Publicidad

No, Macron no se lleva a Francia la producción de coches eléctricos del Grupo PSA y de Renault

No, Macron no se lleva a Francia la producción de coches eléctricos del Grupo PSA y de Renault
4 comentarios

Quizá hayas leído que el presidente Emmanuel Macron se lleva a Francia la producción de coches eléctricos del Grupo PSA y Renault. Y no es así. Si bien su discurso puede causar cierta inquietud en España, la realidad es que a pesar de las ayudas que dará el gobierno galo a su industria, los fabricantes no van a cambiar los planes ya en marcha. En principio, es solo un bonito discurso más de cara a la galería. Te explicamos por qué.

El mercado del automóvil europeo ha caído un 80 % debido al cierre casi total del continente por debido a la pandemia de coronavirus. En mayor o menor medida todos los países con marcas de coches y fábricas en sus territorios han puesto en marcha una plan de ayuda para este sector de la industria. Francia, con Renault y el grupo PSA, se ha propuesto reactivar el sector con una ayuda de 8.000 millones de euros.

Esa ayuda no estará destinada únicamente a Renault y al grupo PSA, sino que será para todos los fabricantes del sector en Francia, lo que incluye a la industria auxiliar, como Valeo. De hecho, fue en la fábrica que Valeo tiene en Etaples (cerca de Pas de Calais) que Emanuel Macron anunció esas ayudas.

La factoría de Valeo Engine Equipment es el mayor centro de producción de alternadores del mundo y exporta el 80 % de su producción. Fabrica también el motor eléctrico que equipa el nuevo Citroën Ami, por ejemplo.

Citorën Ami coche eléctrico

A cambio de las ayudas, tal y como lleva explicando el Ministro de Economía francés desde hace unos días en el caso de Renault, esas ayudas se harán a cambio de favorecer la producción de coches eléctricos en Francia.

“El estado proporcionará más de 8.000 millones de euros en ayudas al sector. A cambio, los fabricantes de automóviles se han comprometido a reubicar la producción de valor añadido en Francia y a consolidar y mantener toda la producción industrial en nuestros sitios”, escribió el presidente francés.

De cara a la opinión pública francesa, el tuit queda muy bien. Sin embargo, la realidad es que los fabricantes no van a repatriar la fabricación de ningún coche eléctrico a Francia. Si miramos el caso de Renault, su principal oferta de coche eléctrico, el Renault Zoe ya se fabrica en Francia. Además, ya tenía previsto desde hace tiempo fabricar dos nuevos coches eléctricos en la factoría de Douai.

renault zoe

Por eso los Renault Espace, Scénic y Talisman, actualmente fabricados en Douai, dejarán de fabricarse. Son coches poco rentables que llegan al final de su vida comercial y dejarán paso a modelos eléctricos, uno de ellos siendo un SUV. A estos dos nuevos coches, se podría unir en Douai el Renault Zoe, si finalmente se cierra la fábrica de Flins, de donde sale ahora el Zoe.

El Grupo PSA y sus coches eléctricos

DS 3 Crossback e-tense coche eléctrico

La situación del Grupo PSA puede causar cierta alarma en España. Y es comprensible, ya que tanto en la factoría de Vigo y Zaragoza, el grupo PSA sí fabrica coches eléctricos en España. En concreto, de la planta de Vigo sale la gama de vehículos comerciales ligeros eléctricos para las marcas Peugeot, Citroën, Opel y Toyota y además fabrica el nuevo Peugeot 2008, que cuenta con una versión eléctrica. En cuanto a la de Zaragoza, fabrica el Opel Corsa-e, versión eléctrica del eterno Opel Corsa.

opel corsa e

En referencia al tuit del presidente francés, el Grupo PSA emitió un comunicado recordando que contribuyó con más de 4.400 millones de euros en la balanza comercial francesa y, sobre todo, que ya fabrica en Francia numerosos componentes de sus coches eléctricos, como los inversores (en Valenciennes) o los motores (en Trémery), todos sus modelos híbridos enchufables y un coche eléctrico de elevado valor añadido, pues se trata del DS 3 Crossbeck E-Tense.

Además, ya tenía previsto fabricar el Peugeot 3008 100 % eléctrico (que llegará al mercado en 2023) en Francia, en su histórica fábrica de Sochaux, tal y como confirmó ayer la marca. A éste se le añadirá la fabricación del nuevo Opel Mokka y de su versión eléctrica. Este se fabricará en Poissy, junto con el DS 3 Crossback y el DS 3 Crossback E-Tense con el que comparte plataforma. Pero de nuevo, no tiene nada que ver con el anuncio de Emmanuel Macron, pues se sabe desde febrero de 2019.

Por último, en la factoría de Hordain, actualmente de la jointventure Sevelnord (propiedad de PSA y FCA) y que produce las furgonetas del grupo, como la Peugeot Traveller y Citroën Jumpy, así como la Toyota ProAce, se verá asignada un nuevo vehículo electrificado en 2021.

Lo que sí confirma PSA en su comunicado es que dejará de comprar a China varios componentes para los coches eléctricos, como los motores y las coches de cambio automáticas E-DCT, para empezar a fabricarlas en Francia a partir de 2022.

En Motorpasión | Probamos el DS 3 Crossback E-Tense: un coche eléctrico que destaca por ser suave, ágil, silencioso y por sus 320 km de autonomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios