Luz verde a la primera fábrica de baterías de Volkswagen en Europa, que promete abastecer a medio millón de coches eléctricos por año

Luz verde a la primera fábrica de baterías de Volkswagen en Europa, que promete abastecer a medio millón de coches eléctricos por año
4 comentarios

El Grupo Volkswagen acaba de poner la primera piedra de la que será su la pionera de seis gigafábricas de baterías en Europa, en la que fue una de sus plantas de motores de combustión, situada en la población alemana de Salzgitter (Baja Sajonia).

Se espera que la producción de baterías empiece en 2025, que dé empleo a unas 5.000 personas y que alcance una capacidad de producción anual de 40 GWh, suficiente para alrededor de medio millón de vehículos eléctricos por año.

Como el resto de factorías que planea el grupo a nivel global, esta planta estará gestionada por la filial PowerCo, que estima que ingresará unos 20.000 millones de euros al año. La siguiente factoría en ponerse en marcha será la de Sagunto, en Valencia.

Hasta seis gigafactorías gestionadas por PowerCo, de momento

Salzgitter 9

Con el inicio de la construcción de la factoría de baterías de Salzgitter, el grupo alemán da un nuevo paso para intentar destronar a Tesla en el mercado de coches eléctricos (si las marcas coreanas lo permiten). Además, marca todo un hito para la marca, pues el negocio de las celdas de baterías es una de las piedras angulares de su nueva estrategia.

Y es que la de Salzgitter es la primera de las seis gigafactorías de baterías que va a poner en marcha Volkswagen los próximos años en Europa para buscar el autoabastecimiento de estos componentes fundamentales para sus coches eléctricos, con la intención de reducir su coste de fabricación “hasta en un 50 %” (mismo objetivo que anunció Tesla con anterioridad).

Así lo aseguró un directivo de la marca, Thomas Schmall, en el evento “Power Day” que se llevó a cabo el pasado mes de marzo, en el que ya anunció también el desarrollo de nuevas baterías con lo que llaman “una nueva celda unificada”.

Salzgitter 13

El plan del consorcio alemán es llegar a los 100 euros por kWh, la barrera que persigue la industria desde hace tiempo. En comparación y para hacernos una idea del avance, en 2010 el precio del kWh era de 1.100 dólares.

Para llevar a cabo su plan, el Grupo está centralizando el área de negocio global de baterías en su filial europea PowerCo.

El fabricante ya ha anunciado que la empresa “empezará a gestionar desde Salzgitter, y con efecto inmediato, tanto las operaciones de las fábricas internacionales, como el desarrollo de la tecnología necesaria para sus celdas”, pasando por la integración vertical de la cadena de valor y el suministro de maquinaria y equipos a las fábricas.

Salzgitter 11

De cara al futuro, Volkswagen ha comunicado que “están previstos otros productos, como grandes sistemas de almacenamiento para la red energética”. Tras Salzgitter, la siguiente fábrica de baterías en ponerse en marcha será la de Sagunto, en Valencia. Además, ya se están buscando los emplazamientos de otras tres fábricas de células en Europa.

En total Volkswagen espera que sus plantas de baterías empleen hasta 20.000 personas en el Viejo Continente. Además, asegura que cada una de las plantas “producirá 40 GWh de baterías por año para un total de 240 GWh”. Fuera de Europa PowerCo también está explorando la posibilidad de otras gigafábricas de baterías, como por ejemplo en Norteamérica.

Salzgitter 10

Todas las plantas de baterías del consorcio “funcionarán con electricidad 100 % renovable”. Asimismo, cada planta se diseñará para tener futuros sistemas de reciclaje con los que se buscará poder recuperar materias primas como los metales del cátodo, electrolito y grafito, y los mantendrá en circuito cerrado “para demostrar que se pueden reutilizar varias veces sin perder sus propiedades”.

Esto, según el fabricante, permitirá “la captura de hasta el 90 % de las materias primas de los paquetes de baterías al final de su vida útil”. A pesar de las grandes inversiones del Grupo en sus propias celdas de cara a un futuro inmediato, la oferta sigue siendo limitada para sus coches eléctricos actuales.

Las fábricas de baterías tardarán algún tiempo en entrar en funcionamiento, por lo tanto, de momento es más que probable que los clientes que esperan sus coches eléctricos de la marca lo sigan haciendo y que no noten un alivio en los precios en los próximos meses. Habrá que ver si la estrategia funciona cuando las primeras baterías empiecen a salir de las factorías.

Temas
Inicio