Compartir
Publicidad

Volkswagen quiere pasar de apenas vender coches eléctricos a fabricar 330.000 al año en 2021

Volkswagen quiere pasar de apenas vender coches eléctricos a fabricar 330.000 al año en 2021
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volkswagen está a punto de terminar la remodelación de su planta de Zwickau (Baja Sajonia, Alemania) que acogerá la fabricación de hasta seis modelos eléctricos de las marcas del Grupo Volkswagen. Entre ellos se encuentra el Volkswagen ID.3, el primer coche eléctrico de producción masiva de la firma alemana, cuya versión definitiva conoceremos en el Salón de Frankfurt 2019.

El conglomerado alemán busca a toda costa mostrar su compromiso con el medio ambiente centrando sus esfuerzos en la electrificación. Y es que la imagen del fabricante se vio muy deteriorada con el Dieselgate y podría enfrentarse a indemnizaciones en Europa de hasta 24.000 euros, si la justicia falla en favor de la macrodenuncia de los consumidores europeos.

Y todo ello pasa por incorporar en las gamas de sus firmas modelos electrificados, como el ID.3 en el caso de la propia Volkswagen o el recién llegado Audi e-tron (en su caso se fabrica en Bruselas), así como por contar con una factoría ad hoc que les de salida. Y ésta no es otra que la fábrica de Zwickau.

Db2019al01375 Medium

Las tareas de modernización de la factoría de Zwickau comenzaron el verano pasado, y en agosto ya tendrá la primera línea de montaje operativa, además de áreas como las de carrocería, pintura y montaje, que también se han remodelado. El objetivo es que esté todo listo a finales de 2019 para comenzar a producir coches eléctricos.

De esta manera, en otoño empezará a fabricar las primeras unidades del ID.3, aunque la modernización de esta fábrica continuará en los próximos dos años para, en 2021, estar al máximo de su rendimiento.

Una producción anual de 330.000 coches eléctricos

Volkswagen quiere pasar de apenas vender coches eléctricos a fabricar 330.000 al año en 2021

Las instalaciones, tras la remodelación, tienen una superficie de 1,8 millones de metros cuadrados, y acogerán la concepción de seis coches eléctricos pertenecientes a Volkswagen, Audi y SEAT. El pistoletazo de salida lo dará el ID.3 en el último trimestre de 2019, que se producirá en paralelo con el Volkswagen Golf Estate.

En total, Volkswagen ha invertido 1,2 millones de euros en la modernización de esta factoría, que aumentará su producción diaria de las actuales 1.350 unidades a 1.500. Asimismo, la firma alemana asegura que, cuando esté completamente operativa en 2021, la planta de Zwickau tendrá una capacidad de producción anual de 330.000 coches eléctricos.

Recordemos que el Volkswagen ID.3 ha sido señalado por la marca como "un coche eléctrico para millones y no para millonarios", pues su versión de acceso no sobrepasará los 30.000 euros. Sin embargo, ésta no será la primera en llegar: el compacto eléctrico iniciará su comercialización una con edición limitada de 40.000 euros, que, durante las primeras 24 horas en la que abrió sus pedidos, recibió 10.000 prerreservas.

Una fábrica de bajas emisiones de CO₂, ¿pero qué hay de las baterías?

Volkswagen quiere pasar de apenas vender coches eléctricos a fabricar 330.000 al año en 2021

De igual manera, la firma asevera que la factoría de Zwickau se ha modernizado para ser aún más respetuosa con el medio ambiente, a fin de que el proceso de fabricación de los modelos eléctricos del grupo germano contribuya lo menos posible al calentamiento global.

Así, Volkswagen destaca que esta factoría toma el 50 % de su energía de fuentes renovables (eólica, hidráulica y solar) de la central eléctrica Volkswagen Kraftwerks, mientras que la mitad restante proviene de la propia planta de Zwickau, basada en gas natural. Por otro lado, esta energía cubre el 70 % de las necesidades de calefacción de la planta. El gigante alemán asegura que su fábrica ahorra ahora un total de 106 toneladas de CO₂ al año.

Sin embargo, el grupo alemán no hace referencia alguna al proceso de fabricación de baterías del ID.3, así como del resto modelos eléctricos que acogerá la factoría germana. Y es que si bien Volkswagen ya ha anunciado la construcción de su propia fábrica de celdas de baterías, en la primera fase de su ofensiva eléctrica seguirá dependiendo de proveedores externos: sus socios SKI, LG Chem y CATL, así como la china Amperex Technology.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio