Compartir
Publicidad

A Mazda le puede salir muy caro no tener coches híbridos, y ya tiene 77 millones preparados para una posible multa

A Mazda le puede salir muy caro no tener coches híbridos, y ya tiene 77 millones preparados para una posible multa
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La visión de Mazda para 2030 ha sido bastante categórica: la industria automotriz no es el mal personificado ni el diésel el instrumento para asfixiar nuestras ciudades. De hecho, con el lanzamiento del Mazda3 2019 (motor de gasolina Skyactiv-X), la firma nipona aseguró que para 2035 contará con el 84,4 % de los motores de combustión interna en su gama.

Pero la sombra de las sanciones por parte de Bruselas es alargada, y Mazda necesita un plan. Según explica Bloomberg, está acelerando su plan de electrificación y prevé algunos lanzamientos en 2021 para evitar multas que ya ha asumido que tendrá que pagar.

2020 será el año de la electrificación, sobre todo en China

El primer modelo con motor rotativo de Mazda cumple 50 años: repasamos su historia

El CEO de Mazda, Akira Marumoto, ha explicado que deben cumplir con una regulación de emisiones más estricta a partir de 2020; hasta que no empiecen a vender híbridos enchufables, combinados y coches eléctricos se exponen a sanciones por parte del ejecutivo comunitario. Y es que Europa es un mercado muy importante para la firma: el año pasado supuso una quinta parte de sus ventas.

De momento, Mazda planea lanzar vehículos eléctricos dirigidos en exclusiva al mercado chino para 2020 (probablemente en forma de SUV). Según explica la cabecera Nikkei Asian Review, el fabricante japonés trabajará con el socio de su empresa conjunta China Changan Automobile Group, que adquirirá los motores, baterías y otros componentes, mientras que Mazda se hará cargo del diseño y otras áreas asociadas con la carrocería.

"No hay duda de que China será la potencia automotriz más importante del mundo en cinco y 10 años", dijo Marumoto a los periodistas en Japón.

Ante la amenaza de sanciones por parte de Bruselas, según las informaciones de la cabecera económica Mazda ha reservado 10.000 millones de yenes -más de 77 millones de euros- para pagar multas. Según los analistas, el fabricante japonés está siendo el más afectado por las regulaciones, ya que sus emisiones promedio de CO₂ superaron los objetivos de la Unión Europea el año pasado.

De acuerdo con un análisis de IHS Markit, Mazda y sus rivales están pendientes de multas por más de 14.000 millones de euros si no cumplen con una regulación de emisiones más estricta desde 2020.

Dentro del programa 'Zoom-Zoom 2030', Mazda pretende crear un coche 100% eléctrico que debería llegar en algún momento del año próximo. No hay más datos sobre cómo será el vehículo de cero emisiones de Mazda, pero la firma ha asegurado que habrá disponible una opción de rango extendido equipada con un completamente nuevo motor rotativo.

Y no olvidemos que Mazda y Toyota suscribieron un acuerdo allá por 2015 para generar un catálogo de modelos que fueran "más atractivos"; un acuerdo que se materializó al año pasado en una alianza de capital, por valor de 1.450 millones de euros con el objetivo desarrollar de forma conjunta tecnologías para coches eléctricos, coches conectados y todo tipo de sistemas de seguridad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio