Publicidad

Y aquí están los CUPRA León de carreras: 340 y 680 CV para los León Competición y e-Racer eléctrico

Y aquí están los CUPRA León de carreras: 340 y 680 CV para los León Competición y e-Racer eléctrico
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

CUPRA está de estreno. Tras conocer todos los detalles del CUPRA León, el lanzamiento más esperado de la firma deportiva, el único que no es un SUV de los desvelados hasta la fecha más allá del CUPRA Ibiza que se ha quedado en concept y no verá la luz, la marca acaba de desvelar sus versiones de carreras desarrolladas por CUPRA Racing: el eléctrico CUPRA e-Racer definitivo y el CUPRA León Competición.

El CUPRA Garage ya ha sido inaugurado y con él viene el CUPRA León y sus variantes para circuito nacidas para competir en los campeonatos TCR y E-TCR. El segundo dará el pistoletazo de salida en 2021 e integrará turismos eléctricos midiéndose en el asfalto.

Cupra e-Racer

Así, la familia del nuevo León sigue sumando efectivos, que se iniciaba con la cuarta generación del exitoso compacto, que quiere seguir manteniéndose como modelo más vendido en España tras serlo en los tres últimos años y llegando el recién cerrado 2019 a las 35.847 unidades vendidas.

CUPRA León Competición, chucherías aerodinámicas y el corazón más potente de la familia

CUPRA Leon Competición

Tomando como base el CUPRA León, el CUPRA León Competición monta el mismo bloque 2.0 TSI que el modelo de calle, pero ajustado para llegar hasta los 340 CV a un régimen máximo de 6.800 rpm y con un par de 410 Nm disponible en casi todo el rango de revoluciones del motor, según la marca.

El mismo va gestionado por una transmisión secuencial de competición de seis velocidades, firmando unas estupendas prestaciones: hace el 0-100 en 4,5 segundos y su velocidad máxima la fija en 260 km/h.

Respecto al CUPRA León la carrocería hace gala de mejoras a fin de optimizar el flujo de aire y aumentar la carga aerodinámica, además el chasis ha sido diseñado de forma específica en el Cupra León Competición, que no sólo reduce su peso y aumenta su rigidez, sino que permite una mayor personalización, que puede adaptarse a las condiciones de cada carrera.

CUPRA León Competición
CUPRA León Competición

Además, con el León Competición, CUPRA se ha estrenado en la impresión 3D, lo que ha permitido a CUPRA Racing acelerar los tiempos de desarrollo y diseño y tenerlo listo a la par del modelo de carretera. Entre los elementos concebidos a golpe de impresora encontramos parrilla frontal, los retrovisores laterales, el módulo central del volante, la salida de aire del capó o las tomas de refrigeración de los frenos.

Entre los ingredientes del CUPRA León Competición encontramos una suspensión delantera de tipo McPherson, que puede ajustarse en altura, además de su ángulo de inclinación, la la convergencia, el ángulo de avance vertical, el ángulo Ackermann y la anchura de vías.

CUPRA León Competición

La suspensión trasera es multibrazo independiente y también permite ajustar altura, ángulo de inclinación, convergencia y anchura de vías. De igual manera, las barras antivuelco delanteras y traseras también pueden modificarse.

Así, la versatilidad del CUPRA León Competición le posibilitará competir no sólo en el TCR, sino también en carreras de resistencia. Las pre-reservas para hacerse con sus servicios llevan abiertas desde finales de 2019 y las primeras entregas comenzarán en abril de este año.

CUPRA e-Racer, con cuatro motores eléctricos y 680 CV

CUPRA E-Racer

CUPRA acompaña el estreno de la variante de competición de su León con el CUPRA e-Racer, que se convierte en el primer modelo nacido para el nuevo nuevo campeonato de eléctricos E-TCR.

La versión definitiva del CUPRA e-Racer equipa cuatro motores eléctricos que van colocados en su eje trasero y rinden en conjunto 680 CV (500 kW), siendo su par máximo de 960 Nm. Los mismos se alimentan de una batería de refrigeración líquida de 65 kWh de capacidad.

CUPRA E-Racer
CUPRA E-Racer

El CUPRA e-Racer supera al León Competición en prestaciones: con una velocidad punta de 270 km/h y una aceleración desde parado hasta los 100 km/h de 3,2 segundos, quedándose muy cerca de la frontera de los 3 segundos. Además, cuenta con sistema de control vectorial en el eje posterior, que adapta el par entre la rueda interior y la exterior en curva, a fin de ofrecer el máximo rendimiento.

Y todo ello acompaña una impronta espectacular. Respecto a la versión adelantada hace un par de años, el CUPRA e-Racer presenta unos pasos de rueda más ensanchados y una carrocería aún más baja, y también se han ajustado aerodinámicamente las defensas, el capó, los paneles laterales. La batería va ubicada en el fondo plano del coche, por lo que hace gala de un bajo centro de gravedad.

Este CUPRA e-Racer ya está listo para medirse en pista, pese a que el E-TCR no comenzará hasta el año que vine.

En Motorpasión | Probamos el SEAT León ST Cupra R: 300 CV con sabor a despedida y un comportamiento que roza la perfección (con vídeo)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios