y volvió a ofrecer 44.000 millones de dólares por la red social.

Ahora parece que vuelve a haber acuerdo y, lo más importante, que es definitivo. Elon Musk se ha encargado de anunciarlo, pero no como haría cualquier otro ejecutivo, sino al estilo Musk: publicando un tweet con un vídeo en el que se le ve entrando en las oficinas de Twitter con un lavabo en las manos.

A priori no tiene sentido, pero hay que recordar que estamos hablando de una de las mentes más brillantes del planeta y de un auténtico troll, además de una de las personas más influyentes y trascendentes del sector del automóvil.

Y es que Elon Musk no solo es multimillonario, visionario y dueño de varias empresas, también es aficionado a los juegos de palabras. Solo hay que ver cómo define la propia Tesla al CEO de la firma en su organigrama: Tecnorey.

Pero hay muchos ejemplos, como su empresa especializada en excavaciones y la perforación de túneles: The Boring Company. En inglés, “bore” significa perforar y “boring” significa aburrido, por lo que The Boring Company es un juego de palabras y se puede traducir como “la empresa aburrida”, pero también puede significar “la empresa taladradora”.

El tweet de Musk es otro ejemplo. En el vídeo aparece caminando por la entrada a las oficinas centrales de Twitter con un lavabo entre las manos y todo cobra sentido con la frase que acompaña al tweet: “Entering Twitter HQ - let that sink in” (Entrando en Twitter - meted el lavabo).

"Let that sink in" se traduce literalmente como "meted el lavabo" porque sink significa lavabo en inglés, pero Musk utiliza la frase hecha “sink in”, que se traduce como “que se enteren”. Por lo tanto, el sentido metafórico de la frase es “Entrando en Twitter ¡que se enteren!”, para hacer público que Elon Musk compra la red social, por fin.

Por si quedaba alguna duda, Musk ha cambiado su perfil de Twitter y ahora simplemente pone “Chief Twit”. La palabra twit hace referencia a los tweets, es decir, a los mensajes que se ponen en Twitter, y podría entenderse como jefe de los tweets, pero estamos ante otro juego de palabras porque twit se traduce como “tontaina”. Por lo tanto, en su nuevo perfil de Twitter, Elon Musk se define como “jefe tontaina”.

Elon Musk Twitter
Perfil de Elon Musk en Twitter

Desde luego, Elon Musk está demostrando que, además de poner patas arriba el sector del automóvil y convertir su marca en un dolor de cabeza para los fabricantes tradicionales, tiene mucho sentido del humor.

También ha aprovechado Twitter para hacer públicas las motivaciones que le han llevado a diversificar su negocio y hacerse con la red social. En estas declaraciones señala que: “No lo hice porque sería fácil. No lo hice para ganar más dinero. Lo hice para tratar de ayudar a la humanidad, a quien amo. Y lo hago con humildad, reconociendo que el fracaso en la consecución de este objetivo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, es una posibilidad muy real”.

Ahora que Elon cierra esta novela, puede que se centre en cumplir sus promesas y lanzar de una vez el Tesla barato y la Tesla Cybertruck. Lo que no sabemos es qué va a pasar con Twitter a partir de ahora.

Temas